Estilo de VidaHistorias

Coleccionar monedas, un pasatiempo con dividendos

La numismática es una afición que puede darte muy buenos dividendos, y como toda inversión, requiere de conocimiento, dedicación y cuidado.

31-01-2014, 7:54:11 AM
Coleccionar monedas, un pasatiempo con dividendos
Sergio Gil

¿Quién no ha visto esas caricaturas donde el tío McPato está nadando en una alberca de monedas y billetes? ¿A poco no se antoja poder hacer lo mismo? Independientemente de la cantidad, siempre es emocionante poseer y admirar una moneda o un billete de gran valor.

Los tiempos modernos nos brindan la ventaja de poder comprar y vender bienes y servicios sin tener que cargar con dinero en efectivo. Esto es muy bueno ya que minimiza riesgos de perderlo o de que sea robado. Sin embargo, el dinero físico sigue siendo muy atractivo para las personas.

Es muy frecuente que las personas guarden el “cambio” que les sobró en el día, colocándolo en un frasco o recipiente a manera de alcancía, y cuando éste se llena es colocado en un lugar tan seguro que se olvidan de él hasta varios años después.

Incluso se ha sabido de casos donde, tras el fallecimiento de personas mayores, entre sus pertenencias se encuentra un gran número de monedas que eran utilizadas hace varias décadas.

Más allá del ahorro

Pero más allá de un ahorro olvidado o la mera costumbre de guardar el “vuelto”, la afición por coleccionar monedas nace de la expectativa de que se obtendrá una ganancia en el mediano o largo plazo.

Esto debe quedar bien claro, ya que hay gente que cree que al adquirir una moneda duplicará o triplicará su valor en uno o dos años, y esto no es así.

Como toda inversión, la numismática, o coleccionismo de monedas, tiene su chiste y hay que saber cómo podemos sacarle el mejor provecho.

De acuerdo con Gustavo Adolfo del Castillo, vocero de la Casa de Moneda de México, “los metales finos suben de precio con el tiempo, aunque en ocasiones el momento en que se compra no es el mejor y hay que esperar muchos años para que se recuperen y no perder en la inversión. Generalmente se obtiene utilidad a largo plazo en la compra de monedas con contenidos de metal fino, ya sea oro, plata o platino”.

Si quieres iniciarte en el fino arte de la numismática, y al mismo tiempo obtener buenos dividendos, sigue estos pasos:

1. Revisa las monedas. Si son antiguas y están en buenas condiciones, es posible que puedan tener un valor mayor a su denominación. Las rarezas y las condiciones de la moneda son los factores primordiales que determinan su valor.

2. Conoce su valor. Averigua cuál puede ser su valor de mercado acudiendo con anticuarios y coleccionistas. Cada año se realizan diferentes eventos de numismática, tanto nacionales como internacionales, entre los más destacados son:

– Convención Internacional Numismática, que organiza la Sociedad Numismática de México dos veces al año en el Distrito Federal.

– World’s Fair of Money y National Money Show, organizados por la American Numismatic Association de Estados Unidos. Este año se llevaran a cabo en Chicago y Atlanta respectivamente.

– Eventos internacionales organizados en Suiza (Basilea, Berna y Zurich).

– Feria Mundial de Dinero en Berlín.

Si las piezas son de origen estadounidense, puedes consultar el portal del Professional Coin Grading Services y el The Official Red Book donde podrás ver cuál es su valor de mercado y compararlo.

3. Dale valor a tus piezas. Poco ayuda mantener las monedas guardadas esperando a que suba su valor. Asiste a ferias y convenciones y lleva tus piezas para ver cuánto están dispuestos a pagar otros coleccionistas por ellas, ya que el valor de mercado es distinto al valor tasado.

También puedes llevar tu colección completa con anticuarios especializados o a casas de subastas, ya que las colecciones pueden valer más que las piezas individuales. En días pasados, en Estados Unidos se subastaron dos piezas: un doblón de oro de 1787 y una moneda de cinco centavos de 1913, las cuales alcanzaron un precios de $4.58 millones de dólares y $3.29 millones de dólares, respectivamente.

Cuida tus piezas

Existen muchos aspectos que hay que cuidar en la adquisición de monedas antiguas. Hay que conocer sobre la emisión de las piezas apoyándote en libros y catálogos, su contenido de metal fino, las características especiales que tienen y la demanda que hay en el mercado de ellas, es decir, si se trata de monedas que buscan los coleccionistas.

Todos estos aspectos determinan el valor numismático.

“Para que las piezas se conserven más tiempo en buen estado hay que aislarlas de la intemperie el mayor tiempo posible, ya sea con capsulas o carteritas de plástico, o dentro de sobres de papel especiales para monedas.

También hay que procurar manejarlas siempre con guantes de algodón limpios, y en el caso de piezas expuestas, evitar que les dé la luz directa”, recomienda el funcionario de la Casa de Moneda de México.

La numismática es una afición que puede darte muy buenos dividendos, y como toda inversión, requiere de conocimiento, dedicación y cuidados. Así que no dejes de lado tu pasión por las monedas y mejor sácale el mayor provecho posible.

Relacionadas

Comentarios