HistoriasTecnología

Tu hijo compró apps que no autorizaste, ¿es reversible?

Centenares de padres en EU demandaron a Apple por no reembolsar un total de $32.5 mdd por aplicaciones que sus hijos compraron. ¿Qué pasa en México?

30-01-2014, 12:34:34 PM
Tu hijo compró apps que no autorizaste, ¿es reversible?
Julio Vélez

Una
vez más queda claro: los Estados Unidos es un país donde todo mundo puede demandar, prácticamente por cualquier razón. Y el
que el blanco haya sido una compañía tan prolífica como Apple hace que sea noticia de escala mundial. La United States Federal Trade Commission (FTC)
deliberó a favor de centenares de padres, quienes demandaron a Apple
por no reembolsar un total de $32.5 millones de dólares
de aplicaciones no
deseadas, por lo menos no por ellos, sino por sus pequeños.

El
que la FTC fallara a favor de los padres no es novedad, pues anteriormente se
habían presentado casos similares y
la determinación fue la misma, lo cual confirma a la compañía de la manzana mordida
que una tercera ocasión podría ponerlos en serios problemas legales: tienen que
resolver de fondo la situación y debe ser desde sus dispositivos y/o App Store.

Pero, ¿es justo el fallo?

Hay
que ser honestos: uno acepta una serie de situaciones y consignas cuando “lee”
el contrato de privacidad y acuerdo
de compra venta de Apple al suscribirse a sus tiendas digitales, y uno de las cláusulas indica que, si bien
existe un sistema de reclamo y solicitud de reembolso en casos extraordinarios,
son los usuarios del gadget y cuenta quienes se deben hacer responsables de las
transacciones bajo su nombre.

¿Hay
modo de demandar desde México? No. Y esto aplica tanto para iTunes y App Store como para Google Play, Windows Phone Store y cuanta tienda de programas y aplicaciones
queramos enlistar. La no tan exitosa policía
Cibernética
recién fundada en México solo aplica para la Ciudad de México y
área metropolitana, y aun así no define casos como éste. Misma situación con
PROFECO. Sencillamente no hay vías legales para refutar compras hechas por
niños, en el entendido de que uno se hizo responsable y fue el padre quien le
prestó el gadget a su pequeño.

¿Y qué hacer entonces?

Curiosamente,
la solución está en nuestro mismo iPhone
o iPad, y  sencillamente no hemos reparado en ella:
ingrese a las Restricciones Parentales dentro de las opciones generales de su
gadget y bloquee el acceso a App Store, iTunes y otras aplicaciones que no
considere adecuadas para su familia. Recuerde que el password de su Apple ID deja
de solicitarse
en la tienda tras 2 o 3 compras, por lo que no es
recomendable hacer movimientos antes de prestar
el aparato a sus hijos
.

No,
por ahora no hay forma de demandar en México y obtener los cientos de pesos que
simpáticamente gastaron nuestros hijos. Pero el precedente en EU sin duda hará
que Apple modifique esta situación a mediano plazo, y seguramente otros
sistemas seguirán su ejemplo de manera pronta.

¿Has tenido que pagar aplicaciones que tus hijos compraron sin autorización?

Relacionadas

Comentarios