'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Monedas de Latam bajan por anuncio de la Fed

La esperada decisión de la Fed de reducir sus compras de bonos opacó la alza en las tasas en Turquía y Sudáfrica.

29-01-2014, 3:33:43 PM
Monedas de Latam bajan por anuncio de la Fed
Reuters

Las monedas de los mercados
emergentes
cayeron con fuerza el miércoles luego de que la
Reserva Federal anunció un nuevo recorte a sus estímulos
monetarios, contrarrestando las agresivas alzas en las tasas de
interés en Turquía y Sudáfrica.


Los mercados bursátiles y de cambios desde Estambul a Sao
Paulo
seguían bajo mucha tensión, con un efímero repunte de la
lira turca
que perdió fuerza cuando los inversores se prepararon
para la esperada decisión de la Fed de reducir sus compras de
bonos en otros 10.000 millones de dólares.


Un ajuste monetario en Turquía mayor al esperado puso
presión sobre las economías emergentes más frágiles para que
siguieran los pasos del banco central turco, con la esperanza de
calmar a los inversores y evitar una salida de capitales.

Pero ni siquiera los mayores rendimientos fueron suficientes
para detener el éxodo cuando la Fed continúa drenando el dinero
barato que ha inundado a los mercados emergentes durante los
últimos años.

“Los mercados emergentes en general tendrán que ofrecer
costos financieros significativamente más altos para estabilizar
los cambios dramáticos que estamos viendo en los flujos de los
portafolios que invierten en esta clase de activos” dijo en un
reporte el estratega de Citi Ishitaa Sharma.

El rand sudafricano se hundió más de un 2 por ciento a 11,21
unidades por dólar, luego de que el banco central subió las
tasas de interés por primera vez en casi seis años, llevando el
tipo de referencia a un 5,5 por ciento desde un 5 por
ciento.

En Turquía, donde el banco central elevó sus tasas de
interés drásticamente, la lira se disparó inicialmente
más de un 3 por ciento pero eventualmente borró ese avance antes
de recuperarse ligeramente. En las últimas operaciones anotó un
alza del 0,45 por ciento, a 2,243 unidades por dólar.

“La medida sobre la tasa de interés turca fue más agresiva
de lo que mucha gente había esperado. Esa fue la buena parte de
la historia”, dijo Ulrich Leuchtmann, jefe de investigación
cambiaria con Commerzbank en Francfort.

“Pero el mercado tuvo que forzar esa decisión. Todavía hay
temores en el mercado de que el banco central no tenga
herramientas de reacción”, agregó.

Las decisiones de los bancos centrales de Turquía y
Sudáfrica se produjeron tras una masiva salida de las monedas
emergentes, causada por la perspectiva de una mayor reducción en
los estímulos monetarios de la Fed que aspiró los fondos que los
inversores tenían en las más vulnerables economías emergentes.

Los inversores consideran que la tasa de interés real en
esos mercados es demasiado baja para compensar los crecientes
riesgos económicos y políticos.

Con elecciones este año en Brasil, Turquía, Sudáfrica e
India, las autoridades monetarias probablemente sean muy cautas
a la hora de subir mucho las tasas para evitar dañar el
crecimiento económico.

El ministro de Finanzas de Turquía, Mehmet Simsek, se
refirió el miércoles a uno de esos temores, afirmando que el
crecimiento económico no será gravemente perjudicado por el alza
de tasas y que es muy pronto para reajustar la proyección del
Gobierno de un crecimiento del 4 por ciento este año.

El alza de las tasas de interés sigue a medidas similares
anunciadas en otros países en desarrollo. India subió las tasas
inesperadamente esta semana, mientras que Brasil e Indonesia ya
han endurecido sus políticas monetarias.

Los funcionarios brasileños han buscado diferenciar a Brasil
de otros mercados emergentes en los últimos días, reiterando el
compromiso del Gobierno con políticas fiscales y monetarias
sensatas.
 

El miércoles, un miembro del equipo económico de la
presidenta Dilma Rousseff subrayó que el ciclo de ajuste del
banco central local apunta a controlar la inflación, no la
volatilidad cambiaria.

Latinoamérica bajo presión

Las diferentes monedas de Latinoamérica reiniciaron una
extendida ola de ventas. El peso argentino retrocedió un
2,33 por ciento en el mercado negro, a 12,85 unidades por dólar,
y el peso mexicano perdió casi un 1 por ciento tras dos
jornadas consecutivas de ganancias.

El real cerró con una caída del 0,3 por ciento, a
2,4324 unidades por dólar, justo antes de conocerse la decisión
de la Fed, porque los inversores temen el impacto que las
recientes turbulencias en los mercados emergentes pueda tener
sobre las perspectivas económicas de Brasil.

Las pérdidas de la moneda brasileña fueron contenidas, sin
embargo, por expectativas de que el banco central podría
incrementar pronto sus intervenciones en el mercado cambiario a
medida que el real se acerca a mínimos de seis años.

En el plano bursátil, el principal índice de mercados
emergentes subía un 0,25 por ciento, alejándose de
mínimos en cuatro meses y medio, pero la porción latinoamericana
del índice retrocedía casi un 1 por ciento.



 

Relacionadas

Comentarios