HistoriasMicrositio

Este espacio es libre de chismes, favor de no provocar

¿Quieres eliminar comportamientos indeseables o inaceptables como los chismes y rumores? Sigue estos pasos y pon el ejemplo a quienes te rodean.

28-01-2014, 3:28:04 PM
Este espacio es libre de chismes, favor de no provocar
Eduardo Lan, Mesa Consultores

Dos de los comportamientos más comunes y más destructivos en las empresas son los chismes y los rumores. Los seres humanos estamos habituados a hablar mal de las cosas y las personas y nos encanta el drama; si no me crees simplemente piensa en la popularidad de las telenovelas, los periódicos, las noticias amarillistas y los tabloides.

De hecho, si te detienes a escuchar a las personas, ya sea en un entorno laboral o de cualquier otra índole, te darás cuenta que el tema de conversación de las personas es usualmente negativo.

Los seres humanos frecuentemente hablamos mal de la empresa, del jefe, del compañero de trabajo, de la familia y de nuestro país; nada ni nadie se escapa.

Este tipo de comportamientos es inmensamente destructivo, ya que no solo abarcan una gran cantidad de nuestro tiempo y energía, sino que destruyen la reputación de las personas y la imagen de nuestra empresa o país.

Es esencial cuidar nuestras palabras y las de los demás, de manera que lo que decimos en conversación construya y no destruya.

Con el tiempo, generan una cultura arraigada de victimismo y queja, la cual moldea nuestros pensamientos, conversaciones, acciones y resultados.

A  continuación te decimos cómo generar conversaciones constructivas y parar aquellas que destruyen:

1. Distingue la conversación

Distinguir el entorno conversacional actual te derá claridad. Lo primero que tienes que hacer es distinguir la situación actual, el status quo. ¿Cuál es la conversación actual acerca de la empresa, del jefe, de los líderes, de los clientes, del mercado, etcétera.?

Hacer esto te dará claridad acerca de dónde estás parado y la brecha que existe entre tu cultura actual y la cultura que quieres generar. Estar íntimamente relacionado con el entorno conversacional actual de tu empresa, sea cual sea, te dará un punto de inicio.

2. Enriquece el contexto

Crea un contexto enriquecedor para tu empresa, departamento o proyecto. Las conversaciones surgen de dos maneras, en automático o por diseño.

En automático los seres humanos estamos habituados a hablar mal de las cosas y generar suposiciones negativas; por diseño tenemos la posibilidad de generar realidades alternas, las cuales no necesariamente son fantasías color de rosa, sino interpretaciones más poderosas de la realidad que vivimos.

En esencia, crear un contexto enriquecedor es diseñar y comunicar una conversación acerca de quiénes somos y para qué existimos como grupo, equipo, departamento y empresa.

3. Supera los contratiempos

Genera interpretaciones empoderantes de los contratiempos que tengas en el camino. En la vida y en el trabajo existen cuestiones complejas y resultados insatisfactorios.

Existen dos maneras de interpretar estos eventos, como problemas molestos que no deberían de suceder o como contratiempos, situaciones naturales que manejadas correctamente son la oportunidad perfecta para resolver aquello que está entre nosotros y lo que queremos.

4.Predica con el ejemplo

Como jefe, todo mundo te voltea a ver para seguir tu ejemplo. Ya sea que lo quieras o no, con tus conversaciones, acciones y actitudes marcas el camino a seguir y defines lo que es deseable y aceptable en la empresa y lo que no.

5. Ponle un alto a la negatividad

Detén cualquier conversación negativa que escuches. Una manera muy poderosa e importante para generar un ambiente óptimo de convivencia y resultados es parar las conversaciones negativas y llamar a cuentas a las personas cuando las tienen.

Por último, recuerda lo siguiente: Si existe una cultura de victimismo y queja en tu empresa, muy probablemente es así porque de cierta manera lo permites. Existe una máxima en transformación organizacional que dice así: “obtienes lo que toleras”.

Es tan responsable la persona que tiene conversaciones negativas como quien las escucha y no hace o dice nada al respecto.

No toleres chismes y rumores en tu empresa y con el tiempo aquellos a tu alrededor captarán que esos comportamientos no son ni deseables ni aceptables.

El autor es asesor de Mesa Consultores, una firma especializada en
transformación organizacional, con más de 15 años de experiencia,
asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural. Puedes seguirlo en Twitter: @MesaConsultores

Relacionadas

Comentarios