ActualidadHistorias

Monedas latinas a la baja por política monetaria de Fed

Los inversores esperan que la Fed, durante su reunión del martes y miércoles, decida rebajar sus compras de activos mensuales.

27-01-2014, 9:15:15 AM
Monedas latinas a la baja por política monetaria de Fed
Reuters

Las monedas de América Latina operarían
ligeramente a la baja esta semana, a medida que los inversores
concentran la atención en el encuentro de política monetaria de la
Reserva Federal de Estados ante la posibilidad de un nuevo recorte a sus
estímulos económicos.

Los inversores esperan que durante su reunión del martes y
miércoles la Fed decida rebajar sus compras de activos mensuales a
65.000 millones de dólares, desde los 75.000 millones actuales, debido a
mayores indicios de una recuperación en la economía estadounidense.

La semana pasada se informó que las ventas de casas usadas en
Estados Unidos subieron en diciembre luego de tres meses consecutivos de
declive, resaltando la capacidad de recuperación del mercado
inmobiliario, mientras que el clave sector del empleo en la mayor
economía del mundo muestra signos de una gradual mejoría.

En ese contexto, la disminución de los estímulos monetarios de
la Fed es un evento que ya está incorporado en los mercados globales,
“pero si el recorte es mayor a 10.000 millones de dólares, ahí podría
haber una sobreacción en las monedas”, dijo Roberto Flores, gerente de
estrategia y estudios económicos de Intéligo SAB.

Otro factor que captará la atención de los inversores es el
desempeño de algunos mercados emergentes, que la semana pasada
estuvieron afectados por los temores de una desaceleración de la
economía china y la cautela que generó una flexibilización en el
estricto control de cambios en Argentina.


Los agentes proyectan que la moneda colombiana fluctuaría entre
1.980 y 2.040 unidades por dólar, tras haber acabado la semana anterior
con un leve alza de 0,20 por ciento a 1.994 unidades por dólar.


“El movimiento va a depender mucho de los fundamentales de la
economía estadounidense que se van a conocer antes del resultado de la
reunión de la Fed, pero se espera mucha cautela”, dijo Marisol Torres,
analista del Helm Bank, en Bogotá.


* En Argentina, el mercado cambiario mantendrá una operatoria
cauta tras anunciarse nuevas medidas para flexibilizar el control de
cambios, después de que el peso registrara la semana pasada su peor
caída en unos 12 años.

El peso en el renglón interbancario se mantendría en torno a
las 8 unidades por dólar, y en el mercado informal rondaría las 12
unidades, luego de marcar un valor piso histórico de 13,1 por dólar.

A continuación, algunas previsiones para las monedas de América Latina:

* En Brasil, el real mostraría una sesgo a la baja operando por
encima de las 2,40 unidades por dólar bajo la supervisión del Banco
Central, aunque existe la posibilidad de que rápidamente llegue a
superar las 2,45 unidades en un escenario de aversión global al riesgo,
explicó Pedro Tuesta economista de 4CAST.

El viernes, la moneda brasileña cerró en 2,3980 unidades, una
ligera alza respecto a la víspera, sorteando la fuerte aversión al
riesgo que se desató la semana pasada en los mercados financieros en
todo el mundo.


* El peso mexicano fluctuaría en un rango muy amplio de 13.20 a
13.60 unidades por dólar -con posibilidad de que el tipo de cambio
salte hasta los 13.75 unidades- con todas las miradas puestas en la
reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.


La moneda mexicana terminó el viernes con una caída del 0,41
por ciento, a 13.4565 por dólar, pero durante la sesión tocó las 13.605
unidades, un mínimo desde julio del 2012.


Operadores creen que ese desplome abre una oportunidad para
construir posiciones a su favor aunque de muy corto plazo, pues
persistirá el nerviosismo entre los inversionistas sobre el desempeño de
las economías emergentes.

* El peso chileno, que terminó la semana pasada con un
retroceso de 0,27 por ciento, a 550,50/550,80 unidades por dólar, podría
moverse en rangos estrechos entre las 545 y las 555 unidades por dólar.

“Si bien, debiésemos ver en algún momento una corrección
bajista en el tipo de cambio (o al menos un descanso en la actual
tendencia, pues el peso acumula una depreciación de 4,5 por ciento desde
el 13 de enero), hay mucho nerviosismo en los agentes, por lo que no se
puede descartar que alcance nuevos máximos”, dijo un operador.

* Al sol peruano también le esperan presiones a la baja que
deberían estar atenuadas por las intervenciones del Banco Central a
través de subastas de certificados y de ventas de divisas en el mercado
al contado.

La moneda peruana operaría entre las 2,82 unidades y las 2,825
unidades, una ligera variación frente a las 2,823 unidades del cierre
del viernes.

“Es probable que el Banco Central no permita que el tipo de cambio salte mucho”, dijo Flores de Intéligo SAB.

* El peso colombiano experimentaría jornadas volátiles y los
inversores se mantendrán atentos a los datos de la economía
estadounidense.
 

 

Relacionadas

Comentarios