'; Alto Nivel
HistoriasManagement

6 formas en las que un líder debe practicar la gratitud

Las metas parecen no tener fin, una vez alcanzadas hay más, pero… ¿le agradeciste a tu equipo? y lo que es más, ¿te mostraste a ti mismo un poco de gratitud?

27-01-2014, 6:43:40 AM
6 formas en las que un líder debe practicar la gratitud
Tatiana Gutiérrez

¿Cuántas veces agradeces a tu personal los objetivos alcanzados? La gratitud es uno de los componentes básicos de la felicidad empresarial, el único problema es que parece ser uno de los más complicados de lograr y las estadísticas lo comprueban.

De acuerdo con estudios internacionales sobre la gratitud –que recupera el portal iosoffices.com-, cuando los empleados se sienten más apreciados por sus jefes o aquellos a son valorados por sus jefes, aumentan su productividad en un 31%. Incluso, están dispuestos a trabajar más horas si se requiere. Tener a un empleado con alta satisfacción en su trabajo, lo convierte en un colaborador participativo, innovador y creativo

“La gratitud es una de las variables de la felicidad, ésta es una de las cualidades o fortalezas que la componen, pero no estamos acostumbrados a utilizarlos (…) los expertos aseguran que el cerebro está programado para tener velcro para lo malo y teflón para lo bueno, es por ello que en pocas ocasiones sabemos agradecer”, comenta Margarita Tarragona, directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad, de la Universidad TecMilenio. 

Sin embargo, una de las grandes interrogantes de los directivos es si la felicidad constituye un factor cuantificable dentro de las organizaciones. En una entrevista para elemprendedor.ec, Patricia Thompson, presidenta de Silver Lining y psicóloga corporativa, asegura que las emociones positivas y los actos de bondad aumentan la productividad, reflejándose en los números que arroja la empresa, periodo a periodo. ¿Cómo hacerlo con tu empresa? 

1. Comienza contigo mismo

La actitud se proyecta y como jefe o directivo debes empezar a generar la cultura del agradecimiento de manera personal. No se trata de dar las gracias para todo, se trata de valorar cada uno de los esfuerzos que tu personal realice, de esta forma, ellos sabrán que son valorados. De acuerdo con Víctor Suárez, coach de Humanos en Desarrollo,  ser agradecido desde el inicio de tu día puede ayudarte a recargarte de poder y mantendrás una actitud ganadora para la realización de tus actividades.

2. Da gracias de una manera consciente

No se trata de agradecer porque sí, se trata de ser conscientes del esfuerzo de cada persona. “Como directivos debemos institucionalizar una cultura objetiva del agradecimiento. No se trata de que lo hagamos todo el tiempo y sin razones precisas. Ser agradecido también involucra una responsabilidad para que tu personal te respete (…) agradece por las horas extra que tu equipo te brinda, por los trabajos que salieron en el momento y que se cumplieron, por los objetivos alcanzados y por la actitud positiva de cada uno de ellos; es un buen comienzo”, indica Tarragona. 

3. Cuando estás estresado

Según Eduardo Lan, socio-fundador de Mesa Consultores, uno de los pasos que cualquier directivo o colaborador debe seguir cuando está estresado es justamente agradecerte a ti mismo. Tómate cinco minutos de tranquilidad y agradece por una infinidad de factores, ya sea de manera espiritual u objetiva, existen gran cantidad de variables por los que puedes optar: por tu familia, por tu pareja, por tu trabajo, por estar vivo, por ser feliz, etc. 

4. Fomenta un buen ambiente laboral

Si quieres que tu personal sea agradecido, también deben existir factores que lo animen a serlo. Uno de los más importantes dentro de las organizaciones es el ambiente laboral. Los expertos recomiendan lo siguiente: 

Incentiva una comunicación asertiva con tus equipos. 

Realiza juntas periódicas para analizar progresos y despejar dudas. 

Reconoce a tu personal por sus esfuerzos. 

Realiza actividades grupales o de integración.

Maneja un buen sistema de beneficios y compensaciones

5. Realiza actividades empresariales

La directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad, de la Universidad TecMilenio, recomienda realizar actividades creativas para ser agradecido. Una de ellas podría ser la implementación de pizarrones por área. Estos se utilizarían para agradecer alguna acción que se haya cometido durante el día, por ejemplo: Estoy agradecido porque mejoraron las instalaciones de los comedores, estoy agradecido por el pastel de cumpleaños que me regalaron, estoy agradecido porque mi equipo logró sus objetivos trimestrales, entre otras cosas. 

6. Agradece de manera personal

Envía correos, cartas o presentes cuando la gente lo amerite. Esto ayuda a potenciar la lealtad a la empresa y ayuda a mantener la relación con tus empleados lejos de la oficina de trabajo. También es una gran idea para fomentar la amistad con tus equipos de trabajo y a valorar sus esfuerzos. Emplearlos en aniversarios, periodos trimestrales y fin de año, es una buena idea. 

Y tú, ¿cómo incentivas la cultura del agradecimiento en tu empresa? ¿tienes algunos consejos?

Relacionadas

Comentarios