'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Asesor, coach y promotor financiero, ¿cuál te conviene?

Si necesitas un consejo, asesoría o estrategia financiera lo mejor es conocer quién es quién en este sector. Elige al mejor intermediario para ti y tu dinero.

20-01-2014, 5:08:30 PM
Asesor, coach y promotor financiero, ¿cuál te conviene?
Alejandra Palomares Barrios

En el mundo financiero existen varias figuras que pueden
ayudarnos a tomar una decisión de inversión, pero no todas hacen lo mismo, ni
persiguen necesariamente el mismo fin. Por eso es importante no confundirlas y
entender cuál es el perfil de cada una.

Como ya lo hemos dicho en este espacio de finanzas
personales
,
no es necesario que seas un experto para poder invertir, pero si es
muy recomendable que tengas buen nivel de cultura financiera para poder
establecer una conversación con los que sí son especialistas y te pueden
orientar. Veamos.

Asesor financiero

Es una persona con amplia experiencia y conocimiento en los
mercados financieros. Para poder ejercer como tal debe estar certificado por
alguna instancia nacional, como la Asociación Mexicana de Intermediaros
Bursátiles
(AMIB), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro
(Consar), la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), la Comisión
Nacional Bancaria y de Valores
, o las instituciones internacionales como CFA Institute, entre otros.

Es decir, no cualquier persona puede ostentarse como asesor
certificado, pues requiere de una cédula o de un certificado que lo avale,
después de superar algunas pruebas de conocimiento y experiencia en el mercado
en el que quiere enfocarse.

Los asesores suelen dar servicios de forma independiente,
pero es verdad que a veces el costo de sus honorarios no son accesibles para cualquiera. Pero
también su conocimiento y asesoría son invaluables, sobre todo cuando se trata
de invertir grandes montos de dinero a un alto riesgo.

Ojo: cabe distinguir que los asesores financieros no son
analistas
; esto es, cada institución financiera suele contar con un área de
análisis en la que se estudian a fondo los instrumentos de inversión, dándoles
seguimiento por un periodo de tiempo determinado para evaluar su
comportamiento. Entonces, los analistas no suelen tener contacto con los
clientes finales del sistema financiero, sino que trabajan en el back office,
pero son los cerebros de muchas operaciones financieras. 

Coach financiero

Un coach es como un consejero que nos acompaña y nos ayuda a entender
los diferentes instrumentos de inversión

Me gusta definir a los coaches como los psicólogos del
dinero
, pues son personas con mucho conocimiento de finanzas, con experiencia
en uno o varios ramos, pero sobre todo con sensibilidad para entender nuestra
forma de actuar y de pensar.

Son un tipo de asesor, que no forzosamente está certificado,
pero nos ayuda a poner nuestros presupuestos en orden para cumplir nuestras
metas financieras. Se distinguen por saber escuchar, ser pacientes y utilizar
un lenguaje coloquial para hacer más amables los temas financieros. Comparten
sus experiencias de viva voz y ponen en práctica varias estrategias de ahorro e
inversión con sus clientes. Suelen ser conferencistas, también.

Al igual que los asesores, sus servicios tienen un costo
que, aunque puede resultar más accesible, es importante tomarlo en cuenta al
momento de decidir invertir junto a ellos. La ventaja es que suelen ser
independientes
; es decir, no trabajan para una institución financiera en
concreto sino para varias o para ninguna y solo se dedican a dar asesorías.

Promotores o vendedores

Estas figuras del sector financiero son claves porque son
con las que, por lo general, tendremos contacto cuando nos acercamos a un
banco, a una aseguradora, a una operadora o distribuidora de fondos de
inversión
, a una afore o a una casa de Bolsa.

Son agentes, ejecutivos de cuenta y demás títulos similares
dedicados a la atención al cliente. Lo ideal es que todos ellos estén bien
capacitados para poder explicar a detalle al menos los productos financieros
que ofrecen en la empresa para la que trabajan, pero debo admitir que en mi
experiencia no siempre he visto que sea así.

Uno de los problemas que existen en el sector es la falta de
capacitación
, porque a veces no basta con la que las propia instituciones
financieras brindan. Y no solo eso. Otro de los problemas a los que clientes y
promotores se enfrentan es al famoso conflicto de intereses, pues no siempre lo
que más le conviene a un cliente es lo que más comisión le deja al vendedor o
agente.

Es decir, muchos de ellos ganan por cantidad de clientes y
no por calidad. ¿Quién es el responsable de dicha situación? Todos. Las
autoridades están intentando regular el escenario para mejorar la balanza entre
los que venden y compran, pero también es obligación de nosotros como clientes
estar informados, y de los promotores actuar con suficiente ética para dejar
pasar a un posible candidato que sencillamente no tiene el perfil para invertir
en tal o cual producto.

Con una clara y transparente comunicación entre
promotores y clientes, es más fácil que ambos ganen.

¿Qué figura estás buscando?

Así que ahora ya sabes quién es quién en el mundo financiero
para que a la próxima  vez que busques ayudes sepas con quién y cuándo acudir.
Consulta los directorios que las instituciones mencionadas arriba tienen a su
disposición en su páginas de internet para ubicar al intermediario financiero
ideal para ti.

Relacionadas

Comentarios