'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Aprovecha el riesgo país para saber dónde invertir

Invertir fuera del mercado local puede resultar atractivo, ¿pero cómo saber hacia dónde girar la vista? El riesgo país te da una idea para colocar tu dinero.

20-01-2014, 4:52:55 PM
Aprovecha el riesgo país para saber dónde invertir
Alejandra Palomares Barrios

Si quieres transformarte en un inversionista global, seguramente una de las primeras preguntas que saltará a tu mente es: ¿en qué país invertir? Como sabemos un portafolio no solo se puede diversificar por empresas de distintos sectores o por tipos de instrumentos de inversión, sino también por mercados financieros y geográficos.

En este último parámetro es en el que nos vamos a concentrar en esta ocasión.

En el mundo financiero existen varios múltiplos o índices para poder medir distintas situaciones, empresas e instrumentos. El riesgo país es justamente ese múltiplo que se encarga de calificar a las naciones según qué tan riesgoso puede resultar colocar nuestro dinero en ellos.

“Una calificación es la expresión de una opinión acerca de la capacidad de un país de cumplir con sus obligaciones en un plazo acordado. Tal opinión se basa en el análisis consistente de elementos cuantitativos y cualitativos: razones y proyecciones financieras, el entorno económico del país, su posición competitiva, desarrollo de productos, administración y estrategias político económicas”, define Arturo Morales Castro, maestro en finanzas y autor del libro Economía y toma de decisiones financieras de inversión.

Independientemente de las polémicas que desata entre los políticos, es un índice que ha cobrado fuerza en los últimos años debido a que muchos inversionistas lo asumen como el termómetro de la crisis financiera en cada país.

¿Quién lo mide?

El riesgo país está determinado por los índices elaborados por las calificadoras con mayor reconocimiento internacional, como Euromoney, Institutional Investor, Standard & Poor’s, Fitch, Moody’s y JP Morgan Chase.

Esta última agencia, por ejemplo, posee uno de los índices más popular en la materia: el Emerging Markets Bond Index (EMBI), que da seguimiento diario a una canasta de instrumentos de deuda en dólares emitidos por distintas entidades (gobierno, bancos y empresas) en países emergentes.

Los parámetros que estas calificadoras toman en cuenta para calcular el riesgo país están clasificados de la siguiente manera:

1.    Factores económicos: demografía, estructura económica y perspectivas de crecimiento.
2.    Factores administrativos: estructura gubernamental, balance de ingreso y egresos, sistemas y políticas de administración, el desempeño presupuestario y tendencias del gasto
3.    Factores financieros: liquidez, endeudamiento, pasivos fuera del balance general

¿Cómo utilizarlo?

Una de las leyes básicas de las finanzas es que a mayor riesgo de incobrabilidad de un crédito, mayor debe ser la tasa de interés con el que se otorga.

“Esto es así porque la tasa de interés, además de ser la retribución por el uso del capital ajeno, incorpora una ‘prima de riesgo’ con la que se seduce a un acreedor para que conceda préstamos”, señala Morales Castro.

En este sentido, agrega, el riesgo país es un indicador que mide la sobretasa que debe pagar el Estado respecto del gobierno norteamericano. La utilización de Estados Unidos como patrón de medición no es casual, pues hasta 2008 se había considerado un deudor sin riesgo, y por lo tanto sin posibilidad de caer en default.

El riesgo país suele expresarse en puntos o porcentajes; esto es, si decimos que el riesgo país es de 239 puntos significa que ese Estado X paga 2.39% más para endeudarse que su par estadounidense. Así, mientras menor sea este indicador, se considera mejor.

Ahora bien, la medición no cambia si EU se endeuda, pues suponiendo que lo hiciera a una tasa de 4.5%, esto solo implicaría que el Estado X lo haría al 6.89 % (4.5 + 2.39). Lo que nos permite concluir que a mayor riesgo país, mayor tasa de interés, y viceversa.

En resumen

Entonces, cuando te intereses en invertir en el mercado internacional –ya sea a través de un ETF o bonos del tesoro nacional o cualquier otro instrumento financiero– es recomendable que al mismo tiempo mires el riesgo país que conlleva, pues esta calificación te dará una idea de qué esperar de tu inversión en el plazo que hayas determinado.

El riesgo país se revisa periódicamente, y cada que una calificadora realiza un cambio lo da a conocer a través de los medios de comunicación o los servicios de intermediación financiera, por lo que se debe estar atento a las noticias, como se haría con cualquier tipo de inversión.


¿En qué país invertir?

Por Alejandra Palomares Barrios

 

(((sumario)))

Invertir fuera de nuestro mercado local puede resultarnos atractivo,
pero ¿cómo saber adónde girar la vista? Este múltiplo nos da una idea.

 

(((texto)))

Si quieres transformarte en un inversionista global, seguramente
una de las primeras preguntas que saltará a tu mente es: ¿en qué país invertir?

Como sabemos un portafolio no solo se puede diversificar por
empresas de distintos sectores o por tipos de instrumentos de inversión, sino
también por mercados financieros y geográficos.

En este último parámetro es en el que nos vamos a concentrar
en esta ocasión.

En el mundo financiero existen varios múltiplos o índices
para poder medir distintas situaciones, empresas e instrumentos. El riesgo país
es justamente ese múltiplo que se encarga de calificar a las naciones según qué
tan riesgoso puede resultar colocar nuestro dinero en ellos.

“Una calificación es la expresión de una opinión acerca de
la capacidad de un país de cumplir con sus obligaciones en un plazo acordado.
Tal opinión se basa en el análisis consistente de elementos cuantitativos y
cualitativos: razones y proyecciones financieras, el entorno económico del
país, su posición competitiva, desarrollo de productos, administración y
estrategias político económicas”, define Arturo Morales Castro, maestro en
finanzas y autor del libro Economía y toma de decisiones financieras de
inversión
.

Independientemente de las polémicas que desata entre los
políticos, es un índice que ha cobrado fuerza en los últimos años debido a que
muchos inversionistas lo asumen como el termómetro de la crisis financiera en
cada país.

¿Quién lo mide?

El riesgo país está determinado por los índices elaborados
por las calificadoras con mayor reconocimiento internacional, como Euromoney,
Institutional Investor, Standard & Poor’s, Fitch, Moody’s y JP Morgan
Chase.

Esta última agencia, por ejemplo, posee uno de los índices
más popular en la materia: el Emerging Markets Bond Index (EMBI), que da
seguimiento diario a una canasta de instrumentos de deuda en dólares emitidos
por distintas entidades (gobierno, bancos y empresas) en países emergentes.

Los parámetros que estas calificadoras toman en cuenta para
calcular el riesgo país están clasificados de la siguiente manera:

1.       Factores económicos: demografía, estructura
económica y perspectivas de crecimiento.

2.       Factores administrativos: estructura gubernamental,
balance de ingreso y egresos, sistemas y políticas de administración, el
desempeño presupuestario y tendencias del gasto

3.       Factores financieros: liquidez, endeudamiento,
pasivos fuera del balance general

¿Cómo utilizarlo?

Una de las leyes básicas de las finanzas es que a mayor
riesgo de incobrabilidad de un crédito, mayor debe ser la tasa de interés con
el que se otorga.

“Esto es así porque la tasa de interés, además de ser la
retribución por el uso del capital ajeno, incorpora una ‘prima de riesgo’ con
la que se seduce a un acreedor para que conceda préstamos”, señala Morales
Castro.

En este sentido, agrega, el riesgo país es un indicador que
mide la sobretasa que debe pagar el Estado respecto del gobierno
norteamericano. La utilización de Estados Unidos como patrón de medición no es
casual, pues hasta 2008 se había considerado un deudor sin riesgo, y por lo
tanto sin posibilidad de caer en default.

El riesgo país suele expresarse en puntos o porcentajes;
esto es, si decimos que el riesgo país es de 239 puntos significa que ese
Estado X paga 2.39% más para endeudarse que su par estadounidense. Así, mientras
menor sea este indicador, se considera mejor.

Ahora bien, la medición no cambia si EU se endeuda, pues
suponiendo que lo hiciera a una tasa de 4.5%, esto solo implicaría que el Estado
X lo haría al 6.89 % (4.5 + 2.39). Lo que nos permite concluir que a mayor
riesgo país, mayor tasa de interés, y viceversa.

En resumen

Entonces, cuando te intereses en invertir en el mercado
internacional –ya sea a través de un ETF o bonos del tesoro nacional o
cualquier otro instrumento financiero– es recomendable que al mismo tiempo
mires el riesgo país que conlleva, pues esta calificación te dará una idea de
qué esperar de tu inversión en el plazo que hayas determinado.

El riesgo país se revisa periódicamente, y cada que una
calificadora realiza un cambio lo da a conocer a través de los medios de
comunicación o los servicios de intermediación financiera, por lo que se debe
estar atento a las noticias, como se haría con cualquier tipo de inversión.

Relacionadas

Comentarios