'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Controla tu adicción por las apps y cuida tu economía

Descargar aplicaciones es uno de esos gastos hormiga que lesionan tu presupuesto mensual. Sigue estas recomendaciones para consumir sin dañar tu bolsillo.

16-01-2014, 2:34:59 PM
Controla tu adicción por las apps y cuida tu economía
Alejandra Palomares Barrios

El comercio móvil nos encanta. Es fácil de acceder a él y las opciones son casi infinitas. Pero también tiene sus trampas y vicios, así que controla todo aquello que compras.

Es cierto: las aplicaciones móviles son una buena herramienta y han transformado la manera en la que nos conectamos y comunicamos. Muchos piensan que son el futuro del comercio electrónico y el marketing digital. Puede ser, eso ya lo iremos viendo.

Pero, ¿acaso eres de los que pasa horas mirando las appstores para al final darte cuenta que ya gastaste $300 o $500 pesos en ellas? ¿Y que me dices de la música, libros o películas en iTunes? Sí, ya sé, la tentación es grande y difícil de esquivar, más aún cuando bastan un par de clics para poseer eso que tanto te gusta.

Sin embargo, pensando en el ángulo de tus finanzas personales nos preocupamos por esos pequeños (o grandes) vicios, porque muchas veces son justamente los que merman tus ahorros sin darte cuenta hasta que sumas todo lo que has gastado: los famosos gastos hormiga.

Hagamos un trato

Pedirte que no consumas apps o productos digitales para que ahorres sería bastante ingenuo, e incluso indeseable, pues parte del dinero que ganamos es justo para darse algunos placeres, sino que caso tendría esforzarse tanto ocho horas a día.

Entonces, lo que queremos proponerte es que hagamos un trato: tracemos un plan y apégate al mismo, para que eso que gastas no dañe tus finanzas personales. Empecemos.

1. Establece un presupuesto. Sí, ya sé que los que estamos dedicamos a hablar de estos temas parecemos disco rayado, pues siempre empezamos igual. Sin embargo, llevar un presupuestos de cuánto ganamos y cuánto gastamos es imprescindible para poder tener una finanzas sanas.

2. Con tu presupuesto en mano, agrega un rubro que se llame consumo digital, o como te guste nombrar a ese conjunto de compras que haces en línea, y coloca un límite de lo que puedes gastar al mes en ese ámbito.

3. Quizá tengas que sacrificar otros gustos para no salirte de balance, pero tú decide qué deseas con más ganas y establece prioridades. No tienes que comprar todo al mismo tiempo, quizá un mes te compras una app y un disco, y la siguiente quincena prefieres un par de cafés en el Starbucks. Lo importante es que respetes tus propios límites de gasto y juegues con ellos.

Es así de sencillo, aunque sé que el verdadero reto será llevarlo a la práctica, pero si estás leyendo esta nota es porque algo de tus hábitos quieres mejorar, así que vale la pena intentarlo.

Algunos consejos para que tu adicción a las apps no merme tu economía

Cada plataforma de telefonía móvil –sea iOS, Android, Windows o Blackberry– tiene su tienda de aplicaciones. Asimismo, las tiendas de comercio electrónico en la red, como Amazon o Ebay, entre muchas más ofrecen productos digitales a precios bastante asequibles. Todas funcionan igual, en términos generales, por lo que los siguientes consejos aplican para cualquiera.

– Antes de conectarte, determina el tiempo que estarás dentro de la tienda en línea para que no termines comprando de más. Esto aplica cuando vas a cualquier centro comercial. Y si puedes llevar una lista escrita de tus deseos, aún mejor, pues así te atienes a la lista y nada más.

– Compara, siempre compara. Po ejemplo, si vas a descargar una aplicación para saber el clima, lee las reseñas, entiende bien sus características y mira las calificaciones y comentarios de otros usuarios.

– Es mejor probar antes de comprar. Si a aplicación que vas a adquirir tiene una versión “lite”, “free” o de prueba, descárgala y úsala primero antes de pagar por ella. Muchas veces las reseñas nos pueden hablar maravillas de la app y a la mera hora no nos resuelve lo que realmente nosotros estamos buscando. Por eso, es mejor comprar hasta que estamos seguros de que nos funciona.

– Estas apunto de dar clic. Detente y piensa, ¿realmente la vas a ocupar lo suficiente o es solo el capricho del momento? Si tu respuesta es la segunda, no te digo que no la compres, solo te digo que le des tiempo. Si mañana o pasado vuelves a tener el mismo impulso al menos estarás más tranquilo de que no fue un simple arranque.

–  Ok, ya la compraste, ahora úsala. Piensa que si ya hiciste una inversión (por muy pequeña o grande que haya sido) en una app o un disco, tenerlos almacenados no sirve de mucho. Procura descargarla en todos tus dispositivos, si consideras que lo amerita y ábrela. No olvides la compra que hiciste. Incluso, puedes valerte de alertas para recordar que tienes ahí una herramienta guardada sin usar.

– No sigas modas. Descarga las aplicaciones que realmente te vengan bien y te sirvan. No se trata de tenerlas todas solo por tenerlas.
Bien. Espero estos consejos te sirvan y que con ellos calmes un poco esa adicción. Recuerda que un pequeño esfuerzo en finanzas personales hoy, te puede traer grandes recompensas mañana.

¿Crees que estos consejos puedan ayudarte a controlar tu adicción a las apps y dejar de mermar tu economía?

Relacionadas

Comentarios