'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Smartphones: La revolución sin cables

Sofisticados aparatos con sistemas operativos cada vez más evolucionados reconfiguran el mercado de los smartphones y nuestro estilo de vida y de trabajo.

13-01-2014, 2:28:00 PM
Smartphones: La revolución sin cables
Angel Hernández M.

Los smartphones debutaron en el mercado en 1993. El primer modelo fue impuesto por IBM y pretendía añadir ‘mayor funcionalidad’ al ya existente teléfono celular, con equipos que además de facilitar la comunicación también contaban con calendario, despertador, reloj mundial y otro tipo de ‘pequeñas’ funciones.

Después le siguieron las Palm, que si bien no eran precisamente smartphones, sí contribuyeron a que estos se consolidaran. Ya en 1998 apareció Nokia con sus primeros teléfonos inteligentes, y luego (en 2002) BlackBerry se subió al ring.

Hoy, la contienda entre fabricantes, marcas y sistemas operativos no solo es bastante agresiva, sino que también hace difícil dimensionar el futuro de estos dispositivos. Sabemos que su impacto tendrá un papel fundamental en los próximos 10 o 15 años, pero ¿cómo está cambiando la forma de trabajar de empresas y personas? ¿En qué aspectos de la cotidianidad están influyendo? ¿Ya llegó la verdadera revolución de los smartphones?

¡Fuera miedos!

En un principio, solo los fanáticos utilizaban los smartphones, pero poco a poco, y con la introducción de novedosas aplicaciones, el perfil de los usuarios también se ha modificado. La combinación entre los nuevos usos y la tecnología ha ganado terreno dentro de las actividades de muchas personas. El gran avance de estos dispositivos se logró al conceptualizar la visión de all in one, es decir, un aparato con la capacidad para hacer todo en uno.

Así fue como el mercado le perdió el miedo a los smartphones. Desde estudiantes hasta amas de casa, universitarios, jóvenes ejecutivos y hombres de negocios de edad avanzada le han hallado el gusto al uso de un dispositivo mucho más pequeño que una computadora personal, con infinidad de funciones útiles que se ajustan a sus diferentes actividades y necesidades, y que tiene la capacidad de convertirse en una herramienta de entretenimiento portátil y tan sencilla de llevar, incluso en cualquier bolsillo.

Lo que hoy ha venido con la conexión de este tipo de terminales a internet ha sido otro de los detonadores importantes. Factor que, sin duda, ha convertido los smartphones en una herramienta fundamental de ICE (Information, Communication and Entertainment), que significa estar siempre entretenido, comunicado e informado.

Hoy, los celulares inteligentes (y otros dispositivos móviles, como las tablets) permiten al usuario conectarse con sus redes sociales, correo electrónico, aplicaciones, noticias e incluso pueden ser utilizados como interfaces para complejos sistemas.

¿Hay algún límite para la creación de futuras aplicaciones para estos aparatos? Solo la velocidad de la innovación humana. Si ya existen smartphones que te dicen cuánto caminas en un día o cuántas calorías quemas al hacer ejercicio, que guardan tu música e imágenes favoritas o que facilitan la consulta de tu saldo en tus cuentas bancarias, ¿qué más te gustaría que hagan o que te digan?

Manuel González, director de Comunicación Corporativa para Latinoamérica Norte de Nokia, dice convencido que “ya exploramos el terreno de la nanotecnología y hablamos incluso del desarrollo de teléfonos repelentes al polvo y con sistemas de audiograbación, en los que el celular solamente se enfoque en la voz humana y no en el ruido. Se trabaja mucho en displays y, si bien aún no se han incorporado, Nokia es una de las compañías pioneras en anunciar pantallas flexibles. En el corto plazo veremos baterías que se cargarán con el movimiento de la mano o solares. Nos aguardan mucha cosas”.

Su visión se empareja con la de Hugo Werner, director de Citrix México, empresa de computación dedicada a ofrecer servicios en la nube (para, por ejemplo, no tener toda la información en la memoria del celular) y posibilitar ‘estilos de trabajo móviles’. Él enfatiza que los smartphones ya son una herramienta insustituible para un sinfín de actividades.

“En México –agrega– hay aproximadamente 28 millones de smartphones, de los cuales la mitad son categoría prémium. Esto significa que hay personas que gastan más de 100 dólares al mes en la compra de un nuevo equipo o su renovación.”

En particular, la estrategia de Citrix ha sido dirigirse a las empresas y decirles que no hay por qué casarse con una tecnología, dado que sea cual sea la que utilicen sus colaboradores o que la empresa les facilite, se puede controlar con el fin de acelerar los procesos productivos de las organizaciones.

Werner prevé una convergencia entre las distintas plataformas de smartphones, tanto para el beneficio de los usuarios como de las empresas. Citrix, que entre sus 260,000 clientes en el mundo suma a Pemex, asegura tener ya una estrategia para manejar este ‘monstruo’ llamado movilidad.

De acuerdo con su enfoque, los smartphones han llegado para brindar mayores alternativas que una simple llamada. “Desarrolladores, operadores, fabricantes y administradores debemos diseñar estrategias y equipos basados en la experiencia del usuario, asegurarnos de que puedan convivir tanto con sus aplicaciones personales como con las de su trabajo”, dice el directivo de Citrix.

Por ejemplo, en 2010 la compañía presentó su producto ‘Citrix Receiver’ para la entrega de servicios virtuales TI. Este permite que los usuarios de tablets y smartphones puedan acceder (desde los mismos dispositivos y donde se encuentren) a su trabajo, además de que también pueden descargar aplicaciones sin estar presentes físicamente. Con esto, queda claro que los teléfonos inteligentes son más que un aparato de comunicación oral.

Así lo corrobora el estudio Marketing digital y redes sociales 2013, de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), el cual revela que hasta un 56% de un universo de 3,104 internautas mexicanos acceden a Facebook a través de su smartphone.

De igual modo, Our Mobile Planet 2012, investigación desarrollada por Ipsos MediaCT, encontró que un 72% de los usuarios de estos móviles no los apagan. La encuesta hecha a 1,000 personas de entre 18 y 64 años arrojó que, además, un 29% prefiere dejar de ver la televisión antes que abandonar la pantalla de su smartphone.

¿En dónde radica la inteligencia de un teléfono? ¿Hacia dónde va la batalla de sistemas operativos? ¿Desaparecerán los teléfonos convencionales?

Para encontrar las respuestas te recomendamos que leas el artículo completo en la revista impresa de Alto Nivel, en su edición de enero. Y te adelantamos, no desaparecerán los features phonespero… la evolución será contundente.

Relacionadas

Comentarios