HistoriasManagement

Cómo incentivar el éxito en los futuros empresarios

¿Cuáles han sido los regalos que a Steve Jobs o a Mark Zuckerberg, los llevaron a ser grandes hombres de negocios? La directora de BusinessKids te orienta.

13-01-2014, 8:00:30 AM
Cómo incentivar el éxito en los futuros empresarios
Tatiana Gutiérrez

Para cualquier directivo que es padre, regalar un muñeco de moda o un juego didáctico para agilizar la mente de sus hijos y despertar la creatividad, es un dilema. Pero, ¿cuáles son los regalos que pueden impulsar a los niños para ser, en un futuro, exitosos hombres de negocios?

Para los expertos, decidir entre estas dos opciones puede ser más sencillo de lo que parece. Para María del Carmen Cabrera, directora de BusinessKids, el factor que impulsa a los niños a ser personas independientes, emprendedores y exitosas, empieza con los padres.

“Muchas veces pensamos que el éxito del niño depende, directamente, de sus capacidades y habilidades, sin embargo, nunca nos ponemos a pensar que como padres tenemos la responsabilidad de orientar estos factores”, comenta la experta. 

Un caso para ejemplificarlo sería el del creador de la red social más famosa y exitosa de todos los tiempos, Mark Zuckerberg,
este joven multimillonario ha sido reconocido por sus grandes
capacidades informáticas y su gran capacidad para hacer negocios. Sin
embargo, ¿qué pudieron hacer sus padres para incentivar estas
capacidades? A los diez años, “Zuck” –como su familia y amigos lo llaman– recibió el regalo que cambiaría por completo su vida: su primer ordenador. Un Quantex 486DX, el cual le ayudó a desarrollar un software que le permitía conectar los equipos de la oficina de su padre y los equipos de su familia, a los diez años Mark había creado “zucknet”

Otro caso es el del famoso creador del iPhone, Steve Jobs. Desde pequeño, su afición por la electrónica fue una de sus características, si no fuera por el apoyo de sus padres adoptivos –Clara y Paul Jobs–, probablemente nunca hubiera sido el genio de Apple. De regalo, sus padres compraban herramienta y material que pudiera ayudarle con cada una de sus ocurrencias, si bien los historiadores aseguran que utilizaba y desarmaba los aparatos de casa, también sus padres contribuían en ello. Los resultados nos quedan claros, ¿cierto?

Un caso más reciente es el de Maddie Bradshaw, una niña de Dallas, Texas. Maddie comenzó su travesía al ver lo aburrido que era su casillero escolar, decidió volar su imaginación y comenzó a diseñar imanes hechos con tapas de refresco y sus propios diseños. Pronto la gran idea comenzó a generar furor entre sus más allegadas amigas. Sin embargo, su madre y su hermana decidieron regalarle corcholatas e invertir en su ingenio. Hoy, Maddie Bradshaw es conocida por ser la creadora de Snap Caps, un negocio de collares, pulseras y adornos con corcholatas intercambiables que se venden alrededor del mundo.

Otro genio de las computadoras, Bill Gates, tuvo más suerte. Proveniente de una familia adinerada de Seattle, Gates obtuvo el regalo que cambiaría su vida. Con tan sólo 13 años de edad y su estancia en Lakeside School, la escuela más prestigiosa y cara del estado; el Club de Madres, asociación en la que estaba su madre, decidió comprar un ordenador para el colegio, “nos lanzamos sobre de ella –Gates y su amigo Paul Allen– para echar un vistazo y ver quién había ganado en programar juegos”, indica Gates en su autobiografía. Hoy, la humanidad le agradece ese regalo.

Entonces, ¿cuál es el mejor regalo que le podemos dar a nuestros hijos?

Autoeducarnos, el mejor regalo que puede llevar a nuestros hijos al éxito

La directora de BusinessKids asegura que el mejor regalo que podemos darles a nuestros hijos es nuestra educación como padres. “Hay que comenzar con nosotros mismos, muchas veces no sabemos lo que puede o no ser mejor para nuestros hijos, el mejor regalo que le podemos dar es autoeducarnos, esto nos ayudará a comprender más fácilmente lo que ellos necesitan”. 

Los expertos no sólo recomiendan tomar cursos que nos enseñen a ser padres – cursos de liderazgo o coaching para padres-, sino también acudir a talleres de orientación que nos enseñen a interactuar con nuestros hijos y  a saber entender sus necesidades antes que las nuestras. 

Nunca reflejarnos en ellos

El peor error que los padres pueden cometer con sus hijos es reflejar sus metas inconclusas en ellos: hacer que ellos practiquen algún deporte que sea de su gusto, pero no del niño; imponerles actividades que a ellos les hubieran gustado hacer, obligarlos a estudiar la carrera que a ellos les hubiera encantado ejercer u otro tipo de imposiciones. 

Este tipo de acciones no sólo perjudica las capacidades y habilidades individuales del niño, sino que puede llegar a perjudicar su personalidad y credibilidad en sí mismos, cuando son obligados a hacer cosa que no son de su gusto o que les implican un esfuerzo mayor. 

Como recomendación, la experta asegura que es importante saber cuáles son las capacidades que nuestros hijos tienen y que desarrollan desde muy temprana edad, esto podrá ayudarnos a orientarlas con actividades, cursos y juegos que les permitan desarrollarlas. Otra recomendación es evitar imponerles actividades para los que no son buenos, esto podría perjudicarles en su autoestima, pero ¡Ojo!, no quiere decir que no les enseñemos a esforzarse y a buscar el éxito. 

Los juguetes, la base para su educación

En el caso de Zuckerberg, sus padres no sólo sabían para qué era hábil su hijo, también se encargaron de brindarles los instrumentos necesarios para que él pudiera desarrollar sus capacidades. Cuando hablamos de qué regalo hacer a nuestros hijos, la experta recomienda ser mediática entre los regalos de moda y aquellos didácticos que le ayudarán a agilizar su mente. 

Una vez que sepas, intuyas y reafirmes los gustos de tu pequeño, es importante que le regales juegos didácticos que le permitan desarrollar estas habilidades, así como juguetes que le permitan tener una integración social y estatus. 

Acepta sus gustos y preferencias

En muchas ocasiones los padres llegan a creer que los hijos no tienen la capacidad de tomar decisiones, pues para eso sirven ellos. Sin embargo, esta idea está muy equivocada. La experta de BusinessKids asegura que una de las formas para despertar el instinto de independencia y explotar sus capacidades, es dejarlos tomar sus propias decisiones. Por ejemplo: 

• Deja que decida qué ponerse. La vestimenta es una de las formas en que los niños pueden expresarse, escoger su ropa los ayuda a sentir que tienen opinión y control de su persona. La experta recomienda que después de los 4 años los padres realicen estos ejercicios. 

• Cuando vas a un restaurante. Otra de las formas en que puedes respetar la iniciativa de tus peques es al momento de escoger la comida. No se trata de que pidan hamburguesas todo el tiempo, sino de que escojan con orientación. “Aquí es importante enseñarles qué pueden o no escoger y explicarles el porqué una alimentación sana les ayudará a tener una vida mejor. Ellos deben escoger con sabiduría”. 

• Orientación financiera. Una enseñanza importante para el niño es saber el papel que el dinero juega en la vida cotidiana. Para ello es importante que sepan la importancia del ahorro y que así, puedan manejar su dinero a conveniencia. 

Finalmente, darles la oportunidad de viajar desde muy temprana edad, integrarlos en campamentos y enseñarlos a estudiar idiomas, ayudará en su desarrollo personal y profesional. 

Si te interesa más información sobre cursos, talleres y otras actividades para ti y tus peques, da click aquí

Para ti, ¿cuál es el mejor regalo que puedes brindarle a tus hijos? ¿Qué recomendarías? 

Relacionadas

Comentarios