HistoriasNegocios

Remesas a tu celular, cada vez más cerca

El manejo de dinero móvil es un proceso natural que en México apenas está dando pasos para fincar la infraestructura necesaria para hacerlo realidad.

10-01-2014, 4:38:14 PM
Remesas a tu celular, cada vez más cerca
Sergio Gil Franco

Por lo regular, en cada cierre de año hay un ligero incremento en el envío de remesas a nuestro país. Sin embargo, se prevé que este año apenas se reciban $22 mil millones de dólares, continuando así el descenso que se ha venido registrando desde hace cinco años en el ingreso de divisas enviadas por los connacionales radicados en Estados Unidos. Esta disminución ya no se puede atribuir a la situación económica del vecino del norte, ya que la mayoría de los países latinoamericanos han recuperado su nivel de entrada de remesas previo a la crisis, mientras que México está muy lejos de su máximo histórico de $26 mil millones de dólares alcanzado en 2007.

Luis Felipe Rodríguez, vicepresidente y director general de Western Union en México, señala que esto se debe a dos causas fundamentales: “Por una parte, está el ajuste al marco regulatorio en el que las autoridades estadounidenses están más al pendiente de las instituciones financieras y de los transmisores de dinero; esto provocó que algunos bancos disminuyeran sus límites para las transferencias internacionales a cuentas en bancos extranjeros. La otra explicación tiene que ver con el aspecto demográfico, ya que los migrantes mexicanos están en su tercera generación en EU, y por lo tanto muchos ya no envían dinero con la misma frecuencia que antes”.

A pesar de esto, el directivo afirma que el número de transacciones se ha incrementado, lo que significa que los montos por operación cada vez son menores.

Métodos de envío de remesas

Entre los métodos tradicionales de entradas de remesas está el efectivo, en el cual un familiar o conocido trae consigo el dinero para entregarlo a los destinatarios. Evidentemente, el riesgo de perderlo es muy elevado.

Otro esquema muy socorrido es el uso de transmisores de dinero, en el cual un agente en el país de origen recolecta el efectivo del remitente, y lo envía a un agente en el país de destino, quien le paga al beneficiario. Western Union reporta que el 80% de sus ingresos provienen de este tipo de operación. En realidad se trata de una transferencia electrónica, solo que tanto el remitente como el destinatario realizan esta operación fuera del sistema financiero, pero con la intermediación de una institución legalmente establecida.

De EU a tu móvil

Existen otros mecanismos para el envío de remesas, como las transferencias por internet y el depósito a cuentas bancarias, entre otros. Pero el depósito a teléfono móvil podría significar una solución para que las personas puedan recibir dinero sin tener que ir a un banco.

Actualmente se pueden cobrar los envíos que se hacen desde Estados Unidos acudiendo a los corresponsales financieros (que son las tiendas de conveniencia, como Oxxo y Extra, y algunas tiendas de autoservicio y departamentales). Pero al hacer envíos al celular, se tiene la ventaja de que el dinero queda depositado en una cuenta vinculada con la línea móvil. De esta forma, ya no es necesario sacar todo el dinero recibido, sino que el dispositivo funcionaría como un monedero electrónico.

El problema es que actualmente hay muy poca infraestructura para que los smartphones funcionen como medio de pago. Entonces, quienes reciben el dinero no pueden ir a las tiendas de conveniencia o viajar en transporte público y pagar ahí con el celular. Los esfuerzos realizados a través de programas como Niper y Transfer no han cobrado suficiente fuerza para que los pagos móviles permeen en la sociedad. De ahí que la esperanza se centra ahora en la tecnología NFC (Near Field Communications), que consiste en acercar el teléfono a un lector, el cual registrará los datos bancarios necesarios para la operación y el usuario solo confirmará la operación.

Luis Felipe Rodríguez comenta que para que las remesas al móvil sean posibles, hay que trabajar en dos sentidos:

1. Que haya suficiente infraestructura para brindar la conveniencia y los servicios al destinatario, de tal forma que pueda utilizar el dinero de manera directa para satisfacer sus necesidades de alimentación, transporte, educación y vivienda, que son los principales rubros en los que se ocupan las remesas.

2. Difundir la cultura de los pagos móviles para que la gente se sienta cómoda recibiendo el dinero en su celular y pagando con él. Si bien los usuarios de smartphones ya están acostumbrados a recibir saldos y hacer transferencias entre sus cuentas a través de su equipo, el manejo de dinero móvil es un paso natural que en México todavía no se da.

Banxico lanza disposiciones para transferencias móviles

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Banco de México iniciaron una regulación que permite a los usuarios abrir cuentas móviles para recibir dinero, sin siquiera tener que ir a una institución bancaria.

En México aún no operan las transferencias móviles, pero de manera general se podrá realizar el siguiente procedimiento:

1. El remitente podrá hacer el envío de dinero entrando a la aplicación móvil del agente transmisor, o acudiendo directamente a una sucursal o institución bancaria, y solicitar que se envíe el monto a un número celular radicado en una ciudad especificada.

2. El destinatario recibirá un mensaje escrito en donde se señala la cantidad recibida. Aquí hay dos opciones para captar los fondos, dependiendo la implementación:

  • Mediante una aplicación vinculada a una cuenta bancaria, el destinatario valida la transferencia a través de un código.
  • El dinero se deposita en automático en una cuenta móvil.

Aunque el modelo de transferencias al celular ya lo manejan algunas empresas para remesas domésticas, se estima que los envíos internacionales tardarán todavía uno o dos años. 

Nueva regulación

Para fomentar y facilitar las transferencias a través de dispositivos móviles, el Banco de México emitió nuevas disposiciones:

I. Facilidades

  • Los cuentahabientes podrán solicitar que sus cuentas de depósito a la vista se asocien a la línea telefónica de su dispositivo móvil para recibir transferencias, quedando los bancos obligados a realizar tal asociación.
  • Los bancos deberán tramitar transferencias requiriendo únicamente el número de línea de teléfono móvil del beneficiario (últimos diez dígitos), el monto a transferir y el banco donde radica la cuenta del beneficiario.

II. Horarios y rapidez de las operaciones

1. Los bancos participantes en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) deberán ampliar el horario para el envío de transferencias a través de dispositivos móviles conforme a lo siguiente:

a) A partir del 26 de septiembre del 2014, todos los días del año, en un horario al menos de 6:00 a 17:30 horas.

b) A partir del 14 de noviembre de 2014, todos los días del año, en un horario al menos de 5:00 a 01:00 horas del día siguiente

  • Los bancos deberán agilizar los tiempos de procesamiento de las transferencias a través de dispositivos móviles que se realicen por SPEI para que se ejecuten en menos de 15 segundos, a partir del 20 de febrero de 2015.
  • El Banco de México redujo a 10 centavos el cobro a las instituciones por el procesamiento de transferencias a través de dispositivos móviles que envíen mediante el SPEI.

Las comisiones que cobren los bancos a sus clientes por instruir transferencias a través de dispositivos móviles se limitarán al monto que resulte menor de:

a) Un porcentaje respecto del importe de la transferencia, y

b)  El monto que la institución de crédito determine y registre en el Banco de México.

El Banco de México vigilará que las comisiones por realizar transferencias a través de dispositivos móviles permanezcan bajas para los usuarios.

IV. Cámaras de compensación

  • El Banco de México establece los requisitos para otorgar autorizaciones a las sociedades que soliciten organizarse y operar como cámaras de compensación de transferencias a través de dispositivos móviles.
  • Las entidades financieras podrán prestar el servicio de transferencia a través de dispositivos móviles mediante cámaras de compensación, las cuales estarán obligadas a participar en el SPEI para asegurar que los usuarios puedan enviar dichas transferencias, desde y a cualquier cuenta, sin importar el banco o entidad financiera que las lleve.

Cuánto cuesta

La Procuraduría Fedral del Consumidor (Profeco) realizó un estudio donde se puede comparar el costo del envío de dinero ($300 dólares) y el tipo de cambio, además del tiempo de envío y accesibilidad para cobrar el dinero, desde distintas ciudades de EU, a través de distintas empresas, aquí algunos ejemplos:

Chicago, Illinois

Dallas, Texas

Houston, Texas

Indianapolis, Indiana

Los Ángeles, California

Miami, Florida

Nueva York, NY

Sacramento, California

San José, California

Relacionadas

Comentarios