HistoriasMicrositio

Homologación del IVA fronterizo, ¿tiene sentido?

Mantener un IVA más bajo era inequitativo con el resto del país y una oportunidad para la evasión y la elusión fiscal, según el gobierno. La realidad es otra.

10-01-2014, 4:13:13 PM
Homologación del IVA fronterizo, ¿tiene sentido?
Jesús Franco

Por: Jesús Franco

México se ha convertido en un país “reformista” y 2013 puede ser considerado como el más “activo” para los diputados y senadores mexicanos. Trabajaron como nunca y modificaron la Constitución en diversos sentidos.

La reforma hacendaria y la energética son parte de este nuevo paquete de modificaciones que busca, en su argumentación, llevar a México a territorios más competitivos. 

Uno de los puntos más álgidos de la hacendaria se dio cuando el Congreso de la Unión aprobó la homologación del IVA en la zona fronteriza. De 11% pasó al 16% (como en el resto del país). Se trata de una decisión totalmente carente de fundamentos.

Los argumentos para esta alza es que este tratamiento diferencial es inequitativo con el resto del país, y además, dificulta la administración del control del impuesto, lo que representaba una oportunidad para evasión y elusión fiscal. La realidad es otra. 

Escenarios… ¿prometedores?

Todos los días, los mexicanos que viven en esa zona tienen dos escenarios: si tienes visa, cruzas la frontera para buscar mejores precios y hacer tus compras; los que no, tienen que conformarse con la oferta del mercado mexicano.

Con un nuevo escenario que tiene como actor principal al IVA de 16%, los que pueden transitar legalmente al país vecino tratarán de maximizar sus ingresos y hacer que este aumento no repercuta en sus carteras. Sin embargo, los que carecen de una visa, deberán adaptar sus ingresos ante una inminente alza en los precios.

La razón jurisprudencial por la que ambas fronteras gozaban de este beneficio es que el consumo no se representa en idénticas condiciones en la región fronteriza con el resto del país. En la parte norte, la cercanía con Estados Unidos y al sur con Belice (zona libre de impuestos), alteran los patrones de consumo, provocando una fuga de capital de consumo.

Recordemos que la razón primaria para mantener un IVA más bajo, respecto al resto del país, era sostener una competencia frontal con el mercado estadounidense.

Pero esto ha quedado en el pasado, ya que con la homologación del IVA en frontera, el aumento exponencial del ISR, el IVA a maquiladoras y el impuesto a b, se ha afectado el principio de competitividad que fue consagrado recientemente como parte de nuestra Constitución.

Sin embargo, según el estudio realizados por el Centro Científico de Excelencia (Colef), “Impactos en la Homologación del IVA en Baja California”, dice que la incidencia del cambio impositivo hacia el consumidor generará una fuga de los mismos, porque casi el 90% de la población en Baja California vive en la franja fronteriza (Mexicali, Tijuana y Tecate) y en esta región existe una mayor sensibilidad de la demanda para bienes comerciables debido a la proximidad del mercado externo.

Los más afectados

Sin duda, los que más resentirán el impacto de este incremento serán los consumidores, ya que en el supuesto más simple nos dice que en las franjas fronterizas los precios se elevarán en la misma proporción que el incremento en la tasa general del IVA.

Aunque aún no es posible precisar (en números) el impacto de esta subida, sí podemos decir que dependiendo de la magnitud de la caída de las ventas, se podrían generar contracciones de la producción y, por ende, el agotamiento de las fuentes de empleo. Si sucediera esto, los comerciantes minoristas y mayoristas resultarían severamente afectados, ya que su competitividad, prácticamente, depende del precio.

Con la entrada en vigor el 1º de enero de esta alza, los especialistas coinciden en una cosa: el mercado del sur de EU tendrá más movilidad, mientras que el mexicano verá como desciende su productividad, al mismo tiempo que se pierden empleos.    

Este beneficio era exclusivo de los estados de Baja California, Baja California Sur (por decreto presidencial es considerado parte de la zona fronteriza) y Quintana Roo. También de los municipios de Caborca, Cananea, una parte de Sonora y la franja 20 kilómetros que corre en la frontera norte y una proporción igual al sur.

El escenario para México es sombrío: la recaudación fronteriza caerá, ya que obligará a muchos comerciantes a moverse al mercado informal, se reducirá la capacidad de compra de los ciudadanos y el PIB no será un indicador de estancamiento y retroceso económico.

El número

Según un estudio realizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de esta frontera, el aumento del IVA generará una baja en el PIB de un 3.38%, lo cual se estima en una pérdida de más de 2,157 millones de pesos.

El autor es editor de la revista Inversionista.Puedes seguir a esta publicación en Twitter en @InversionistaMX.

Relacionadas

Comentarios