HistoriasNegocios

¿Por qué está de moda el crédito comercial?

¿Cuál prefieres: crédito comercial o crédito bancario? Los mexicanos solicitan más el primero. Descubre cómo funciona y cuáles son sus ventajas y desventajas.

08-01-2014, 4:38:04 PM
¿Por qué está de moda el crédito comercial?
Alejandra Palomares Barrios

Una
de las primeras cosas que debemos entender es que un crédito es un crédito aquí
y en China. La idea de endeudarse no es mala siempre y cuando se tenga control
de las finanzas personales
. Por el contrario, los créditos nos pueden ayudar a
crecer nuestro patrimonio, ya que hacen más accesible la compra de bienes y
servicios, pero no por ello significan más dinero que nunca vayamos a pagar.

Hace
unas semanas se dio a conocer la última Encuesta
Nacional de Inclusión Financiera
, realizada por el INEGI y la Comisión
Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en la que se revela que del total de
personas que cuentan con un crédito al consumo, 72% lo tiene a través de una
tarjeta de crédito comercial
y 13% por medio de una tarjeta bancaria. Es decir,
que existen en circulación más tarjetas emitidas por instituciones no bancarias
–como Liverpool, Palacio de Hierro, Sears, Elektra, Sam’s, Costco, Best Buy,
Comercial Mexicana, Soriana, entre otras– que tarjetas de crédito respaldadas
por bancos.

Lo anterior no es ni bueno ni malo, pero vale la pena echarle un ojo a las
características de este tipo de plásticos para tratar de entender porque los
mexicanos las prefieren, y, en nuestro caso particular, saber si tenemos la tarjeta correcta o deberíamos cambiar de crédito.

¿Cómo funcionan?

En
términos generales las tarjetas de crédito comerciales (o no bancarias) operan
de la misma manera que cualquiera emitida por un banco: permiten adquirir
bienes y pagarlos después con una tasa de interés de por medio. Lo que las
diferencia es quién las emite y dónde se pueden utilizar, ya que las tarjetas
de crédito no bancarias suelen aceptarse solo en las sucursales o en el grupo
de empresas del emisor; es decir, no son universales como sucede con las bancarias
y, por lo tanto, su uso es limitado.

Otra
de las diferencias entre las tarjetas de crédito comerciales y bancarias es la
autoridad que las regula y el rigor con el que se hace. Mientras los plásticos
de los bancos son vigilados por la CNBV, los que son comerciales se encuentran
bajo el resguardo de la Profeco, por lo que suelen ser un tanto menos
transparentes
.

Por
otro lado, para poder evaluar su conveniencia es importante comparar, entre
otros aspectos como el servicio y sus promociones, el Costo Anual Total (el
famoso CAT) de las tarjetas. De acuerdo con la Asociación de Bancos de México,
el CAT promedio de los plásticos bancarios ronda 40%; en cambio, la Condusef
indica que el CAT promedio de los plásticos comerciales está cercano al 100%.

Estos
datos saltan a la vista de inmediato porque nos indican en términos generales
cuánto más nos cuestan nuestras compras hechas con una o otra tarjeta, y es
evidente que las emitidas por los comercios varios son por mucho más caras.

Entonces, ¿porqué los mexicanos
las prefieren?

Una
de las primeras razones que argumentan los expertos es que las tarjetas
comerciales en apariencia suelen ser más fáciles de tramitar, pero de acuerdo
con la “Brújula de Compra” de la
Profeco, esa idea es un tanto falsa y para demostrarlo observa el cuadro con
los requisitos que las distintas empresas manejan. En ese entonces, solo Coppel
era absolutamente flexible.

¿Cómo usar el credito comercial?

Como
lo dijimos en un principio, las tarjetas de crédito comerciales no son malas,
pero su uso debe ser tan racional como el de cualquier tarjeta de crédito. Es
decir, no porque nos la ofrezca una promotora o promotor muy amable y simpático
a la entrada del establecimiento es suficiente para contratarla. Es importante
leer las condiciones del contrato
, los plazos de corte y pago, la tasa de
interés
que se nos cobrará, así como las comisiones que implica por apertura o
manejo de cuenta.

Además,
si vamos a fidelizarnos con una tarjeta de crédito de algún comercio, tratemos
de aprovechar sus descuentos y promociones exclusivas, si no ¿qué diferencia
haría pagar con un plástico bancario? Piénsalo y evalúa si de verdad te
conviene.

Te recomendamos leer: Mexicanos piden crédito y dejan de pagar

Los beneficios

De
acuerdo con la Profeco, algunos de los beneficios adicionales que ofrecen las
tarjetas de crédito comerciales son los siguientes:

  • Compras
    a meses sin intereses.
  • Rifas
    y sorteos.
  • Descuentos
    adicionales.
  • Promociones.
  • Ventas
    nocturnas.
  • Disposición
    de efectivo.
  • Programa
    de puntos y monedero electrónico.
  • Compras
    por internet.
  • Compras
    en las tiendas del grupo.
  • Seguro
    de vida y de automóvil.

Fuente: Profeco

Relacionadas

Comentarios