HistoriasManagement

¿Cómo despedir a un amigo?

Las relaciones laborales suelen ser complicadas, y más, si existe una amistad de por medio. ¿Cómo enfrentar un despido cuando la persona es tu amigo?

07-01-2014, 7:32:01 AM
¿Cómo despedir a un amigo?
Tatiana Gutiérrez

El despido, sea cual sea su circunstancia, suele ser uno de los momentos más complicados para el personal directivo y de RRHH, es una situación donde existen tensión por ambas partes involucradas y donde se debe actuar con respeto.

En la columna “¿Cómo hacer de un despido un acto respetuoso y digno”, Eduardo Lan, socio fundador de Mesa Consultores, y experto en temas de transformación organizacional, asegura que despedir a una amistad, lejos de convertirse en tema legal o difícil de tratar, puede llegar a ser una experiencia digna y respetuosa si los planteamientos llegan a ser claros y específicos durante el proceso. 

Pero, ¿cómo realizarlo de esta manera? Al respecto, Rosario Moga, líder Comercial para ManpowerGroup, asegura que enfrentar el despido de un amigo puede ser una gran disyuntiva moral. “Por un lado está la persona a la que se va a despedir, tu amigo, pero por otro lado está el compromiso que tienes con tu empresa y el puesto que desempeñas; en estos casos siempre habrá sentimientos encontrados (…) aquí, lo importante es saber separar estos sentimientos”.

Sin carga moral 

Actuar de manera inteligente no siempre involucra el separar los sentimientos de nuestras acciones, y más cuando se habla de despedir a un amigo, sin embargo, la experta de ManPower nos asegura que, en estos casos, es lo más conveniente. Recuerda que debes actuar de manera profesional a la hora de hacerlo, por lo tanto, debes dejar a un lado la amistad y enfrentar tu responsabilidad como jefe y encargado del área. 

Sin embargo, no olvides que la situación amerita respeto y claridad, pues éste es un momento vulnerable para la persona afectada. 

Cuentas claras, amistades largas

Siempre es importante hablar con claridad cuando se trata de este tema, asegúrate que los motivos del despido estén sobre la mesa sin ningún tapujo. “En esta situación, lo más recomendable es hacer un listado de los por qués del despido. Es importante aclarar cuáles fueron motivos que llevaron a tomar esta decisión, de esta manera, la persona se sentirá menos escandalizada y esto ayudará para que no los cometa en un futuro”, comenta Moga. 

En caso de que el despido se realice de manera personal (uno a uno), esta situación puede dar pie a una recomendación de tu parte, puedes ser específico en los motivos y hacerle observaciones personales que le puedan ayudar a mantener una relación más saludable con su siguiente empresa o dinámica laboral. 

Cuida el lugar

Los expertos recomiendan que el lugar donde se haga el despido esté cerrado y privado. Evita usar salas abiertas o lugares con paredes transparentes, esto puede llegar a intimidar a la personas y desarrollar una situación poco agradable para ambas partes. 

No prometas nada que no se pueda cumplir

“Cuando se trata de amistades, muchas veces cometemos el error de prometer la solución: Voy a buscar que te reubiquen, voy a hablar con el jefe a ver qué es lo que se puede hacer. Esto es un grave error”, indica la experta. 

Si la decisión fue tomada, no hay nada de qué hablar. No prometas algo sólo por quedar bien o por hacer sentir mejor a la persona, esto sólo crea falsas expectativas y mayor impacto en el afectado. Lo que puedes hacer, si es que está en tus posibilidades, es asegurarle que le ayudarás a buscar opciones en tu lista de contactos.

Avisa con tiempo y sé claro en cuanto a la entrega

Muchas empresas tienen formatos de entrega establecidos, es importante aclarar estos temas con la persona a despedir, bien se dice que el profesionalismo también se ve a la hora de decir adiós. Asegúrate de que tu ex empleado tenga un tiempo adecuado para que la entrega se realice con la mejor calidad y de la mejor manera. 

Asimismo, es importante que el despido se ha con tiempo, muchos expertos recomendarían que se hiciera en los últimos días de quincena o finalizando algún proyecto, sin embargo, cuando hablamos de amistad, es importante que se haga con un tiempo adecuado para que el impacto sea menor. 

Actúa con profesionalismo

Evita tener actitudes que vayan en contra de la organización o de la cultura organizacional, recuerda que trabajas para una empresa y que la representas bajo cualquier circunstancia, la experta de ManPower asegura que tomar cualquier decisión que  afecte los procedimientos y objetivos de la empresa es una mala decisión. 

Sabemos que a pesar de esta guía práctica, espedir a un amigo puede ser algo tormentoso, por ello te traemos algunas frases que puedes aplicar bajo esta situación: 

“Es una decisión difícil, de verdad desearía que no fuera así, pero es necesario para ambas partes”.

“Desde hace mucho tiempo que somos amigos, pero es importante que hablemos sobre tu desempeño laboral en la empresa”. 

“Espero que nuestra amistad no sea un problema, tenemos que hablar sobre tu desempeño laboral”. 

“Amigo, necesito hablar contigo. La empresa ha tomado una decisión sobre tu desempeño laboral y es importante que lo hablemos”. 

“Me interesa verte feliz y yo sé que aquí no lo eres. No podemos dejar que tu talento se desperdicie. Perdón, pero ese lugar no puede ser aquí”. 

“Hemos recorrido un gran camino juntos, pero es necesario comenzar a ver otras posibilidades”.

¿Has despedido a un amigo? ¿Cuáles serían tus mejores recomendaciones?

Relacionadas

Comentarios