HistoriasManagement

Cómo hablar de tus defectos en una entrevista laboral

¿Sabes cómo enfrentar aquellas preguntas que te incomodan al hacerte hablar de tus debilidades? Un experto de Adecco te comparte una guía de cómo responder.

07-01-2014, 6:56:52 AM
Cómo hablar de tus defectos en una entrevista laboral
Tatiana Gutiérrez

La entrevista de trabajo suele tener características específicas: un tiempo de duración no mayor a diez minutos, preguntas clave para identificar las cualidades y fortalezas de la persona, tiempo para determinar la responsabilidad y puntualidad del aspirante, y preguntas que determinarán si es el candidato indicado para el puesto o definitivamente no. Y nuestros defectos no pueden escapar de este interrogatorio.

No se trata de preguntas capciosas o trampas establecidas, cuando se trata de una entrevista de trabajo el entrevistador debe analizar tu capacidad de reacción y la percepción que tienes de tu persona, cuando llega este momento es hora de hablar de nuestras áreas de oportunidad y… de nuestros defectos. 

Quienes se hayan presentado a una entrevista de trabajo seguramente reconocerán esta pregunta: “¿Cuáles son los defectos que consideras tener?”.

Aquí es donde todo inicia: el malestar estomacal, el sudor en las manos y la desaparición de cualquier idea pertinente que podías decir.

Los expertos aseguran que este estado incómodo es muy natural, pues a todos nos gusta hablar de nuestras virtudes, pero pocos sabemos enfrentar y hablar de nuestros defectos. 

“No se busca intimidar o incomodar al entrevistado, es importante analizar su reacción y el control de la situación. En este momento, la mayoría de las personas, suelen ponerse nerviosas bajo la presión en la que se encuentran y aquí es donde el reclutador ve cómo se maneja la persona bajo estas circunstancias”, comenta Salvador de Antuñano, gerente de Recursos Humanos de Adecco México. 

El experto en temas de RRHH asegura que si bien esta práctica se realiza en la mayoría de las entrevistas, tampoco es lo más recomendable y profesional, pues comenta que una persona preparada, evitaría la realización de estas preguntas estándar.

Sin embargo, suele suceder.

Ante esto, el experto nos recomienda seguir, al pie de la letra, estas recomendaciones para que tu entrevista deje de ser una mala experiencia y se convierta en una buena oportunidad para externar tu profesionalismo y tus capacidades. 

Recomendación #1. Prepárate

Ninguno de los expertos se cansará de decirlo: es importante que tengas conocimiento de la empresa a la que vas, de los objetivos y la cultura que la distinguen y, por supuesto, que te prepares para la realización de una entrevista de trabajo. 

El momento va a llegar, así que analiza estas recomendaciones y practica antes de llegar a tu entrevista. 

Recomendación #2. No actúes

Los reclutadores se darán cuenta, evita ser falso a la hora de hablar sobre ti mismo. Si bien es cierto que debes demostrar seguridad y una alta autoestima, también es cierto que no debes mentir y exagerar tus cualidades, por muy buenas que sean tus intensiones. 

“El mejor consejo es que seas sincero contigo y con la persona que te entrevista. Somos expertos en el área y nos damos cuenta cuando tratan de forzar alguna información. Antes de entrar a una entrevista laboral, te recomendamos tranquilizarte y pensar que platicas con un amigo”, comenta Salvador de Antuñano. 

Recomendación #3. Sé inteligente al contestar

Estas preguntas suelen ser comprometedoras… si no sabes cómo contestar, ya que pueden perjudicar de manera significativa la decisión de contratarte o no. Estas interrogantes suelen aplicarse para ver tu capacidad de reacción y tu inteligencia para resolver los problemas bajo circunstancias de gran presión. Por ello, respira profundo y sé inteligente a la hora de contestar. 

El experto de Adecco recomienda hablar sobre nuestras áreas de oportunidad y hablar de manera estratégica, por ejemplo: 

– “Tengo muchas áreas de oportunidad, como cualquier persona. Sin embargo, creo que debo mejorar en algunos aspectos. Uno de mis mayores retos es mejorar en la disciplina con mi persona, creo que debo de poner más atención en mi salud física y uno de mis propósitos es ir más seguido al gym”. 

– “Como cualquier persona, creo que hay aspectos en los que debo mejorar. Uno de mis grandes propósitos es poner más atención en mi vida personal y en mi preparación. Espero terminar mi meta de leer, mínimo, un libro al mes”. 

– “Estoy seguro que uno de los puntos que debo reforzar es cuidar mi alimentación. Necesito poner más atención en mis horarios de comida y en qué cosas ingiero”. 

– “Una de mis debilidades es mi disciplina al levantarme. Creo que necesito mejorar mi rutina al dormir para poder levantarme e ir al gimnasio”.

Se trata de decir las cosas, pero no de manera tajante.

Puede ser que tengas algunos problemas de disciplina, como todos, pero es importante contestar de manera inteligente.

“Finalmente, el objetivo es evidenciar qué tan honesto, constante y disciplinado es el candidato, el dar un giro a la pregunta, no sólo puede verse original, sino puede llegar a impresionar al entrevistador”, destaca el especialista de Addeco México.

Recomendación #4. Nunca digas… 

Recuerda que se trata de estrategia, nunca vayas a comprometerte con respuestas erróneas. El experto recomienda no decir lo siguiente: 

Una de mis mayores debilidades es la puntualidad, tengo que aprender a llegar más temprano a mis citas. 

Tengo problemas con la entrega de los proyectos. 

No soy un buen líder. 

Creo que necesito trabajar en mis tiempos de entrega. 

No soy disciplinado con mi gente. 

Tengo problemas para enfrentar a la autoridad. 

Recomendación #5. Convierte tu debilidad en algo positivo

Se trata de estrategia. Puedes hablar sobre tu obsesión a la perfección, pero asegurándote que sea beneficioso para la empresa. Por ejemplo: 

– “Creo que debo trabajar en mi obsesión en la perfección. Sin embargo, creo que también es una virtud, pues me ha ayudado a conseguir grandes objetivos”. 

Busca algunas características que puedas transformar. 

Recomendación #6. Toma el control

No te apresures a responder, algunos expertos aseguran que es recomendable hacer una pequeña pausa, esto le hará saber al entrevistador que tienes todo bajo control. Asegúrate de pensar, de manera estratégica, tus respuestas. 

Evita utilizar muletillas, tartamudear o frases muy hechas. Esto sólo dejará ver que lo tienes preparado y que no es una respuesta sincera y espontánea. 

Recomendación #7. Habla de tu compromiso y dedicación

Sí, tienes que hablar de tus defectos, pero también llegará el momento de hablar de tus virtudes. Así que no pierdas la oportunidad de hablar sobre ello y asegúrate de destacarlas. 

Expertos aseguran que las capacidades más valoradas por los reclutadores son:  

El compromiso.
La capacidad de adaptación al cambio.
La comunicación.
El liderazgo. 

¿Qué otras estrategias puedes aplicar bajo esta situación? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Relacionadas

Comentarios