Finanzas PersonalesPara Entender

4 señales de que tienes la tarjeta de crédito equivocada

Si cada mes sufres por pagar la mensualidad de tu tarjeta de crédito, es un indicio de que tienes el plástico incorrecto. Te decimos los puntos que debes observar.

02-03-2017, 5:15:38 PM

Si cada mes sufres por pagar la mensualidad de tu tarjeta de crédito, es un claro indicio de que tienes el plástico incorrecto para ti. Además de esta, hay otras señales menos evidentes que demuestran que tu tarjeta de crédito no es la ideal.

Tal vez la elegiste porque tus amigos o tu pareja te la recomendaron y les funciona. Sin embargo, escoger un producto financiero guiándote únicamente por las referencias de otras personas es lo mismo que manejar en la noche sin luces. Por muy cauteloso que seas, eventualmente chocarás con algo.

Al contratar la tarjeta que otros tienen, es probable que ignores su anualidad, el costo de sus comisiones y las políticas bajo las cuales estas aplican; si las conoces, lo más seguro es que no sepas si son compatibles con tu estilo de vida (ingresos, deudas, etc.). Desconocer esta información es la receta para que tarde o temprano le des un buen golpe a tus finanzas personales.

¿Cómo sé si mi tarjeta es la equivocada para mí? ¡Fácil! Solo pon atención a estos puntos:

  1. Alto mantenimiento

Se trata del indicador más obvio y por el cual más personas descubren que eligieron mal su tarjeta de crédito. Aquí se incluye desde altos intereses, cobro de muchas comisiones o hasta el costo de la anualidad.

Pero, si en tu caso, siempre pagas de más por retrasarte en los pagos y por ende se generan comisiones e intereses; entonces tú eres el del problema. Tener dificultades para cubrir el pago mensual de la tarjeta, significa que gastas más dinero del que recibes. Con esta actitud financiera, lamento decirte que no importa por cuántos plásticos pases ya que nunca encontrarás el indicado para ti. Es necesario que cambies la manera en la que administras tu dinero.

  1. No recibes nada extra

Recibes promociones exclusivas, puntos, descuentos, millas aéreas o meses sin intereses con tu plástico actual; pero, solo en compras que superen cierto monto. O bien tu tarjeta no te da ninguna de estas recompensas sin importar cuánto o donde compres. Si este es tu caso, mejor busca un plástico que te recompense por lo mucho o poco que compres.

  1. Tu límite de crédito se mantiene igual

El límite de crédito aumenta de acuerdo a la antigüedad que tengas con tu tarjeta y el buen uso que le des. Hacer pagos tardíos o solo el mínimo, retrasará las probabilidades de un aumento en tu línea de crédito. Pero, si eres un tarjetahabiente responsable, entonces no eres tú, es tu tarjeta.

Recuerda que, con un mayor límite de crédito, debes ser más prudente al manejar tu tarjeta de crédito.

  1. Te sientes usado

No importa el costo de tu tarjeta o las recompensas que recibas; si en general sientes que tu plástico te usa y no tú a él; entonces tienes el producto incorrecto para ti.

Usar el plástico adecuado para ti, debe hacerte sentir satisfecho. Ya que estás pagando por algo que te da ventajas o recompensas que tú valoras.

Tener la tarjeta de crédito incorrecta pondrá en riesgo tu historial crediticio o bien hacerte sentir estafado o inconforme con ella. Debido al impacto que esta puede tener sobre tu futuro financiero, elígela sabiamente. Antes de aceptar la que tu banco te ofrece, compara otras opciones y evalúa sus pros y contras. Así tomarás una decisión que más se ajuste a lo que buscas.

Relacionadas

Comentarios