HistoriasMicrositio

Inicia el año con actitud positiva e impulsa tu carrera

Al comenzar un año, normalmente la gente se llena de energía para buscar un empleo, pero no siempre es fácil mantenerse positivo. OCC da 5 puntos para lograrlo.

02-01-2014, 8:48:34 AM
Inicia el año con actitud positiva e impulsa tu carrera
OCC

Cuando nos vemos en la necesidad o deseo de ir tras nuevas oportunidades laborales, escuchamos todo tipo de consejos que nos sean de utilidad. Buscaremos información para redactar un mejor currículo, crearemos un perfil en bolsas de trabajo en línea, nos prepararemos para la entrevista y pediremos ayuda entre amigos y familiares.

Sin embargo, hay un aspecto personal que también cuenta en la búsqueda de empleo: la actitud que proyectamos.

No siempre es fácil mantenerse positivo cuando hemos enfrentado experiencias difíciles como el desempleo, el rechazo, un despido o un ambiente laboral nocivo; pero trabajar en nuestra actitud puede ser la clave para que lleguen más y mejores oportunidades. Te damos algunos consejos para que tengas el mejor inicio de año:

Recuerda tus logros

Para mantener la moral en alto es importante recordar lo buenos que somos. Antes de iniciar tu búsqueda de empleo o pensar en tu siguiente movimiento recuerda tus éxitos: cuando lograste un ascenso, cuando te contrataron en una gran empresa, cuando fuiste empleada del mes, etc.

No permitas que tus primeros pensamientos se asocien con fracasos. Encuentra en tu historia laboral las cosas memorables, lo que has aprendido, las personas valiosas que has conocido y además la satisfacción personal que has obtenido.

Valora lo bueno en tu vida

Si hay algo que nos impulsa a seguir intentándolo son los aspectos valiosos de nuestra vida. Nuestra familia y seres queridos por ejemplo, son la mejor razón para no rendirnos ante la adversidad.

Valora tu salud y cuídala. Reconoce que en medio de situaciones difíciles que has tenido que enfrentar, también cuentas con aspectos positivos que equilibran la balanza.

Deja atrás malas experiencias

Hay dos alternativas para enfrentar las malas experiencias. La primera es la más frecuente y la menos productiva: pensar que somos víctimas de la mala suerte, las circunstancias o las demás personas. Cuando adoptamos esta postura somos incapaces de avanzar y nos invaden sentimientos de frustración y enojo.

Las malas experiencias nos pasan a todos; todos seremos despedidos alguna vez, todos tendremos que lidiar con colegas o jefes desagradables, etc.

No es cuestión de que tengamos mala suerte, simplemente nos toca enfrentar dificultades y es nuestro deber aprender del error e intentar nuevas alternativas para obtener resultados diferentes. Deja atrás los pensamientos negativos y enfócate en establecer metas diarias y alcanzarlas.

Mantente ocupado

La inacción es la puerta de entrada a la depresión. Cuando no tenemos actividades que nos mantengan ocupados y activos corremos el riesgo de estacionarnos en la negatividad.

Evítalo estableciendo un horario y actividades fijas como ejercitarte, hacer trabajo voluntario, informarte sobre novedades de tu industria y por supuesto buscar empleo.

Enfócate en que al final de cada día te sientas satisfecho de lo que hiciste. Una gran idea para aprovechar el tiempo libre durante un periodo sin empleo es hacer trabajo voluntario. Puedes dedicarle unas cuantas horas a la semana, ayudar a otros, conocer gente nueva y además ¡puedes incluirlo en tu currículum!

No te compares con otros

Buscar la mejora continua y aprender de otros para avanzar es una estrategia excelente, pero hay una delgada línea entre inspirarse en otras personas y compararse todo el tiempo con ellas.

Cada persona tiene sus propios talentos, circunstancias, personalidad y experiencias, y no tiene sentido preguntarse por qué a una persona le va mejor que a nosotros, hacerlo es una pérdida de tiempo que nos roba energías que podríamos invertir en mejorar nuestras áreas de oportunidad.

Es importante reconocer que existen personas con más experiencia, conocimientos y competencias, pero eso no impide que nosotros podamos crecer y destacar.

Inicia tu año con objetivos claros, elimina los pensamientos que no te ayudan a avanzar y concéntrate en mejorar cada día ¡Mucho éxito y Feliz Año Nuevo!

Relacionadas

Comentarios