'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Servicios de lujo, para los caprichos más extravagantes

Ir al espacio, adoptar un elefante o cenar entre glaciares son algunos de los sueños que cumplen las gestorías de servicios de lujo. Así funcionan estos clubes.

19-12-2013, 4:58:40 PM
Servicios de lujo, para los caprichos más extravagantes
Felipe López, editor de Valor Corporativo

Para un individuo, el sentido de pertenencia en la sociedad es ineludible, pero ser parte de un grupo puede resultar un privilegio. Para otros, es la forma en la que capitalizan sus logros y los llevan al ámbito social, en donde el límite para cumplir con sus requerimientos, desde exclusivos lugares para reuniones importantes y los mejores sitios de diversión, hasta caprichos de la imaginación. Pero, ¿quién es capaz de satisfacer los más grandes y hasta extravagantes sueños?

Con el cambio de siglo, en el 2000, Ben Elliot y Aaron Simpson fundaron
en la ciudad de Londres, Inglaterra, Quintessentially, dedicada a la gestoría de servicios de lujo que prácticamente revolucionó la industria abocada al mercado de estilo de vida o lifestyle.

Desde un principio, el esquema se basó en la integración de un club de
membresía
con atención personalizada de altísima calidad y fue dirigido a
un segmento tan privado que sus integrantes solo pueden ingresar por
recomendación de un socio. Hoy, debido a la calidad y estándares que
manejan, como el hecho de que todas las solicitudes son cumplidas en
tiempo y forma, además de brindar atención los 365 días del año, 24
horas al día, ya brindan servicio en 63 ciudades del mundo.

Quintessentially es parte de los nuevos formatos en servicios de atención personalizada que existen en la actualidad, los cuales se dedican a cumplir con las solicitudes y exigencias (algunas que parecen inimaginables) de sus socios con el más dedicado esmero.

“Si bien existen diferentes niveles de calidad en lo que se entiende por sistemas de atención personalizada, sólo los estándares de quien puede imaginar que todo es posible, en el instante que se requiere y en el lugar que se desee, hacen posible la gestión de servicios de lujo eficientes”, señala Arturo Courain Cervantes, consultor de la empresa Estrategias Dinámicas, especializada en servicios personales y empresariales en materia de hotelería, transportación, espectáculos, restaurantes, centros comerciales, entretenimiento y deportes.

El esquema de recomendación es un factor que permite que la exclusividad se mantenga, además de que no solo basta pagar una anualidad que va de los 1,500 a más de 45,000 dólares por persona, dependiendo de la empresa y el tipo de membresía que se desee, sino que es necesario cumplir con un código de ética para ser integrarse a este tipo de clubes.

“La gestión de servicios premium crece con rapidez y cada vez hay más empresas dedicadas a este segmento. Sin embargo, debido al alto grado de especialización que requiere, se debe contar con gente experimentada, sobre todo en el trato personal, pues atendemos a altos funcionarios de gobierno, embajadores, empresarios e industriales y reconocidas celebridades a escala internacional”, señala Courain.

¿Quieres ir al espacio? ¡Hecho!

Uno de los privilegios de pertenecer a un club de servicios premium es tener acceso ilimitado a privilegios a los que incluso otras empresas que entre su múltiple gama de productos brindan servicios de concierge difícilmente tienen acceso.

Entre ellas, ir al espacio. “Si hace algunos años se pensaba que viajar al espacio recreativamente era imposible, Space Expedition Corporation llegó para demostrarnos lo contrario. Esta compañía ofrece la más extravagante experiencia, un vuelo espacial de una hora” y lo puedes gestionar a través de esta empresa.

Este tipo de empresas son capaces de satisfacer los deseos más extravagantes, y según su página de Internet, lo mismo te pueden enviar al espacio que garantizarte una cena entre grandes bloques de hielo. La imaginación es el tope.

Entre los atributos de los socios de este tipo de servicios está el ser invitado a eventos de alto nivel,
asistir a finales deportivas (con entradas de primera fila), obtener
pases a estrenos de teatro o conciertos, incluso con las localidades
agotadas, reservación en restaurantes con estrellas Michelin (no
importando si es de último momento).

Asimismo, el factor sorpresa es un
ingrediente que le pone un toque especial al servicio, pues la empresa
puede planear (por usted) una escapada romántica, celebrar una fiesta de
cumpleaños o hacer un viaje de lujo total, como un recorrido de unos
50,000 kilómetros en jet privado, que incluya las imponentes pirámides
de Giza, el puerto de Hong Kong, el Taj Mahal y safaris en Tanzania y
Kenia.

Como cada persona es diferente, se requiere un especial nivel de
asistencia; ahí radica la importancia de la gestión de servicios
premium, pues se trata de empresas especializadas. Un ejemplo de ello es
el caso de “un miembro que quería un elefante pigmeo para su sobrina,
quien deseaba adoptarlo, además de una cabra desde Nepal”, indica
Quintessentially.

También están los personal shoppers, encargados de brindar
asesoría en el vestir o sugerir ideas para halagar con un regalo a
alguien especial o, incluso, rediseñar el interiorismo de su espacio.
“Un miembro pidió1,000 millones de dólares en productos American Girl,
que debían ser enviados dentro de tres días laborales a Londres para el
cumpleaños de su hija”, señala Quintessentially.

De Inglaterra para el mundo

El concepto Quintessentially, que llegó a México en 2008 y del cual se encuentran al frente los CEO Alejandro López Mustarós y Alberto Acosta Marún,
se ha posicionado como líder en gestión de servicios premium en América
Latina, siendo México uno de sus principales mercados.

Este
posicionamiento, a decir de la empresa, se ha logrado “gracias a que la
marca ha cumplido las necesidades de sus socios más allá de sus
expectativas”. Y es que entender el estilo de vida que posee cada uno de
sus clientes es el pilar de la firma. “A partir de ahí, un abanico de
posibilidades se ofrecen para optimizar su tiempo y aprovechar al máximo
la oportunidad que da el servicio.”

El consultor en savoir-faire, como se define a sí mismo Courain, comenta que pertenecer a un club de gestoría de servicio de lujo
es tener acceso a un equipo propio de asistentes y consejeros capaces y
eficaces, que brindan ayuda especializada para resolver las necesidades
e incluso las eventualidades que se presentan en el quehacer diario.

Por su parte, la empresa liderada por López Mustarós y Acosta Marún señala que quien tiene un estilo de vida cosmopolita,
con necesidades de carácter global, requiere pertenecer a un servicio
de gestoría reconocido, pues la certidumbre de un servicio de alta
competitividad está en contar con una amplia red de proveedores a escala
mundial, lo que permite no fallar al momento en que se busca el mejor
resultado.

Exclusividad más allá de la personalización

“Existen diversas firmas que entre sus beneficios promueven los servicios personalizados; sin embargo, la exclusividad, además del profesionalismo, tarifas preferentes y, sobre todo, la actitud de servicio, marcan la diferencia”, comenta Courain, quien agrega que el grupo de asistentes que se encarga de hacer tareas que al cliente le consumen gran cantidad de tiempo, es esencial. “La idea es que tu te concentres en lo que es realmente importante.”

En el caso de Quintessentially, su red de gestoría está integrada por 32 agencias y socios de negocio que cubren cada una de las facetas del mercado denominado lifestyle. “La posibilidad de pertenecer a este club privado representa un pasaporte a lo mejor que ofrece la vida”, señala la empresa.

Ambas compañías coinciden en que no sólo se trata de un producto de lujo que promueve el confort de sus socios, sino que existen perspectivas de negocios que, debido al grado de especialización, sólo pueden llevarlas a cabo mediante el know how que han desarrollado, como es el caso de brindar acceso a eventos privados, exclusivos, para sus socios en los destinos más importantes del mundo.

El resultado de tener acceso a este tipo de membresías es que cualquier petición tiene la garantía de que será atendida de forma única con un estricto control de calidad, pues en el caso de la agencia internacional no se ha reportado ningún error en los más de 2 millones de solicitudes que recibe anualmente.

Para los expertos en servicios Premium, de eso se trata pertenecer a un selecto grupo: reconocer a quien sabe elegir simplemente lo mejor, Además de ser una de las mejores cartas de recomendación a nivel mundial”.

Aunque están comprometidos con facilitar cualquier tipo de solicitud, según explican los consultores, sus miembros suelen hacer requerimientos más prácticos que extravagantes, como la reservación de restaurantes. “Nuestro negocio realmente es acerca de cómo ahorrarle tiempo y dinero nuestros clientes.”

Relacionadas

Comentarios