HistoriasNegocios

Consigue el mejor regalo de vida: libertad financiera

¿Cansado de vivir al día? Cuando de dinero se trata no importa si ganas mucho o poco, el ahorro siempre es posible si sabes organizar tus gastos. Aprende cómo.

13-12-2013, 9:52:32 AM
Consigue el mejor regalo de vida: libertad financiera
Sergio Gil Franco

Estamos a punto de terminar 2013. Mucha gente usa este momento para cerrar ciclos e iniciar uno nuevo con deseos de hacer mejor las cosas. Pero no te quedes con la intención y comienza un nuevo año con uno de los mejores regalos que puedes darte: libertad financiera.

Hablar sobre finanzas personales sanas es un tema muy amplio y toca muchos puntos que van, desde la eliminación de gastos hormiga hasta la construcción de un retiro sin preocupaciones. Lo cierto es que cuando de dinero se trata, un ingreso alto no es garantía de tranquilidad económica y un ingreso bajo no impide el logro de metas financieras.

El problema es que mucha gente gasta sin control, y en ocasiones, las compras irreflexivas llegan a desplazar productos y servicios indispensables. Si lograr una salud financiera te parece ridículo y hasta un sueño inalcanzable, te presentamos tres puntos que te permitirán dar los primeros pasos para lograrlo.

1.- Identifica tus gastos

Es momento de que empieces a implementar una planeación financiera que te permita a tomar el control de tu dinero. El primer paso es la realización de un presupuesto en el cual puedas ver (sí, literalmente “ver”) todos tus ingresos y gastos para determinar cuáles son indispensables y cuáles no.

Elabora una lista de todos los gastos que tiene la familia y agrúpalos en tres categorías:

Imprescindibles. Aquí coloca la renta/hipoteca, servicios (agua, gas, luz, teléfono, etcétera), alimentos, transporte… y todo aquellos pagos que son recurrentes y fundamentales para vivir. También incluye en este rubro un apartado para el ahorro que sea entre 5 y 10% del ingreso mensual.

Necesarios. Todos aquellos pagos no recurrentes pero que sí son previsibles de alguna forma. Aquí podemos incluir las primas de los seguros de gastos médicos, coches, etcétera; las mejoras y reparaciones a la casa; la colegiatura de los niños y los impuestos.

Deseables. Todos aquellos gastos que no son necesarios para vivir y que de alguna manera los podemos sustituir o prescindir de ellos. Algunos ejemplos son las comidas fuera de casa, el club deportivo, las vacaciones en la playa y los regalos navideños.

Hay gastos extraordinarios que no pueden preverse pero que pueden ocasionar estragos a las finanzas de la familia, como una enfermedad, un desastre natural o un deceso. Para hacer frente a estos acontecimientos, lo mejor es crear un fondo de contingencias equivalente a tres o seis meses de gasto familiar. De esta forma podrás hacerle frente a esas contingencias sin afectar tu plan financiero.

2.- Distribuye tus ingresos

El siguiente paso es identificar todas tus fuentes de ingresos, tanto los cotidianos como aquellos que no son tan recurrentes. Aquí hay que incluir las aportaciones al presupuesto que hacen todos los miembros de la familia que contribuyen, y otros ingresos extraordinarios como bonos de productividad, reparto de utilidades, aguinaldo y demás ingresos que se puedan obtener.

Lo importante es determinar si cuentas con ingresos mensuales suficientes para hacer frente a todos tus gastos, empezando por los imprescindibles. Los gastos necesarios los puedes planificar reservando pequeñas cantidades mensuales para ir acumulando el monto necesario o tomando el dinero de los ingresos adicionales, o ambas estrategias.

Si después de cubrir estos dos rubros aún te queda saldo, entonces puedes comenzar a planificar los gastos deseables, pero trata de moderarte para que al final siempre te sobre algo. Esto lo lograrás elaborando un presupuesto familiar y llevándolo a cabo.

El rubro de ahorro que colocaste en los gastos imprescindibles debe ser independiente al remanente que te sobre al final, ya que ese ahorro es el que te ayudará a lograr metas financieras como comprar un auto o el enganche para una casa.

3.- Herramientas que te pueden ayudar

El plan financiero puede abarcar el periodo que tú decidas; puede ser uno o dos meses, o más. Pero para que sea efectivo debes revisarlo al menos una vez al mes y hacerle los ajustes que sean necesarios.

Tu presupuesto lo puedes hacer en una hoja de papel o en una hoja de cálculo de computadora. Lo importante es que lo pongas por escrito y puedas consultarlo constantemente para que no pierdas el rumbo.

También te puedes ayudar de alguna app en tu smartphone como Presupuesto Familiar, de la Condusef, que está disponible para plataformas IOs y Android.

Adicionalmente, ahora cuentas con mucha ayuda para que tengas éxito en el manejo de tu dinero.  Una de ellas es esta sección de Finanzas Personales en AltoNivel.com.mx Aquí podrás conocer los aspectos básicos para el manejo de tu dinero, además de que te enterarás de las noticias más relevantes que te ayudarán a cuidar y hacer crecer tu patrimonio.

Existe mucha literatura que puedes consultar. Libros como Pequeño cerdo capitalista, de Sofía Macías; ¡Es tu dinero!, de Nicolás Litvinoff; Apuntes de una oveja freelancera, de Sonia Sánchez; te ayudarán a tener un panorama más amplio y podrían ser un estupendo regalo de Navidad, Fin de Año o para tus vacaciones.

Las revistas Inversionista y Proteja su dinero además te pueden decir cómo sacarle el mejor provecho a tu dinero y hacer crecer tu patrimonio.

Checa las páginas de:

Condusef, RevistaInversionista y PlaneaTusFinanzas donde además de aprender finanzas personales, también podrás externar tus dudas. Ahí te ayudarán a resolverlas.

Otros portales que puedes consultar son Finanzas Prácticas, Consumo Inteligente, Adelante con tu futuro y Saber Cuenta.

Por supuesto, también puedes escribirme a sgilfranco@gmail.com, en donde será un placer apoyarte con coaching financiero personalizado o para ofrecerte cursos de finanzas personales en tu empresa o para amigos y familiares.

Recuerda que la planeación financiera no solo te dará beneficios inmediatos en este año que está a punto de comenzar, sino que podrás disfrutar de sus bondades por muchos años más.

Relacionadas

Comentarios