GPEN - 1Z0-550 - 9L0-066 - JN0-696 - C2090-311 - HP2-N46 - 640-692 - 400-201 - 700-501 - MB5-705 - 220-802 - ADM-201 - 70-417 - JN0-690 - C2090-610 - 350-080 - 70-533 - OG0-093 - 300-320 - 117-303 - 1Z0-051 - CWNA-106 - C_TB1200_90 - C_TBIT44_73 - ICYB - EX200 - 070-483 - M70-201 - GCIH - 70-482 - BCCPA - 840-425 - 000-474 - 1Z0-535 - 1Z0-457 - 312-49V8 - C2170-051 - 70-487 - 810-403 - C_HANAIMP151 - HD0-100 - 640-911 - 1Z0-228 - CSSGB - N10-006 - 070-411 - C_TSCM52_66 - MB6-869 - 9A0-142 - M2090-744 - C2010-508 - 300-070 - 1Z0-450 - 70-494 - NS0-506 - C2150-197 - EX0-112 - 1Z0-851 ¿Derrotado? ¡Levántate y busca el éxito en el fracaso!
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

¿Derrotado? ¡Levántate y busca el éxito en el fracaso!

La vida está llena de retos y altibajos, sin embargo, ¿qué hacer cuando las caídas parecen interminables? Una experta en coaching te dice cómo sobreponerte.

¿Derrotado? ¡Levántate y busca el éxito en el fracaso!
Management
Alto Nivel 13-12-2013

Tatiana Gutiérrez

Alguno de ustedes se ha enfrentado a una situación, ya sea personal o profesional, en la que parecía ser tan mala que no encontraban una salida. Problemas con tu pareja, en la escuela, enfrentar una pérdida de trabajo, algún proyecto inconcluso o simplemente, un reto profesional. ¿Qué actitud asumir cuando los problemas parecen no terminar? ¿Cómo salir adelante cuando las opciones no se visualizan? 

Para Mónica Venegas, experta en Coaching Personal, el fracaso no es una falta de habilidades, es cuestión de percepción. “No hay mejor manera de salir del fracaso, si primero entendemos lo que es. Hay que comprender que no es la falta de éxito, sino la decisión de no intentarlo una vez más y de manera diferente, el fracaso en un estado mental y no una parte de tu personalidad”. 

El fracaso, lejos de ser una situación en la que te encuentras inmerso, se convierte en un sentimiento de frustración al no alcanzar las metas previstas, ya sean por ti, por la empresa o por un personaje externo. Cuando esto sucede, tu mente se paraliza y parece no hallar opciones ni respuestas. La frustración se presenta de distinta manera en las personas: existen aquellas donde la frustración es imperceptible y aquellas en las que se convierte en algo sumamente poderoso. 

Es un hilo tan sensible, que sólo basta con sentirnos inconformes en un área de nuestra vida para llegar a algún estado de frustración, ya sea con la pareja, con el sobrepeso, con una mala experiencia en el trabajo, con la situación económica, nuestra falta de organización; cualquier situación en la que no nos sintamos capaces de encontrar soluciones, simplemente nos rendimos

2 factores para rendirse

De acuerdo con la autora del libro Dale Next, se llega al estado de rendición por dos factores importantes: 

a) La dependencia a la aceptación: ¿Cuántos de tus fracasos no son tuyos sino de otra persona? Muchas veces el grupo de amigos, el jefe o tus padres inculcan objetivos o metas que nunca fueron tuyos, es obvio que al fallar te sientas frustrado ante la responsabilidad de haberlo hecho en nombre de ellos, sin embargo, nunca es tuyo. 

b) No querer dejar mi zona de confort. Existe el miedo a lo nuevo, pero cuando convertimos lo estable en un estado de tranquilidad, cualquier cosa que nos “incomode” puede hacernos llegar a un estado de insatisfacción o frustración.  

Todos hemos estado bajo una situación como esta, sin embargo, la pregunta obligada es qué hacer para salir de ello. La experta nos presenta siete puntos que podrían ayudarnos a enfrentar más fácilmente un fracaso

Siete “tips” para encarar la frustración

1. No te exijas de más

Es cierto que las metas se cumplen cuando la exigencia personal es alta, sin embargo, hay ocasiones en las que debes aceptar que estás extralimitándote al hacerlo. Si llegas del trabajo cansado, si comienzas a odiar lo que haces, si ya no estás satisfecho con lo que da tu pareja, si tus retos son demasiados para atenderlos como se deben; esto quiere decir que te estás excediendo. 

La experta recomienda realizar una lista de prioridades a corto, mediano y largo plazo. De esta forma, tu concentración se irá a las cosas con mayor importancia, esto no quiere decir que descuides a las demás, sino que delimites el tiempo y dedicación para cada una. Esta tarea no es sencilla, pero debes comenzar poco a poco. 

2. Manifiesta tus competencias

Todos tenemos nuestras cualidades, aquellas que nos hacen ser únicos y sobresalientes en lo que hacemos, no te limites a demostrarlo y haz que la demás gente lo sepa. De esta forma, un error puede significar menos de lo que piensas. 

“Hay una frase que me gusta para esta situación: ‘Dios te juzga por dentro, pero la gente te juzga por fuera’, hay que comprender que todos tenemos la capacidad para hacerlo, pero no todos tienen la misma probabilidad de éxito, la preparación es clave para lograrlo”, comenta Venegas. 

3. El nivel de entusiasmo

Tu nivel de entusiasmo se refleja en todo momento, desde el cómo te vistes y arreglas, hasta el cómo enfrentas tus retos y frustraciones. Todo pasa dependiendo del cristal con el que se mire.  No quiere decir que evadas los problemas, sino que los enfrentes con actitud y entusiasmo, es cierto que a veces todo pareciera ir en contra, sin embargo, debes estar consciente de que la única persona que puede ayudarte eres tú. Hay que mostrarse positivo y exitoso, si no, tú cavas tu propia tumba, comenta la especialista. 

4. Sé provocativo

No hay nada mejor que comenzar a ser diferente, retar las viejas ideas y los viejos hábitos son lo que hacen y transforman a las personas sencillas en personas exitosas.

“Yo no invito a que la gente sea la mejor o del montón, hay que empezar a ser diferentes, es la clave para ganar un lugar en el mercado”. 

Muchas veces llegará la hora de equivocarse, sólo piensa que nadie más lo está haciendo como tú. Sólo hay que encontrar un nuevo camino. 

5. Cambia tu propia cultura

La cultura determina lo que actuamos. Sin embargo, muchas veces no quiere decir que ésta sea la correcta. Debes analizar si lo que haces te está trayendo frutos o sólo situaciones incómodas; si esto está pasando, debes realizar un autoanálisis de tus costumbres e ideas, puede ser que no te ayuden y que sólo te perjudiquen. Identifica lo que te hace falta y búscalo. 

6. Es cuestión de enfoque

Este paso puede ser muy estresante para la mayoría, cambiar por completo tu percepción en cuanto al fracaso y las frustraciones es complicado. Bien dicen que nuestro peor enemigo seguimos siendo nosotros y así es.

“No te preguntes cómo llegaste ahí o qué decisiones te han llevado a cometer el error, mejor pregúntate qué puedes hacer para terminar diferente, es importante que dejemos de pensar en opciones limitadas, hay que salir a buscar respuestas o ayuda, esto siempre va a ser gratificante”. 

7. Nunca se está 100% listo para… 

Nunca estaremos listos para tomar riesgos o empezar algo nuevo y diferente. La experta recomienda preguntarse qué es lo que estás postergando hoy por “creer” que no estás listo, “hay que dar pasos hacia lo que deseas, poco a poco encontrarás las herramientas que te ayudarán a completarlo, más vale caminar que quedar atrapados en pasados obsoletos”. 

¿Cómo enfrentas tus fracasos? ¿En qué te ayudas para hacerlo? ¡Cuéntanos!

COMENTARIOS
Siguiente lideres_fracasos

Otros fracasos exitosos de los cuales aprender

Akio Morita inició Sony con una vaporera que dejaba crudo el arroz; Albert Einstein aprendió a hablar hasta los cuatro años y no leyó hasta los siete.