ActualidadHistorias

León vs. América, la final entre Slim y televisoras

Arranca la final por el campeonato mexicano, pero más allá del duelo entre América y León, los ojos estarán puestos en la rivalidad entre Slim y Azcárraga.

12-12-2013, 1:46:22 PM
León vs. América, la final entre Slim y televisoras
Altonivel

La final del futbol mexicano entre León y América será histórica por varios puntos: por ser la primera vez que estos equipos se disputan el título, porque en ellos milita casi todo el seleccionado nacional que obtuvo el boleto al Mundial en el repechaje, y porque será la primera vez que no será transmitida en televisión abierta por alguno de los miembros del duopolio Televisa-TV Azteca.

Sin embargo, lo que la hace más histórica, y polémica, es la discusión que ha generado entre televisoras y entre los propios televidentes, que se muestran en su mayoría a favor de terminar con el dominio televisivo que las empresas de Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego han ejercido sobre el balompié nacional.

Que cerrar la transmisión del partido de ida a los sistemas de TV de paga e Internet no abona a la audiencia mexicana; que la alianza de Carlos Slim –dueño del 30% de la franquicia de León– con Fox Sport pone a los Panzas Verdes como el equipo mexicano con mayor difusión en América Latina; que esto abre un nuevo camino en la televisión mexicana, etcétera… son solo algunas de las posturas generadas por esta insólita situación.

El contexto es más que evidente, desde hace unos meses existe una lucha que llegó al futbol mexicano por los altos intereses que se mueven alrededor, muy en específico en el medio de las telecomunicaciones, donde existe una gran confrontación entre las empresas de Slim y Azcárraga por ofrecer en sus plataformas un contenido como lo son las transmisiones de los partidos de futbol.

Slim vs. Azcárraga, duelo de fieras

Uno es visto como la fiera que desafia el poder del duopolio televisivo, el otro es considerado hoy como una ave herida que busca proteger su nido ante la amenaza del rey de la selva, que dicho sea de paso abre las puertas a quienes deseen seguir su ejemplo en busca de darle mayor diversidad a este negocio en el que nadie está dispuesto a compartir.

En este contexto, hoy la rivalidad entre América y León va más allá de la cancha, se traspasa a la mesa de negocios, puesto que enfrenta a dos de los hombres más poderosos del país y los pone dentro del ojo del huracán, justamente en el círculo de la media cancha.

Slim, que sigue encabezando la lista de los más ricos del mundo con una fortuna estimada en 73,000 millones de dólares; y Azcárraga, ubicado como el multimillonario número 589 de la lista con 2.5 mil mdd y el octavo más rico en México; abren un nuevo capítulo en su disputa futbolera.

El otro gran choque que tuvieron en este ámbito fue el de la llamada multipropiedad del futbol mexicano; cuando las adquisiciones del dueño de Grupo Carso –30% del Pachuca y del León– no fueron bien recibidas por sus rivales y les orilló a darse un balazo en el pie para que la Federación Mexicana de Futbol, vía reunión de dueños, aprobará la eliminación de esta disposición que por años permitió a Televisa y TV Azteca poseer y controlar a varios equipos.

Por el momento, el valor del América es superior al del cuadro esmeralda, a pesar de la fortaleza de la billetera de Slim: el conjunto de Coapa es el séptimo más rico de América, con un valor estimado a los 219.2 mdd.

Pero no es todo, el cuadro americanista también tiene un valor superior que el León en cuanto al plantel de jugadores se refiere, ya que según la página británica Transfermarkt.co.uk, el América está valorado en unos 47 mdd, mientras que los Panzas Verdes se ubican alrededor de los 30 mdd.

La estrategia de Slim, que rompió un duopolio marcado en el balompié nacional en cuanto a las televisoras, fue adquirir un equipo con una de las mejores plazas de México, esto sin enfocarse en lo futbolístico, sino más bien en los contenidos, enviando sus transmisiones a la televisión por cable y a las plataformas de internet.

Ahora el cuadro guanajuatense tratará de derribar estas diferencias al ganar la copa y evitar el bicampeonato del América –y como extra, amargarle la despedida al nuevo técnico de la Selección Mexicana–, a la espera de que la victoria no se dará solo en la cancha, sino también en la televisión mexicana.

Buscando opciones

Desde que regresó a Primera División en el 2012, solamente se han transmitido tres partidos del León por televisión abierta.

¿La razón? Los propietarios del equipo no llegaron a un acuerdo con Televisa ni Tv Azteca para transmitir sus partidos –los Esmeraldas se ‘rebelaron’ al negarse a aceptar los 2.5 millones de dólares que la televisora del Ajusco ofrecía por sus derechos de transmisión–, la situación no generó pocas suspicacias y como lo dijera en su momento Alonso Limón, director de Mercadotecnia del club León, la poca difusión del equipo era vista como un “castigo” del duopolio.

Esta situación obligó a los de Guanajuato a buscar otras opciones. Y las encontraron.

Gracias al respaldo de Slim –y su billetera–, el club guanajuatense se dio el lujo de firmar con Fox Sports por una cantidad más atractiva y de paso marcó un hito al ofrecer como canales adicionales la televisión de paga e Internet para transmitir los duelos como local del León, y lo cual 15 meses después exhibe los beneficios de esa decisión.

Presiones extra cancha

Quienes sintonizaron la emisión de Televisa Deportes del pasado domingo fueron recibidos con una declaración de guerra en “cadena nacional”, ya que desde el programa La Jugada, y en voz del director editorial de la rama deportiva, el principal consorcio televisivo de América Latina “pidió” a la directiva del León “no restringir” la señal de la final de ida entre leones y águilas.

“Es una pena que la primera parte de la final, solamente se pueda ver en televisión restringida, porque al final del día en la historia del futbol mexicano con los cuestionamientos que se puedan hacer, la final del futbol mexicano siempre ha estado expuesta a los medios de televisión abierta. En fin, hay una decisión, un camino que ha tomado el León que no abona a que la gente tenga dos partes completamente, solamente con una, de la gran final del futbol mexicano”, fueron las palabras de Javier Alarcón.

Pero esto no quedó ahí. La estrategia de Televisa llegó a las redes sociales, donde a través de su cuenta de Twitter invitaba a participar en un encuesta colocada en el portal de Televisa Deportes en la que preguntaba si “¿Debería el Club León, por esta ocasión transmitir la Final de Ida ante América por televisión abierta?”. En la parte inferior de esta pregunta se podían observar dos botones, uno con el “Sí” y otro con el “No”.

La respuesta de la directiva del León fue tajante: “No”.

Pese a la presión de esta campaña de Televisa, el equipo esmeralda no solo rechazó esta propuesta, sino que anunció una opción más para ver el partido (YouTube) y aseguró que la transmisión por TV restringida e Internet no limita para nada a los aficionados, sino por el contrario, que podría convertir este juego del futbol mexicano en el más visto a nivel internacional.

La final de ida del Apertura 2013 iniciará este jueves a las 8:06 de la
noche, mientras que el partido de vuelta se llevará a cabo el domingo 15
de diciembre a las 6 de la tarde a través de la señal abierta de Televisa.

Como sea, lo cierto es que la final de hoy –cuya transmisión podrá seguirse por Fox Sport, UnoTV, Telemundo y YouTube por el canal de Claro Sports– promete ser un espectáculo inolvidable en el ámbito deportivo al tener como protagonistas a los mejores equipos en el actual torneo, lo que ocurre fuera de la cancha y detrás de las cámaras es solo el condimento de un platillo que estará listo con la llegada del ganador del campeonato.

Relacionadas

Comentarios