'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Sacan a sindicato del Consejo Administración de Pemex

El dictamen de reforma energética señala que el Consejo estará conformado por 5 consejeros del Gobierno Federal y 5 consejeros independientes.

11-12-2013, 9:25:00 AM
Sacan a sindicato del Consejo Administración de Pemex
Notimex

El dictamen de reforma energética que espera ser aprobado en el
Senado incluye la eliminación de la presencia del sindicato petrolero en
el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex), nuevas
normas para la contratación de personal para la petrolera y la Comisión
Federal de Electricidad
(CFE).

El Artículo 20 transitorio
de la reforma señala que en las empresas productivas del Estado, es
decir el nuevo estatus de Pemex, su Consejo de Administración quedará
conformado por cinco consejeros del Gobierno Federal, incluyendo al
secretario de Energía, quien lo presidirá y tendrá el voto de calidad,
así como cinco consejeros independientes.

Ese artículo,
que no incluye la presencia de dirigentes del Sindicato Nacional de
Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), fue una
condición del Partido Acción Nacional (PAN) para respaldar la reforma
energética que incluye cambios a los artículos 25, 27 y 28
constitucionales.

En el Artículo 25 de la carta magna se
establece que en las empresas productivas del Estado, es decir Pemex y
CFE, en lo referente a las actividades de transmisión y distribución de
energía eléctrica, así como la exploración, extracción de petróleo y
otros hidrocarburos, se establecerán nuevos mecanismos de administración
y contratación.

El dictamen publicado en la Gaceta del
Senado añade que ello incluye que se establecerán normas “relativas a la
administración, organización, funcionamiento, procedimientos de
contratación y demás actos jurídicos que celebren las empresas
productivas del Estado”.

También en el régimen de
remuneraciones de su personal, para garantizar eficacia, eficiencia,
honestidad, productividad, transparencia y rendición de cuentas, con
base a las mejores prácticas, y determinará las demás actividades que
podrán realizar.

Contratos con particulares

Con la reforma se permiten los contratos
con particulares en la exploración y extracción del petróleo y demás
hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo de la nación.

Con
ello, se expone en el documento, se pretende obtener ingresos que
contribuyan al desarrollo de largo plazo, por lo que se podrán llevar a
cabo “las actividades de exploración y extracción mediante asignaciones a
empresas productivas del Estado o a través de contratos con éstas o con
particulares, en los términos de la Ley Reglamentaria”.

En
el Artículo 27 se deja en claro que en cualquier caso deberá afirmarse
que los hidrocarburos en el subsuelo son propiedad de la nación.

En
la misma disposición también se precisa que tratándose del petróleo y
de los hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, en el subsuelo, la
propiedad de la nación será inalienable e imprescriptible y “no se
otorgarán concesiones”.

Además en el régimen transitorio
se especifica que dentro de los 120 días naturales siguientes a la
entrada en vigor del decreto el Congreso de la Unión deberá realizar las
adecuaciones al marco jurídico para “regular las modalidades de
contratación que podrán ser de servicios, de utilidad o producción
compartida, o de licencia”.

Entre de los esquemas de
contraprestaciones se deberán regular las siguientes: en efectivo, para
los contratos de servicio; y con un porcentaje de utilidad, para los de
utilidad compartida.

De igual manera se establece como
contraprestación un porcentaje de la producción obtenida para los
contratos de producción compartida
.

En tanto, se considera
la transmisión onerosa de los hidrocarburos que hayan sido extraídos
del subsuelo para los contratos de licencia o cualquier combinación de
las anteriores.

También se faculta a la Secretaría de
Energía (Sener) para que, con asistencia técnica de la Comisión Nacional
de Hidrocarburos, se encargue de adjudicar a Pemex las asignaciones a
las que se refiere el Artículo 27.

El organismo deberá
someter a consideración de la Sener la adjudicación de las áreas en
exploración y los campos que estén en producción y en capacidad de
operar, a través de asignaciones; para ello, tendrá que acreditar que
cuenta con las capacidades técnicas, financieras y de ejecución
necesarias para explorar y extraer los hidrocarburos de forma eficiente y
competitiva.

Por otro lado se modificó el Artículo 28
para indicar que “no constituirán monopolios las funciones que el Estado
ejerza de manera exclusiva en las áreas estratégicas de la planeación y
el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público
de transmisión y distribución de energía eléctrica”.

También
-se incluye- la exploración y extrac
nción del petróleo y de los demás
hidrocarburos, en los términos de lo estipulado en el Artículo 27.

En
este sentido, los senadores decidieron cambiar el Artículo 25 para que
el sector público tenga a su cargo, de manera exclusiva, las áreas
estratégicas que se señalan en el Artículo 28, manteniendo siempre el
Gobierno Federal la propiedad y el control sobre los organismos y
empresas productivas del Estado que en su caso se establezcan.

Especifica
que tratándose de la planeación y el control del sistema eléctrico y del servicio público de transmisión y distribución de
energía eléctrica, así como de la exploración y extracción de petróleo y
demás hidrocarburos, la nación llevará a cabo dichas actividades en
términos de lo dispuesto en el Artículo 27.

Fondo Mexicano del Petróleo

Por otro lado
se crea el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el
Desarrollo, cuya institución fiduciaria será el Banco de México
(Banxico) y tendrá como objetivo -en los términos que establezca la ley-
recibir, administrar y distribuir los ingresos derivados de las
asignaciones y contratos a que se refiere el Artículo 27, con excepción
de los impuestos.

En los artículos transitorios se prevé
que la ley establecerá la forma y los plazos, los cuales no podrán
exceder dos años a partir de la publicación del decreto, para que los
organismos descentralizados denominados Pemex y CFE se conviertan en
empresas productivas del Estado.

Mientras se lleva a cabo
esa transición, Pemex y sus organismos subsidiarios, así como la CFE,
“quedan facultados para recibir asignaciones y celebrar los contratos a
que se refiere el presente decreto”.

Se establece que
dentro de los 120 días naturales siguientes a la entrada en vigor del
decreto el Legislativo realizará las adecuaciones al marco jurídico.

Ello
“a fin de regular las modalidades de contratación para que los
particulares, por cuenta de la nación, lleven a cabo, entre otros, el
financiamiento, instalación, mantenimiento, gestión, operación y
ampliación de la infraestructura necesaria para prestar el servicio
público de transmisión y distribución de energía eléctrica”.

Del
mismo modo se incluyó en el régimen transitorio que los ingresos
petroleros del Gobierno Federal que se destinen a cubrir el Presupuesto
de Egresos de la Federación de cada año se mantengan en 4.7 por ciento
del Producto Interno Bruto “que corresponden a la razón equivalente a la
observada para los ingresos petroleros de 2013”.

El
Ejecutivo federal podrá sugerir al Congreso de la Unión un programa de
sustitución de subsidios generalizados por subsidios focalizados en los
insumos energéticos.

Lo anterior con objeto de promover el
aprovechamiento sustentable de la energía y el cumplimiento de los
compromisos internacionales asumidos por el Estado mexicano, así como el
uso eficiente de recursos.

Relacionadas

Comentarios