ActualidadHistorias

Sorteo iniciará disputas por boletos y viajes a Brasil

El sorteo de este viernes para definir los grupos del Mundial 2014 dará la patada inicial al duelo de los aficionados por conseguir entradas, vuelos aéreos y hospedaje al torneo.

04-12-2013, 10:00:04 AM
Sorteo iniciará disputas por boletos y viajes a Brasil
Reuters

El sorteo de los grupos para el Mundial 2014 dará el puntapié inicial el viernes al mayor evento del futbol e iniciará la preparación de selecciones e hinchas, en un maratón que promete muchos obstáculos, desde disputas por boletos, hospedajes y pasajes aéreos hasta la amenaza de protestas.

Después de las eliminatorias, las 32 selecciones clasificadas van a conocer y comenzarán a estudiar a sus primeros adversarios de la Copa, que contará con los ocho campeones mundiales: Brasil, Uruguay, Argentina, Alemania, Italia, Inglaterra, Francia y España.

El sorteo tendrá como cabezas de serie al anfitrión Brasil y a los siete primeros del ranking de la FIFA en octubre: España, Alemania, Argentina, Colombia, Bélgica, Uruguay y Suiza.

Con grandes equipos fuera de esta lista, como Italia, Holanda, Portugal o Inglaterra, aumenta la probabilidad de que se den los llamados “grupos de la muerte“.

“Si tenemos que jugar contra Italia o Francia, vamos a jugar, nos prepararemos para eso, no tenemos elección”, dijo el mes pasado el técnico de la selección brasileña, Luiz Felipe Scolari. “Habrá que enfrentar (a las selecciones más tradicionales) en primera o segunda fase, cualquiera”, agregó.

Tras el sorteo que se celebrará en Costa do Sauípe, los equipos sabrán los rivales y las sedes de sus tres partidos de primera fase y luego deberán confirmar dónde pondrán su base de operaciones. Algunos ya eligieron, como Argentina, que ocupará el centro de entrenamiento de Atlético Mineiro.

También se sabrá a qué equipos le toca jugar en las ciudades más calurosas y los horarios más inconvenientes, motivo de reclamo de los sindicatos internacional de jugadores, FIFPro, entre otros, por causa de las temperaturas.

El martes, la FIFA dijo que no cambiará los horarios de los partidos en las sedes tropicales como Fortaleza, Natal, Salvador y Recife.

Otra preocupación es tener que viajar mucho. El equipo que quede como E4 en el sorteo, por ejemplo, jugará en Curitiba el 20 de junio y cinco días después deberá presentarse en Manaus, por lo que deberá recorrer unos 2.700 kilómetros.

Amenaza de protestas

En tanto, las protestas de junio durante la Copa Confederaciones también podrían ensombrecer el Mundial y están en la pauta de discusiones de los organizadores, admitió el secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke.

“Me resulta muy fácil echar la culpa de lo que pasó en las calles de Brasil en junio a la FIFA o a la Copa Mundial, diciendo: ‘¿Por qué se está gastando tanto dinero en un torneo de fútbol y no gastan en otras cosas?'”, afirmó en noviembre.

Las manifestaciones pueden complicar el movimiento de los equipos, hinchas y periodistas, además de ser una amenaza.

En Salvador, durante la Copa Confederaciones, un bus de la FIFA fue apedreado por manifestantes que reclamaban por los altos gastos para ser sede del Mundial y pedían mejores condiciones de educación, salud y seguridad en el país.

Datos actualizados del Gobierno federal apuntan a inversiones totales por 25.500 millones de reales para el Mundial, de los cuales 21.700 millones de reales provienen de recursos públicos.

Largo camino, precios altísimos

Para los hinchas, el sorteo mostrará el trayecto que muchos tendrán que afrontar para acompañar a sus selecciones, y dará inicio a una nueva búsqueda de localidades.

El primer lote de casi 1,1 millones de entradas para el Mundial ya fue vendido. La próxima etapa de ventas para los 64 juegos de la Copa se realizará después del sorteo, a partir del 8 de diciembre.

Eso incluye el 8 por ciento de las entradas reservadas exclusivamente para hinchas de los dos equipos que juegan cada uno de los partidos, según la FIFA.

Sin embargo, el precio de los pasajes y hoteles está asustando a los seguidores del futbol.

“Es normal que tengas un aumento de precio (de los hoteles) en este período”, dijo a Reuters Alfredo Lopes, presidente de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera de Río de Janeiro.

Según Lopes, la oferta de habitaciones en la ciudad, sede de la final de la Copa, aumentará en 6.800 a 38.800 habitaciones, y se espera un 100 por ciento de ocupación.

Los aeropuertos brasileños, sobrecargados con una afluencia normal de pasajeros, son otra amenaza de trastorno para quienes visiten Brasil.

“Otro gran desafío es nuestro aeropuerto, completamente desprovisto de cualquier tipo de estructura capaz de soportar una Copa del Mundo”, afirmó Lopes.

Para evitar abusos, el Gobierno creó una comisión interministerial para vigilar los precios, tarifas y calidad de los servicios durante el Mundial.

Relacionadas

Comentarios