HistoriasManagement

¿Tu plan de carrera es el correcto? ¡Verifícalo!

¿Eres feliz, estás estresado, tu calidad de vida es la que siempre has soñado? Si no lo sabes, es porque no has elegido bien y siempre hay tiempo para corregir.

04-12-2013, 6:10:14 AM
¿Tu plan de carrera es el correcto? ¡Verifícalo!
Tatiana Gutiérrez

Alicia siempre se ha preguntado si eligió correctamente. Desde el momento en que tenía que elegir su carrera, Alicia creyó que estar en el negocio familiar era lo correcto. Después de seis años de haber acabado la especialidad en Ginecología y Obstetricia, esta profesionista ve un futuro altamente productivo, grandes probabilidades para desarrollarse y una economía lo suficientemente fuerte para darse lujos y una jubilación cuantiosa, sin embargo, la interrogante siempre es la misma: ¿Estoy eligiendo bien mi futuro profesional? 

Toda carrera profesional está conjugada de decisiones, como cualquier fórmula, debes elegir los factores correctos para poder llegar al resultado deseado. Si bien es cierto que la modernidad, la tecnología, el surgimiento de nuevas carreras y nuevas alternativas laborales pueden significar grandes oportunidades para desarrollarnos de manera profesional; la realidad es que si no sabemos lo que hacemos y queremos, estas oportunidades pueden volverse escasas o nulas. Como en todo, es cuestión de elegir adecuadamente. 

“El elegir una escuela o una profesión (a temprana edad), así como analizar nuestras oportunidades y planear el futuro profesional tiene que ver con nuestra esencia (…) por más romántico que se escuche, es importante conocer qué es lo que se nos da de manera natural y que, por ende, se disfruta y cuáles son las cosas que realizamos por necesidad y que complementan. Sin esta guía, lo más seguro es que te puedas perder”, comenta Ana Estrada, experta en temas de neurociencia y Consultora especializada en temas de Desarrollo de Carrera en Brújula Interior

¿Y qué sucede cuando no hemos elegido correctamente desde nuestra profesión?

Bueno, una mala elección no significa una total resignación. Hoy en día, la gran mayoría de las profesiones tienen alternativas para laborar, la experta a esto le llama movilidad, “ya no hay carreras que tengan un solo camino para ejercerlas, el que hayas estudiado abogacía no significa que tengas que trabajar en una junta y que se dedique, forzosamente, al área penal. Ahora existen muchas alternativas para elegir o acercarnos a lo que más nos gusta”, comenta la especialista. 

¿Cómo saber si estoy eligiendo bien? A continuación, la experta nos brinda algunos factores importantes para analizar si el camino es el más correcto para ti. 

Autoconocimiento, la clave para embonar los cabos sueltos

Se trata de llegar a un balance en tu vida profesional, en el caso de Alicia, a pesar de asegurar que su profesión es la adecuada y que la remuneración económica es un gran incentivo, la visión de un futuro exitoso para ella es lograr su independencia profesional. ¿Es posible tenerlo todo? ¿Cómo podemos llegar al balance entre lo que queremos y lo que hacemos? Para la especialista hay tres factores que debes tomar en cuenta: 

1. Qué es lo que te gusta y qué es lo que más disfrutas

El pensar que haber elegido una carrera que no nos gustaba o empezar a laborar en un área que no se tenía pensado es sinónimo de frustración y camino para una no realización profesional, es una idea errónea. Es momento de concentrarse y analizar cuáles son tus opciones. Encárgate de hacer un autoanálisis detallado de tus aspiraciones, de tus gustos y de las áreas en que puedes sentirte más feliz, recuerda que muchas veces no se puede tener todo en la vida, pero que sí puedes hacer lo posible para que así sea. 

“En Brújula Interior no sólo recomendamos saber qué es lo que nos gusta, también es importante conocer cuáles son las cosas en las que nos sentimos incómodos y para las cuales no estamos 100% dispuestos a realizar (…) lo que nos hace atorarnos es primordial conocerlo, aquí es donde debemos trabajar para sacarle jugo”, indica Estrada. 

Cuando aprendemos a reconocer nuestras debilidades, surge una gran oportunidad de disminuir el sentido de frustración e inconformidad. Si sabes que no te gusta o que te cuesta trabajo ejercerlo, prepárate, busca cursos que te ayuden a realizarlo de mejor manera, dedícale el tiempo necesario y aprende a que sólo puede ser un puente para lograr lo que quieres. 

2. Antes de escoger, verifica qué es lo que vas a hacer

Se trata de analizar tus tareas rutinarias. Por ejemplo: al estudiante se le pediría que antes de escoger carrera, deje a un lado en nombre y que analice a detalle las materias impartidas, esto le ayudará no sólo a saber qué es lo que va a estudiar, sino le ayudará a decidir si es lo adecuado para él o no. En el caso de un profesionista, es lo mismo. 

Cuando se habla de la vida laboral, es importante que midas las actividades que te van a llevar el 70 u 80% de tu tiempo. Si se trata del área de ventas, sabes que estarás la mayor parte del tiempo en contacto con los demás, que te encargarás de lidiar con problemas que tendrás que resolver de manera inmediata y que la persistencia debe ser una habilidad. 

Para el caso de finanzas es lo mismo, debes saber que es un trabajo que se ejerce de manera individual, que se necesita mucho análisis y precisión; que la responsabilidad es demasiada y que la preparación es continua. 

A lo que queremos llegar es que no sólo importa el conocernos, sino también conocer lo que vamos a hacer

3. El dinero

Aunque pareciera de suma importancia, la experta recomienda no decidir en base a ello. Aquí sucede lo contrario a los casos anteriores, el elegir de manera errónea no significa que tu remuneración sea baja, de igual manera, el elegir adecuadamente y hacer lo que nos gusta no significa que vamos a ganar la millonada; ahora es cuando se habla de BALANCE

“Siempre estamos promoviendo el balance, desde las actividades diarias hasta el uso de nuestro cerebro. Al elegir una carrera profesional es el mismo tema (…) Debemos buscar cuál es la mejor combinación entre esa actividad donde voy a poder usar mis talentos naturales y también administrar aquellos que me cuestan realizar y que el equilibrio se logre en una remuneración adecuada”, indica la experta. 

La fórmula perfecta

Si aún no encuentras el balance no debes preocuparte. Como profesionista debes tener en claro que existen etapas de inicio, etapas de desarrollo y etapas para fortalecer y ver retroalimentación en lo que has construido. Para la experta es una conjunción entre arte y ciencia.

“No se trata de llegar al nivel trillado de decir haz lo que más te gusta, sino de encontrar un balance entre lo que me gusta hacer – ya sea en lo profesional, con los amigos, en las vacaciones o en nuestros ratos libres-, lo que debemos hacer – háblese de trabajo, estudios o de las relaciones interpersonales- y de llevar una relación sana con nuestras finanzas. Cuando existe un balance entre estas tres tu identidad está protegida, tu tono emocional está balanceado y tu capacidad de producir es mejor; se hace un círculo virtuoso”. 

¿Estás eligiendo adecuadamente? ¿Cuál es el factor que te hace falta para cerrar tu círculo virtuoso?

Relacionadas

Comentarios