'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Causas de desaceleración se están remediando: Carstens

El banco central espera que este año la economía mexicana crezca apenas entre 0.9 y 1.4%, en medio de un débil desempeño de su socio EU.

03-12-2013, 11:15:07 AM
Causas de desaceleración se están remediando: Carstens
Reuters

Una regularización completa del gasto público, la puesta en marcha de reformas clave y factores “reales” como una mejoría en la vivienda y en las exportaciones, impulsarán el crecimiento económico de México en 2014, dijo Agustín Carstens, jefe del banco central local, en una entrevista publicada el martes.

El banco central espera que este año la economía mexicana crezca apenas entre un 0.9 y un 1.4 por ciento en medio de un débil desempeño de su socio Estados Unidos, y un retraso en la ejecución del gasto público, que según el Gobierno ha tendido a regularizarse.

Pero se estima que México acelerará su paso a entre un 3 y un 4 por ciento en el 2014 en un entorno interno y externo más favorable.

“No es un tema sólo aritmético, las razones que nos han explicado gran parte de la desaceleración se están remediando”, dijo Carstens al diario El Universal.

El funcionario destacó también la implementación de reformas como las recientemente aprobadas fiscal y de telecomunicaciones, así como una energética que comenzará a discutirse en el Congreso y que se espera harán más competitivos a esos sectores.

“Pienso que haber conseguido las reformas e irlas implementando de manera adecuada puede dar una narrativa muy positiva que haga que el crecimiento entre en un círculo virtuoso, es decir: se hacen las reformas, se obtienen buenos resultados, eso estimula la inversión y genera más crecimiento”, comentó.

Consideró que en el primer trimestre de 2014 el gasto orientado a mejorar la competitividad deberá acelerarse.

“Todos aquellos gastos de infraestructura en términos de carreteras, conectividad, de mejorar, por ejemplo, el abastecimiento de gas dentro del país. Todo ese tipo de obras sí se deberían de priorizar”, dijo Carstens.

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que recién cumplió un año en el poder, ha bajado en cuatro ocasiones este año su pronóstico de expansión económica, la más reciente a un 1.3 por ciento. Para el 2014, espera un 3.9 por ciento.

El Congreso aprobó recientemente el presupuesto del 2014, con el que el Gobierno busca subir el gasto en infraestructura y la construcción mediante una ampliación del déficit público al 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto, desde el 0.4 por ciento esperado para este año.

La economía local también podría beneficiarse de los tres recortes que ha aplicado este año el banco central a la tasa de interés de referencia, después de casi cuatro años de estabilidad, mientras la inflación se mantiene relativamente a raya.

Relacionadas

Comentarios