HistoriasMicrositio

3 baches, 3 neumáticos perdidos y cero indemnización

Esta ciudad está llena de hoyos y aunque como ciudadano puedes reclamar la indemnización, es un vía crucis que desanima a cualquiera. Aquí una historia.

02-12-2013, 2:19:25 PM
3 baches, 3 neumáticos perdidos y cero indemnización
Ulises Navarro

No piense, estimado lector, que el título de esta entrada de blog se refiere al conteo de baches que aparecen en el pavimento de cientos de avenidas de la ciudad de México en un espacio no mayor de cada 200 metros.

Me refiero tan solo a los últimos tres baches –¡bueno fuera que se tratara de baches, pues más bien diríase que son zanjas!– en donde, hace menos de un mes caí con mi automóvil y, en consecuencia, se despedazaron tres neumáticos.

Te aseguro no fue ni por exceso de velocidad, ni por impericia para conducir; de hecho, no creo que ni el propio Checo Pérez, durante su mejor desempeño, hubiera podido esquivarlos. La razón es simple y sencilla: no hay espacio por donde transitar sin caer en ellos.

Al final, y como siempre, la falta de compromiso y cumplimiento de terceros los termina pagando el ciudadano. El chistecito fue de 7,500 pesos y el riesgo de ocasionar un percance mayor a otros automovilistas.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Cansado de esta situación, la cual sin duda comparto contigo, pues seguro estoy de que cientos han pasado por la misma situación, me puse a averiguar un poco al respecto. ¡Sorpresa!: encontré que en la Internet está la dirección para hacer tu denuncia en el sitio web que pertenece al Portal Ciudadano de la Procuraduría Social del Gobierno del Distrito Federal.

Por un momento apareció un gesto de alivio y comencé a leer el procedimiento a seguir. Me permito enterarles de algunos de los puntos:

Se debe acudir, ¡inmediatamente después del hecho!, al Juzgado Cívico de la delegación en donde ocurre el incidente, solicitar constancia de hechos y un peritaje que contenga:

* Peritaje en tránsito terrestre
* Valuación de daños y mecánica de hechos (cada peritaje tarda ¡4 horas en ser elaborado!)
* Copia certificada del documento (ésta tiene un costo de $8.50 por hoja y se pagan en Tesorería.

Posteriormente, acudir con la siguiente documentación para iniciar el procedimiento de indemnización:

* Copia certificada de la constancia de hechos
* Copia certificada del peritaje
* Licencia de conducir
* Tarjeta de circulación
* Identificación oficial y la factura del vehículo (si no está a nombre del quejoso, debe  estar endosada a su nombre).

Quizá no me lo crean, pero ¡no son estos todos los requisitos! Faltan otros que, por pena para con ustedes, estimados lectores, prefiero no asentarlos. Total, en líneas previas está la dirección electrónica.

Me parece que quienes elaboraron este “sencillo manual de procedimientos” para solicitar el pago por daños por caer en un bache no consideraron el tiempo que perdería cualquier ciudadano en su tramitación. ¡Más bien creo que sí lo analizaron! Nadie puede perder tanto tiempo efectivo de labores para una reclamación de este tipo, simplemente por costo-beneficio.

¿Qué hace el Gobierno del Distrito Federal?

De inicio nos hacen promesas de que esto cambiará. Esperemos que sean serias. En efecto, hace unas semanas el GDF presentó su programa de bacheo y recuperación de la carpeta asfáltica, mediante el cual planea reparar los daños en el pavimento de 966 colonias de la ciudad.

Sobre el particular, el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, comentó que para tal proyecto se contará con un presupuesto de 300 millones de pesos, dinero que le fue asignado por la Federación a través de un fondo para infraestructura.

Enfatizo: La ciudad que queremos construir, que es una ciudad inteligente, una ciudad moderna, una ciudad digital, no puede ser realidad salvo que reforcemos la infraestructura, ¡infraestructura que es primordial!

Todos deseamos lo mismo, solo que:

En cuestión del tapado de baches sería prudente utilizar material duradero a largo plazo, no vaya a resultar que con las lluvias del próximo año revirtamos a la misma situación.

Basta recordar que, hace un par de años, las autoridades capitalinas gastaron 100 millones de pesos en tapar 2,000 hoyos en las vialidades de la ciudad de México y, al poco tiempo, los baches brotaron de nuevo y en su mismo ‘hábitat’.

Según los expertos en la materia, la única forma de resolver el problema del bacheo es cambiando los materiales que se han venido utilizando durante los últimos años (si no es que siempre). Olvidarse de la mezcla denominada emulsión asfáltica y cambiar por concreto hidráulico, cuya duración es de 15 años.

Ciertamente, este material es más costoso y, desde luego, al Gobierno del Distrito Federal no le ha de sobrar, pero ¿qué culpa tenemos los automovilistas? ¿Debemos seguir pagando, además de tantos impuestos, los hoyos que otros no tapan?

¿Te ha ocurrido algo similar? ¿Has solicitado la indemnización correspondiente? Cuéntanos tu historia.

Relacionadas

Comentarios