ActualidadHistorias

A pesar de todo… ¡Nos vamos al Mundial! ¿Qué sigue?

El equipo tricolor cambió su mentalidad en el último juego por el repechaje: se sintió superior. ¿Y ahora qué? ¿Seguirá a cargo del “Piojo”? ¿Y los europeos?

20-11-2013, 9:41:34 AM
A pesar de todo… ¡Nos vamos al Mundial! ¿Qué sigue?
Alexandro Santos, FourFourTwo

Finalmente se logró el objetivo. Lo que en cierto momento parecía imposible, por el mal manejo que han tenido los directivos y los errores en la toma de decisiones, anoche la Selección Mexicana terminó por conseguirlo: el boleto al Mundial de Brasil 2014.

Por la puerta trasera, quizá, con muchas dudas y decepciones por lo que se hizo en el Hexagonal Final de la Concacaf, pero con las mismas oportunidades de conseguir algo histórico en el próximo verano.

Es momento de celebrar, mas no podemos olvidar lo que se hizo –o dejó de hacerse– en la clasificación, en la cual el Tri obtuvo apenas 11 puntos de los 30 posibles y rescataron el repechaje gracias al triunfo agónico de Estados Unidos sobre Panamá.

Aquella noche fue un desastre para el futbol mexicano, sobre todo porque fuimos salvados por el eterno rival. Sin embargo, más allá de lamentaciones, había que prepararse a tope para la serie contra Nueva Zelanda; un cambio rotundo era necesario, y éste llegó con Miguel Herrera, quien fue designado como el timonel del equipo para los juegos de la repesca, con tan sólo un mes para preparar a sus jugadores.

La mano del ‘Piojo’ se vio inmediatamente: el aún entrenador del América decidió prescindir de los futbolistas ‘europeos’ para los encuentros donde México se jugaría el pase al Mundial y, además, llamó a un numeroso grupo de jugadores azulcremas para que formaran la base de la Selección, junto a jugadores importantes como Rafael Márquez y Oribe Peralta. Así recibieron a Nueva Zelanda en el Estadio Azteca, con más de 100 mil aficionados aún dispuestos a alentar al cuadro tricolor, a intimidar al rival, devolverle esa imponencia que el Coloso de Santa Úrsula solía tener hasta antes de este año.

Todo se sumó a la causa y México salió con una contundente victoria por 5-1. La afición volvió a celebrar un triunfo apabullante en el Azteca y la cara de los jugadores reflejaba confianza, seguridad; el despliegue del equipo se notaba mejor en esos 90 minutos, que en todo el Hexagonal previo.

La vuelta no fue diferente. El Westpac Stadium en Nueva Zelanda se abarrotó de locales, pero fueron los visitantes quienes terminaron por imponerse. La diferencia futbolística entre una escuadra y otra quedó demostrada, aunque lo destacable fue ese cambio de mentalidad en los jugadores del Tri: se sabían superiores y lo demostraron.

Ahora faltan poco más de 200 días para que comienza la justa en Brasil. México tiene mucho por trabajar y lo lógico sería que el ‘Piojo’ Herrera continuara en el banquillo, pues demostró que puede darle unidad a un grupo que se estaba deshaciendo.

Aunque quedan muchas incógnitas que deberán despejarse en el transcurso de estos meses: ¿qué ocurrirá con los ‘europeos’? ¿los clubes seguirán teniendo esa disposición de dejarlos ir al Viejo Continente, a pesar de que no tengan minutos con sus clubes? ¿Herrera, si continúa, tendrá la capacidad de reintegrar a jugadores como Carlos Vela y Nery Castillo? ¿respetará el momento futbolístico de cada jugador o dejará que los promotores influyan en las alineaciones?

Como sea, hoy toca festejar. ¡Nos vamos al Mundial!

El autor integra al equipo de la revista FourFourTwo México y puedes seguirlo en Facebook

Relacionadas

Comentarios