HistoriasMicrositio

El desempleo en México… seguirá alto

Más allá de lo coyuntural, el desempleo abierto en México parece haber cambiado estructuralmente y esta tasa no volverá a niveles debajo de 3%

14-11-2013, 11:47:10 AM
El desempleo en México… seguirá alto
Jorge A. Monjarás

Más allá de los datos trimestrales, la tendencia en la tasa de desempleo abierto en México parece haber sufrido un cambio estructural en 2008. Las tasas de entre 2.8 y 3.5% que se registraban hasta esa fecha podrían no volver jamás.

Consideremos únicamente la tasa de desempleo abierto, que es aquella que no toma en cuenta al subempleo, ni discrimina entre ocupación formal e informal. Las otras tasas que ofrece INEGI en este campo son mucho más altas, por supuesto. Pero no compliquemos la cosa. Lo que llama la atención en la tasa de desempleo abierto es la siguiente gráfica desestacionalizada:

Hacia finales de 2008, producto de la crisis global, el desempleo dio un gran salto en el país, hasta tocar tasas de 5.53 el primer trimestre de 2009. La cuestión es que nunca bajaron mucho, ni siquiera en 2011 y 2012, años de fuerte recuperación. Este trimestre la tasa desestacionalizada es de 4.96% (la cifra original, la que ya conoces, es de 5.22%).

Así que casi cuatro años después de la crisis, los niveles de desempleo abierto en México siguen rondando el 5% y no dan muestras de ceder, menos en este adormilado 2013.

Para Raymundo Tenorio Aguilar, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Instituto de Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), sucede que, en efecto, el cambio es estructural. “El bajísimo nivel de crecimiento que tenemos no da para crear empleos. El nivel de inversión pública y privada se refleja en un crecimiento del PIB tremendamente mediocre y, con ello, no se generan plazas de ocupación.”

En la opinión de este experto, México tiene un modelo agotado, que resulta en una industria manufacturera debilitada y una industria maquiladora en peligro de desaparecer.

Porque el otro detalle de este asunto tiene que ver con los estados del país. Cuando tomas este mismo indicador histórico estado por estado, te encuentras con una gráfica muy parecida en las entidades del centro hacia el norte. Los datos se remarcan dramáticamente en Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Sonora y Baja California, pero también en Guanajuato, Querétaro y Jalisco. En estas entidades el desempleo abierto se disparó con facilidad por encima de 9%, en cifras desestacionalizadas, porque su media venía de niveles de 4 y 5% en años precrisis.

Prácticamente nadie ha regresado a tasas de 2007. Un tanto Querétaro y Guanajuato, de la mano de la industria automotriz, más el DF, que tampoco viene de tasas muy bajas en los últimos años.

Las excepciones son los estados menos desarrollados: Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Campeche. Los picos de desempleo que muestran son mucho menores, por lo que su regreso a tasas precrisis no fue difícil. Ello se debe a factores de atraso.

Según explica Tenorio, del Tec, en esos estados la gente está en la economía informal en mucha mayor medida, o bien se ocupan en la agricultura de subsistencia o laboran como jornaleros agrícolas. Están ocupados, pues, si bien no empleados.

En este sentido, la industrialización y la modernización economía terminan arrojando niveles más altos de desempleo abierto. Otra razón para esperar que los niveles de desempleo no vuelvan a bajar.

Relacionadas

Comentarios