'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Reforma Hacendaria de México, insuficiente: S&P

Los analistas de Standard & Poor’s consideraron una decepción que no se incluyera el impuesto en alimentos y medicinas.

08-11-2013, 8:34:32 AM
Reforma Hacendaria de México, insuficiente: S&P
Reuters

México tiene espacio para una
mayor reforma fiscal que mejore su base tributaria ya que el
proyecto aprobado por el Congreso la semana pasada lo dejó
todavía muy rezagado frente a países con mejor recaudación, dijo
el jueves la calificadora crediticia Standard & Poor’s.

El parlamento mexicano aprobó un paquete de medidas que
incluye impuestos más altos para los ricos y gravámenes a la
comida “chatarra” y a las ganancias en el mercado accionario, en
una apuesta por incrementar su pobre recaudación, una de las más
débiles de América.

Antes de presentar la propuesta en septiembre,
representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI)
del presidente Enrique Peña Nieto dijeron que la reforma
buscaría elevar los ingresos hasta un 4 por ciento del Producto
Interno Bruto (PIB)
.

Pero el proyecto presentando resultó menos ambicioso. Se
espera que la reforma finalmente aprobada solo logre recaudar
cerca de un 2.5 por ciento del PIB para el 2018, según la
Secretaría de Hacienda.

El Gobierno evitó una papa caliente política al no imponer
impuestos en alimentos y medicinas, una medida considerada por
muchos economistas como fundamental para fortalecer la base
tributaria.

La analista de crédito soberano y economista para América
Latina de Standard & Poor’s, Lisa Schineller, dijo que el hecho
de que este impuesto no se incluyera en la reforma fue una
“decepción”.

Mientras esas fuentes de ingresos permanezcan sin
aprovecharse “ciertamente hay espacio” para otra reforma,
agregó.

Excluyendo al monopolio estatal del petróleo Pemex, que
genera cerca de un tercio de los ingresos federales por
impuestos, la recaudación de México será solo de un 13 por
ciento del PIB con la reforma, dijo Schineller. 

“Eso todavía es una base tributaria baja
internacionalmente”, agregó.

No esperan mayor reforma

Sin embargo, Schineller dijo que no espera que México
proponga una nueva reforma pronto y que la Secretaría de
Hacienda
ya descartó la posibilidad de buscar ampliar el
impuesto a las ventas durante la administración de Peña Nieto,
que aún tiene cinco años por delante.

S&P, que ubica a México un peldaño más abajo que otras
grandes calificadoras en “BBB”, bajó la nota del país en 2009
después de que el anterior presidente fracasó en ampliar la base
tributaria.

La agencia revisó al alza en marzo su panorama para la deuda
soberana de México a positivo desde estable.

Schineller reiteró que un alza de la calificación dependería
de la implementación de la reforma fiscal y de un proyecto
pendiente destinado a potenciar la producción petrolera en
México.

Dicho proyecto, propuesto por Peña Nieto en agosto, busca
abrir el sector petrolero, controlado por el estado, permitiendo
que empresas privadas puedan asociarse con Pemex en contratos de
utilidad compartida.

Legisladores del PRI dijeron que la reforma podría ir más
allá de eso, abriendo la posibilidad de contratos de producción
compartida con grandes firmas petroleras
privadas.
 

“En el grado en que dejes más opciones abiertas en la forma
de los contratos, es probablemente más positivo”, dijo
Schineller.

En tanto, la calificadora Fitch, que ubica a México en
“BBB+”, también considera que la nueva reforma no puede mejorar
dramáticamente la recaudación del país.

“La brecha entre los ingresos tributarios de México y el de
la categoría BBB es todavía bastante sustancial”, dijo a Reuters
la analista de Fitch, Shelly Shetty, en una entrevista a inicios
de la semana.

“Y ningún simple intento de reforma fiscal va a mejorar
materialmente o cerrar esta brecha porque todavía es bastante
sustancial”, agregó Shetty.

Relacionadas

Comentarios