HistoriasTecnología

Jugadores online, en la mira de cibercriminales

Los llamados ‘gamers’ hoy son atractivas víctimas para los ciberdelincuentes, quienes utilizan diferentes técnicas y métodos para estafarlos y hacerlos caer en sus trampas.

07-11-2013, 2:24:59 PM
Jugadores online, en la mira de cibercriminales
Altonivel

Ser un videojugador online tiene sus riesgos, y no nos referimos a la posibilidad de ser derribado por un avión enemigo, ser vencido en una guerra que cambiaría el destino del universo o perder una partida en la que está de por medio el honor. Se trata de peligros más reales, donde se pueden perder más que dinero virtual a manos de los cibercriminales.

Además, no es un secreto que las consolas cada día se convierten en un punto de acceso a Internet para muchos usuarios y que los propios juegos online aumentan paso a paso su popularidad, pero paralelamente, la ciberdelincuencia también va a la alza, convirtiendo a los “gamers” en víctimas de sus trampas para robar sus cuentas.

Así, este auge ha colocado a los jugadores en una atractiva víctima para la industria del cibercrimen, la cual ha desarrollado técnicas específicas y diversos métodos para estafarlos y hacerlos caer en sus trampas –como programas maliciosos o refinadas técnicas dephising– para vaciar sus cuentas mientras el usuario juega o bien sustraer su perfil de jugador para revenderlo en el mercado negro de la red.

Otro método utilizado es la publicación de ofertas con los complementos, las mejoras y el dinero virtual que permite progresar en la gran mayoría de los juegos.

“Lo primero que debemos tener en cuenta es que robar y vender las cuentas de usuario de los jugadores online es un lucrativo negocio para los cibercriminales. Sencillamente, genera beneficios y, por tanto, alimenta la industria del cibercrimen“, explica Eddy Willems, experto en Seguridad de la empresa especializada G Data.

Para hacerlo, agrega, los estafadores se valen de amenazas específicamente dirigidas a conseguir estos datos o emplean métodos de phising de probada eficacia.

Y ante esto recomienda el uso de una potente solución de seguridad y mantenerla siempre activa, sobre todo cuando permanecen conectados a las plataformas de juego; así como instalar todas las actualizaciones de los programas activos en la computadora, eliminar aquellos que no se usan y, en lo relativo al propio videojuego, sólo descargar parches, complementos o mejoras desde el sitio oficial del fabricante.

En este sentido, y en un contexto marcado por los videojuegos, los lanzamientos y las novedades, la firma de seguridad informática también advierte sobre las amenazas más habituales para los gamers, y ofrece cinco consejos para evitarlas y poder jugar seguros en Internet.

Las tres principales amenazas

• Keyloggers, programas espía, etc. Destacan los llamados keyloggers, que se usan para rastrear las pulsaciones del teclado y que se emplean en numerosos intentos de robo de datos relativos a cuentas de usuario.

También el troyano Trojan.PWS.OnLineGames.NVI, que ataca a los navegadores sustrayendo las cuentas almacenadas en ellos, en caso de que las víctimas hubieran guardado aquí sus cuentas de usuario.

Otras amenazas están específicamente diseñadas para robar las claves de licencia y  rastrean solo determinadas áreas del PC en busca de este específico botín y que transfieren los datos a servidores externos.

Las cuentas y los datos comprometidos son vendidos en los mercados negros de Internet. Aquellas que dan acceso a personajes muy evolucionados –con más puntos de experiencia y mejores niveles, y que acumulan complementos y mejoras, que implican muchas horas de juego– están especialmente bien valorados.

• Phising. Es un método de eficacia contrastada por la industria del cibercrimen para apoderarse de este tipo de datos.

Con frecuencia se utiliza un correo electrónico con enlaces que dirigen a la página fraudulenta, donde se anima al usuario a completar el proceso de registro con diferentes tipos de excusa, en ocasiones para que compruebe de primera mano determinadas mejoras o bien para solucionar errores de acceso previo.

La víctima es, sin embargo, conducida a páginas que, bajo una apariencia similar a la original, constituyen la puerta de acceso a la estafa. Validar los datos implica ceder el uso de las cuentas a los estafadores.

• Ofertas falsas. Además de información pura de datos personales, los estafadores online persiguen directamente el dinero. Para conseguirlo de la forma más rápida cuelgan anuncios con un variado repertorio de ofertas (de equipo, complementos y/o dinero virtual) capaces de engañar a los jugadores menos experimentados.

Entre esos artículos online podemos encontrar equipamiento extra, complementos de todo tipo, dinero virtual y personajes evolucionados capaces de completar las misiones más difíciles, en función siempre del tipo de juego.

Las víctimas de estos anuncios lo son por partida doble. No sólo no consiguen eso por lo que han pagado y pierden el dinero invertido, sino que la mayoría de las veces sus datos contribuyen a llenar bases de datos que los estafadores pondrán muy pronto a la venta.

5 recomendaciones para jugar seguro

1. Instala un antivirus: Que incorpore pishing y que éste funcione incluso cuando estamos jugando. Si es eficaz, no debería interferir en el buen funcionamiento del juego.

2. Actualiza los programas más usados: Imprescindible sistema operativo y navegador, todos los programas deberían estar completamente protegidos para evitar riesgos innecesarios.

3. Usa contraseñas fuertes: Protege todas las cuentas de usuario que tengas funcionando como jugador online, y esto significa combinar caracteres alfanuméricos y especiales, así como mayúsculas y minúsculas.

Esto dificulta los conocidos ataques de diccionario. Para no dejar ningún requisito abierto en la parte de las contraseñas, no las almacenes en el navegador.

4. No reveles demasiada información personal: Usa un sobrenombre para participar en los juegos y no ofrezcas demasiados detalles personales.

5. Compra sólo en mercados oficiales: El dinero virtual y las mejoras y accesorios típicos de cada juego sólo deberían ser comprados en las tiendas oficiales de los respectivos juegos.

Si lo hacemos fuera de estos canales, nos arriesgamos a ser estafados. Evita cualquier complemento no oficial, la mayoría de las veces solo sirven para camuflajear los programas espía.

Relacionadas

Comentarios