'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

¿Qué necesita BlackBerry para “regresar a la jugada?

El inesperado cambio de decisión sobre vender la empresa al más puro estilo de deshuesadero, pone a la canadiense en el ojo del huracán. ¿Logrará resurgir?

07-11-2013, 2:03:35 PM
¿Qué necesita BlackBerry para “regresar a la jugada?
Julio Vélez

Fans y detractores de la temeraria y persistente BlackBerry (RIM) fuimos sorprendidos por igual esta semana con su inesperado cambio de decisión sobre vender (“toda o en partes”, como rezaría un anuncio de deshuesadero) la compañía canadiense.

Quién sabe qué está pasando dentro, pero ese cambio de CEO de Thorsten Heins por John Chen (de manera temporal, al menos) habla de que quizás aquella idea de vender no fue unánime desde un principio. ¿Será posible que Chen se alió con Barbara Stymiest en la junta directiva y logró revertir esta posible catástrofe justo a tiempo?

El punto es que BlackBerry tendrá una importante inyección de capital mayormente por Fairfax (¡cerca de $1,000 MDD!), y aunque esto signifique una discreta reducción de autonomía ante la presencia de Prem Watsa, jamás se acercará al escenario de convertirse en el juguete nuevo de alguna gran compañía, tipo Nokia-Microsoft. Lástima, Lenovo: no se pudo.

¿Cómo se llegó a este punto?

Research In Motion (RIM, para los cuates) iba muy bien, hasta 2009. Fue allí donde la combinación del pequeño monstruo de Apple (sí el iPhone), combinado con una serie de factores como remocion y cambio constante de directivos, lanzamientos de productos de forma impulsiva (PlayBook, el Torch 9850, etc.) fueron minando no solo los recursos y reservas financieras, sino causando un ligero pero constante éxodo de inversionistas y clientes, incluyendo aquellas inmensas compañías que antaño cerraban contratos millonarios para dotar a sus empleados con sus elegantes teléfonos inteligentes.

Quizás los dos últimos modelos de BB no tuvieron el impacto esperado, pero cuando tuvimos el Z30 y el Q10 en nuestras manos, comprobamos que no fue, en absoluto, cuestión de mediocridad –tecnológicamente hablando– con respecto a la competencia. No. Fue más bien resultado del miedo de usuarios y grandes empresas sobre el destino de la compañía. Tan es así, que las acciones bajaron un descalabrante 11% en los últimos meses. Eso sí… el modelo Z10 fue un desastre evidentemente corregido con el Z30, pero en el ínter se perdieron muchos millones de dólares.

¿Cómo salir del bache?

Justamente la aparente estabildiad que está anunciando BlackBerry podría ayudar a que sus antiguos pero leales clientes “salgan de sus escondites” y consuman sus smartphones y servicios de nuevo. Tal como los clientes Apple regresaron a la marca cuando Steve Jobs volvió, aquí es cuestión de confianza.

Y yo oponaría que, además de una sólida junta directiva e inversionistas serios, es precisamente la elección de un CEO conocido por sus buenas decisiones lo que podría concretar la resurrección completa de la marca. Y de pilón, si la decisión fuera mía, revertiría ese par de aplicaciones BlackBerry Messenger para iOS y Android. No se lo merecen… ¡pertenece a BB!

Seamos ciegos seguidores de la marca o no, hay que reconocer que BlackBerry puso la muestra de la forma exitosa de extender el reinado de un smartphone (podríamos decir incluso que ellos crearon el concepto), no solo en tecnología, sino en constante soporte empresarial y a nivel usuario.

Es más, podríamos asegurar que, hoy por hoy, compañías como Apple y Motorola aún no tienen claro cómo establecer una fórmula similar. Con valientes pero razonables decisiones como esta, estamos seguros de que el resurgimiento de BlackBerry es solo cuestión de tiempo, buenas decisiones internas y la comprensión de su leal comunidad de usuarios chicos y muy, muy grandes.

¿Qué opinan ustedes? ¿Le darán a BlackBerry una nueva oportunidad?

Relacionadas

Comentarios