HistoriasNegocios

Invertir en Fibras, construir y ganar sin ladrillos

Hoy, colocar nuestros ahorros en bienes raíces se puede hacer sin tener que preocuparnos por la conservación de las propiedades gracias a los Fibras.

04-11-2013, 4:55:17 PM
Invertir en Fibras, construir y ganar sin ladrillos
Alejandra Palomares Barrios

Si eres un inversionista y estás interesado en el mercado de bienes raíces, los relativamente nuevos instrumentos burstátiles conocidos como fideicomisos de infraestructura y bienes raíces (Fibras) pueden resultarte atractivos, ya que es un instrumento mixto, diversificado y de bajo riesgo.

La idea de las Fibras proviene de los
real
estate investment trusts
(reits) que existen en Estados
Unidos desde los años 60. Estos instrumentos sirven para el financiamiento de
proyectos inmobiliarios con fines de arrendamiento y permiten que aquellos que
disponen de los recursos obtengan ingresos originados por dicho arrendamiento.

En pocas palabras, es como si
compraras un edificio de departamentos para rentarlos, pero en realidad no eres
dueño del edificio, sino solo inviertes para su construcción o adquisición y
eso te da el derecho a recibir parte de las ganancias que la renta que generen.
De eso se trata este tipo de fideicomisos a grandes rasgos.

Ventajas de las Fibras

Entonces,
si estas interesado en el mercado de bienes raíces, los fibras pueden
resultarte atractivos, pues no tienes que preocuparte por buscar el bien raíz
que te genere la suficiente plusvalía ni tampoco administrarlo o vigilar su
manutención. De todo esto se encarga el fideicomiso.

Como
inversionista, puedes recibir pagos periódicos derivados de la renta de los
inmuebles que componen el fibra (deuda) y por ganancias de capital gracias a la
plusvalía (renta variable). Estas características hacen de los fideicomisos un instrumento que no solo seduce a los inversionistas particulares, sino también para los institucionales
(como lo son las afores).

Otras
de las particularidades de los fibras es que no tienen un vencimiento a plazo
fijo
ni cuentan con alguna nota por parte de las empresas calificadoras. Se
operan a través del mercado de valores como una acción.

 

Actualmente,
en México existen siete fibras, pero es un sector que no para de crecer, por lo
que se espera el lanzamiento de más en ámbitos como el hospitalario u hotelero
(principalmente en construcciones de playa), entre otros. 

Fibras que cotizan
en la BMV

Fibra Uno: Fue la primera que
se creó en nuestro país y cuenta con cientos de inmuebles diversificados en
oficinas, comerciales (la mayoría), industriales y mixtos.

Fibra Hotel: Tiene decenas de inmuebles
de las cadenas One, Fiesta Inn y Camino Real en todo el territorio nacional.

Fibra Macquarie: Comenzó a operar en
2012 y está enfocado en el mercado industrial y manufacturero.

Fibra Inn: Formado por hoteles
de las cadenas Hampton Inn, Holiday Inn Express & Suites y Holiday Inn.

Terrafina: Considerado el
tercer portafolio más grande de propiedades inmobiliarias industriales en
México.

Fibra Shop: Creado
principalmente para adquirir, desarrollar y operar un amplio rango de centros
comerciales en nuestro país.

Fibra Danhos: Primer fideicomiso
especializado en el segmento de inmuebles calidad premiere.

¿Cómo invertir?

Como
ya lo mencionamos, es probable que de inicio ya estés invirtiendo en un fibra
por medio de tu afore, pero si quieres invertir directamente en este tipo de
instrumentos, también puedes hacerlo a través de fondos de inversión que
contengan algunos fibras en su portafolio, o mediante un contrato de
intermediación
con una casa de Bolsa.

Lo
mejor en cualquiera de los casos es que te acerque a un asesor para armar de la
mejor manera tu portafolio. Para abrir un contrato con un intermediario solo
necesitas tener un monto inicial que puede variar, dependiendo de a quién te
acerques. Por ejemplo, con un fondo puedes empezar a invertir desde $15 mil
pesos
, en una casa de Bolsa en línea desde $2 mil pesos y con los intermediarios
tradicionales desde $100 mil.

Ahora
bien, en los últimos meses se ha hablado de la crisis de las empresas
vivienderas
, pero la buena noticia es que los fibras están dedicados a otro
sector inmobiliario, por lo que situaciones como las que suceden con Ara,
Homex, Geo o Urbi no tienen relación con los fideicomisos que hemos tratado
aquí (si quieres conocer más sobre esta crisis lee Casas para vivir o para invertir. Por el contrario,
el rendimiento mostrado por los fibras hasta ahora sigue al alza,  pese a la baja generalizada del mercado de
valores.

Para saber más:

Fibras, el instrumento financiero novedad entre inversionistas

5 genios de la Bolsa que nos harán millonario

Encuentra a tu mejor aliado al momento de invertir

Los derivados, una belleza de instrumento de inversión

Relacionadas

Comentarios