ActualidadHistorias

¿Qué implicaciones tiene la Reforma Fiscal?

La reforma aprobada por el Senado debe regresar a la Cámara de Diputados para avalar o rechazar los cambios propuestos. Aquí un escenario general.

31-10-2013, 9:30:27 AM
¿Qué implicaciones tiene la Reforma Fiscal?
Guadalupe Parral García

Tras una sesión reventada, las acusaciones “políticamente correctas” entre bancadas y un debate de más de 8 horas, la Reforma Fiscal es un hecho.

La madrugada de este jueves el pleno del Senado aprobó en lo general y en lo particular el proyecto de decreto que reforma diversas disposiciones de las leyes del Impuesto al Valor Agregado (IVA), del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) y Federal de Derechos, que expide la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y deroga la del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y la de los Depósitos en Efectivo.

La asamblea, con la ausencia de la fracción parlamentaria del PAN –que se ausentó de la sesión a manera de protesta por los preacuerdos entre PRI y PRD para aprobar esta reforma–, modificó 14 artículos a las leyes del IEPS, Federal de Derechos y del ISR que forman parte de la miscelánea fiscal.

Por esto, la reforma deberá regresar a la Cámara de Diputados, lo que ya fue realizado de acuerdo con el presidente del Senado, Raúl Cervantes, y ahora solo resta que se avalen o rechacen los cambios realizados por los senadores.

¿Pero que implicaciones tiene la reforma?

Golpe bajo a todos los sectores

Luis Foncerrada, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), indicó que “el sector privado aportará 0.74% del PIB, mientras que todos los trabajadores entregarán 0.36% a través del pago de un mayor impuesto sobre la renta”.

El experto añadió: “La clase alta es sólo 5% de la población, la pobre y con una carencia de satisfactores es 20%. El 75% de los mexicanos están en la clase media y somos todos”.

Con esta reforma se contempla un “golpe bajo” a los bolsillos de todos, sí de todos los mexicanos.

Afectaciones al trabajador

Para aquellas personas físicas que tengan ingresos superiores a 500,000 pesos anuales; es decir, un salario mensual de 41,600 pesos ahora desembolsarán una tasa del ISR de más de 30%.

Por otro lado, si alguien pierde su trabajo, después de más de dos años trabajando formalmente, podrá contar con un seguro de desempleo hasta durante seis meses después de perderlo. Y sólo se accederá a dicho seguro una vez cada cinco años.

Outsourcing, perjudicada

Quienes trabajen por su cuenta, la reforma también plantea un régimen de incorporación especial para darse de alta en el SAT (Servicio de Administración Tributaria). Es decir, los impuestos durante un año serán de cero por ciento; en el segundo la tasa será de 10%, y así seguirá el aumento hasta llegar al régimen normal.

Para el sector empresarial

En este sentido, las empresas dejarán de pagar el Impuesto Empresarial a Tasa Única. Asimismo, queda eliminado el Régimen de Consolidación Fiscal, que permitía diferir el pago del ISR hasta por 10 ejercicios.

De igual forma, se erradicarán otros regímenes especiales que significaban agujeros para el sistema fiscal, como el de pequeños contribuyentes del que se beneficiaban buena cantidad de Pymes.

Además del aumento en la tasa del ISR antes mencionado para las personas físicas con mayores ingresos, se tiene contemplado eliminar la exención del IVA en la enajenación de casa habitación en propiedades de alto valor. De la misma forma, el interés de créditos hipotecarios y el uso o goce de la vivienda.

Los casos con mayores efectos al bolsillo

La reforma dio luz verde a la eliminación de la tasa cero en alimentos para mascotas (perros, gatos y pequeñas especies), por lo que ahora deberá paga impuesto.

¿La justificación para gravar este producto? De acuerdo con la postura de los legisladores, quienes adquieren este producto reflejan contar con una riqueza que debe ser gravada. Dicho en otras palabras: Si tienes un perro o gato, cuentas con mayor poder adquisitivo.

Asimismo, avanzó el IVA a gomas de mascar y el impuesto especial de 1 peso por cada litro consumido de bebidas azucaradas, con el mensaje del gobierno de que no se trata de lacerar más al bolsillo del mexicano, sino de “contribuir” a bajar los altos niveles de obesidad en la población adulta e infantil en el país. Hemos publicado un estudio de Kantar Worlpanel México en el que una anterior crisis no disminuyó el consumo de refrescos a pesar de su costo, lo cual revelaría que el aumento del peso no tendrá un efecto directo sobre la salud.

¿Qué desea el gobierno federal?

De acuerdo con el análisis “Implicaciones de la Reforma Fiscal”, de Roberto Fuentes López, el objetivo de esta reforma es no sólo obtener más recursos tributarios de los contribuyentes cautivos para el 2014, sino el endeudamiento del mismo gobierno.

“El Presupuesto 2014 propone incremento del gasto corriente en 10.1% real anual, con un 15.5% en las pensiones. (…) Además de mantener salarios, prestaciones y apoyos elevados para funcionarios de alto nivel, principalmente los del poder judicial”.

Incremento de impuesto al por mayor

Según Fuentes López, el pago de impuestos es percibido como un despojo sin retribución posterior, máxime cuando el Estado no cumple con los satisfactores mínimos de seguridad pública o de educación.

La reforma pretende incrementar la recaudación en 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014 y llegar a 3% para 2018. De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Hacienda, se asegura que se busca incrementar los ingresos de 2014 en 240,000 mdp.

Revisa aquí cómo quedó la Miscelánea Fiscal avalada por el Senado.

Para saber más:

Senado aprueba en lo general miscelánea fiscal 2014

Senadores preparan batalla por miscelánea fiscal

La reforma fiscal… ¿matará a la gallina exportadora?

Dictamen Fiscal: ¿100,000 contadores a la calle?

Relacionadas

Comentarios