HistoriasMicrositio

3 habilidades extracurriculares para ganar el puesto

Los reclutadores están buscan candidatos que puedan actuar fuera de la caja y ser ellos mismos. Para ganar el empleo que deseas echa mano de estas habilidades.

29-10-2013, 6:05:49 PM
3 habilidades extracurriculares para ganar el puesto
Roberto Esparza Viedma, director de IQubadora

Cuando queremos vender un producto o servicio no podemos limitarnos a entregar un brochure de ventas que describa los
beneficios que obtendrá el cliente potencial si realiza una compra. De igual manera, en una entrevista de
trabajo
el candidato no puede acotarse únicamente al desarrollo de .un buen
currículum vitae
. Hay muchos otros factores que están en tus manos para lograr
cerrar el trato y van desde el contacto con un .reclutador hasta el usuario final de
la posición.

Aprender a percibir a las
empresas y organizaciones como el princi­pal consumidor de talento que hay en
nuestra economía, puede sig­nificar una auténtica diferencia en la vida de las
personas que están buscando una posición laboral.

Si en estos momentos estás en busca de un nuevo empleo o posición en tu trabajo debes cambiar tu paradigma, estamos demasiado acostumbrados a esperar ser
atendidos por las organizaciones, de­jando a un lado el hecho de que el valor
que tenemos para ofrecer es precisamente el conjunto de conocimientos,
experiencias, habilida­des y competencias que desarrollamos a lo largo de la
vida.

Tomando en cuenta este nuevo paradigma… ahora si podemos resolver la pregunta: ¿cómo debe “venderse” un
candidato más allá de los 206 cm²
que mide una hoja tamaño carta (tamaño ideal para un CV) y los 10
segundos que se toma un reclutador para revisarlo en primera instancia?

Acontinuación te damos una lista de tres habilidades extracurriculares que puedes venderle a tu reclutador.

1) Escuchar más allá de las palabras

Dicen que habla más de nosotros
lo que callamos que lo que decimos. La claridad y transparencia no siempre está
presente en nuestras conversaciones. Generalmente existe una brecha entre sus
interlocutores. Es muy común que ambas partes estén inmersas en sus propias
conversaciones internas y atendiendo a sus propias inquietudes en lugar de
procurar comprender y conectarse con la persona que tienen enfrente.

El candidato que tiene la
capacidad de escuchar más allá de lo que un reclutador le dice y entender
incluso lo que no le dice puede adquirir mucha ventaja sobre otros candidatos
pues ésta persona logra entender la inquietud y necesidad primaria de la
empresa y del reclutador, genera mayor empatía y desde ese lugar es mucho más
fácil vender tus aptitudes y competencias, ofreciendo soluciones tangibles y no
sólo respuestas cliché que suponemos nos traerán éxito en una entrevista.

2) Reaccionar de manera
ágil

Cada vez es más común participar
en entrevistas fuera de serie en dónde los reclutadores buscan gente que
piensa y actúa fuera de la caja. Por ello técnicas como los “assesment centers”
son cada vez más utilizadas por las empresas.

Un ejemplo es la historia
desarrollada en la película “El Método” en el que los candidatos fueron
expuestos a situaciones extremas que buscan sacar del contexto de la entrevista al candidato para
ver cómo actuará en la vida real.

Hoy
en día, las empresas buscan personas más auténticas y transparentes y por su
parte los candidatos también buscan empresas que les permitan ser ellos mismos.
Tal como lo describimos en el artículo referente a los .colaboradores
interoperables
: aquellos han desarrollado
mayores competencias para cambiar de entorno o contexto rápidamente, responden
de manera ágil a los procesos de transformación, detectan a gran velocidad qué
es lo que se necesita para adaptarse y diagnostican en poco tiempo si en la
nueva empresa hay auténticas oportunidades de de­sarrollo de acuerdo con su
sistema de valores, creencias, actitudes, conductas y hábitos.

3) Mostrar tu pasión

Una
entrevista de trabajo tiene varias fases. Una de ellas es la de calibración en
la cual se busca hacer “click” entre lo que el entrevistador persigue y lo que
el candidato proyecta. Es común que en esta fase se exponga la descrip­ción del
puesto, qué se busca, qué se necesita y los rasgos de perso­nalidad que se
requieren para la posición vacante.

En la
mente del entrevistador hay una serie de checklists que eventualmente
adapta a partir de lo que el candidato refiere en su conversación. Aquí son
importantes elementos como el tono, la pa­sión, el interés y los conocimientos
que demuestra en la entrevista.

La
pasión puede ser un atributo que distingue a una persona, pero su capacidad
para demostrar su pasión y contagiarla a quienes le rodean se trata de una
habilidad que es de suma relevancia para cualquier empresa. No hay manera de
hablar de pasión en tu CV si en la entrevista no permites que tu energía hable
por si misma.

Pensar
que solo un CV puede ayudarnos a conseguir el empleo de nuestros sueños no es
tan acertado, ya que se trata sólo de la primera piedra. Tendemos a ver todo el
proceso de reclutamiento como si hubiera un solo paso para conseguir el empleo
de nuestros sueños. La realidad es que el candidato debe desarrollar muchas otras
competencias para generar una conexión exitosa con la empresa a la que aspira. ¿Cuáles serán tus siguientes pasos para
lograr el empleo que deseas?

Para saber más:

Tendencias creativas e innovadoras para hacer tu CV

9 preguntas para conocerte a ti mismo y ser exitoso

3 pasos hacia el autoconocimiento de un líder

Decir ‘no sé’ puede reforzar tu liderazgo

Relacionadas

Comentarios