HistoriasNegocios

Conservas alimenticias, el sector con sazón renovado

La industria ha logrado romper con el mito de que los alimentos procesados no son nutritivos y está lista para arrebatarle mercado a la comida chatarra.

16-10-2013, 9:20:57 AM
Conservas alimenticias, el sector con sazón renovado
Manuel Ramírez

Tras casi nueve años de vivir sola, Rocío Alcántara, pedagoga de profesión, tiene claro que la vida no le dio el don de cocinar: desde que decidió salirse de la casa de sus padres, las ‘latas’ han sido su mejor aliado, cuando de alimentarse se trata, pues le solucionaban la vida.

Su caso no es muy distinto del de mucha gente que no tiene suficiente tiempo para pasarse horas y horas al día moliendo los ingredientes del mole en el metate. Un crecimiento constante de la población urbana, aunado a los cambios en los estilos de vida, han hecho que la industria alimentaria se enfoque cada día más en la elaboración de productos procesados industrialmente, que solo hay que calentarlos y están listos para servirse.

El sector de conservas alimenticias no es la excepción. A pesar de no presentar saltos espectaculares, “siempre ha registrado crecimientos positivos: las ventas aumentaron 5.7% en 2012, respecto de un año antes, con 73,789 millones de pesos (mdp) y se produjeron 6.3 millones de toneladas utilizando productos del campo y el mar, lo que nos sitúa como una de las industrias manufactureras con mayor dinamismo a nivel nacional”, explica Armando Cobos, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (Canainca), que asocia 46 industrias que contribuyen con aproximadamente el 95% del total de la producción de alimentos procesados en el país.

Se espera que este sector siga presentando crecimientos de entre 5 y 7%, sobre todo por la recuperación de la economía de Estados Unidos, país que adquiere 87.6% de las exportaciones mexicanas de conservas, y de algunos países europeos, con solo 3.4%. En 2012, las ventas al exterior ascendieron a 7,559 mdp.

El gran reto para las compañías es encontrar la forma de que no les afecte demasiado la fluctuación en el precio de las materias primas. “Esto ha sido algo que la industria ha podido sortear de manera positiva a través de una mezcla de estrategias de cobertura, precio de los productos, innovación, fortalecimiento de marca, esfuerzos en punto de venta, etc.”, puntualiza Héctor Castillo, director de Mercadotecnia de Grupo Herdez.

El sector, de por sí, mantiene clientes cautivos, puesto que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 66% de los hogares mexicanos consume alguna de estas mercancías.

Los chiles, por las nubes

En los últimos años, el alza en el valor de los productos del campo ha fluctuado constantemente. Un ejemplo son los chiles, que sufrieron aumentos en sus costos en más de 100%; “sin embargo, las empresas que los empacan no han incrementado el precio en la misma proporción”, advierte Armando Cobos.

A lo anterior se suma, en algunos casos, la escasez de insumos nacionales, por lo que se han visto en la necesidad de abastecerse con proveedores en el extranjero para garantizar su disponibilidad en el mercado doméstico.

Castillo, de Herdez, menciona que, para hacer frente a la volatilidad, desde hace años tienen estrategias de cobertura de materias primas.

En sintonía está La Costeña que, en voz de su director comercial, Rafael Celorio, debe parte del éxito a tener una buena cantidad de inventario: “Nos gusta prever para soportar cualquier subida fuerte del precio de los productos. Tenemos contratos con los agricultores y contamos con abundante mercancía almacenada. Aprovechamos cuando los precios están bajos para comprar y empacar más”.

Nunca se sabe cuándo una helada en Durango, una sequía en Sinaloa o una inundación de Tabasco arrasarán con la cosecha de todo el año, provocando escasez y alza en el precio de los alimentos.

Innovar, innovar, innovar…

Es un hecho que, cada vez más, la industria alimentaria apuesta a las comidas preparadas para incrementar sus ingresos. Esto a las conservas alimenticias les ha implicado llevar a cabo cambios operacionales y de comercialización.

El presidente ejecutivo de la Canainca señala que, gracias a la gran variedad de empaques que emplean en la producción de alimentos, pueden ofrecer al consumidor amplia variedad de opciones. “Esto ha permitido romper con el mito de que los alimentos procesados no son tan nutritivos como los frescos”, dice.

Un factor que influye de manera determinante en la conservación de alimentos es el medio ambiente; por eso, una de las grandes apuestas del sector es a favor de los envases ecológicos, con los que se logra que los productos guarden su sabor sin perder ninguna propiedad por periodos de tiempo cada vez más largos.

Nosotros –dice Celorio, de La Costeña- hemos innovado mucho en el recubrimiento de los envases que mantienen las propiedades durante tres o cuatro años, sin ningún conservador. “Las latas cuentan con un barniz protector que impide que el producto la toque; de esta manera no se alteran las propiedades ni el sabor.”

Pero no se requiere mucha investigación y análisis para percatarse que este sector  tiene la mira puesta en ofrecerle al consumidor productos que faciliten la preparación de alimentos.

Herdez ha traído muchas innovaciones a la industria en el último par de años a través de tres grandes plataformas: nuevos sabores, nuevas formas de uso o funcionalidades adicionales y nuevas formas saludables de cubrir las necesidades existentes de los consumidores”, señala Castillo.

Los más recientes lanzamientos en las empresas que participan en el sector van desde ofrecer verduras, como jitomate, tomate, cebolla, previamente picados y fritos, hasta frijoles en diversas presentaciones, listos para calentarse y servirse. ¡Adiós al temor de que la olla exprés de la abuela explote!

Un aspecto importante en este sector es buscar la manera de diferenciarse en el mercado, evitando que sus productos se conviertan en commodities; por ello trabajan en la construcción de marcas fuertes, apoyadas por la calidad, un buen sabor y un precio competitivo.

“Los grandes retos para todas nuestras empresas es mantener la competitividad en un contexto internacional cada vez más complejo y exigente, situación que nos demanda elaborar constantemente nuevos productos y procesos, así como estrategias logísticas cada vez más precisas”, comenta Cobos.

Adiós a la dieta “T”

Una tendencia a nivel internacional es la promoción de una mejor nutrición y salud a partir de las propiedades de los alimentos, razón por la cual las áreas de investigación y desarrollo buscan nuevas formas de procesamiento de  comestibles que incidan en una dieta más sana y equilibrada.

La preparación de los productos se  lleva a cabo  de acuerdo a las recetas desarrolladas por el centro de investigación y desarrollo de La Costeña.

“Una vez iniciado el proceso, los alimentos no son tocados nunca por la mano del hombre, ya que todo se lleva a cabo de  forma automatizada en líneas de producción cerradas que evitan cualquier contaminación”, comentan ejecutivos de esta empresa mexicana fundada en 1923.

Ejemplo de algunas de estas mercancías  que buscan revolucionar el mercado es el ‘verdurizador’, presentado recientemente por Herdez, que busca sustituir  una buena parte del empanizado regular con verduras deshidratadas en polvo que  sirven para cubrir los alimentos.

Mientras que la nueva batalla por el consumidor podría estar en las frutas, con alternativas como Gogo Squeez de Herdez, un puré equivalente a una porción de manzana, mango, durazno, etc.,o la pulpa de frutas (que al momento de escribir este artículo La Costeña estaba por lanzar, por lo que no se detalló el nombre), con la cual busca atacar, principalmente, al mercado de los niños en edad escolar.

Con productos de esta naturaleza se cumpliría el sueño de muchos padres de familia para que los niños sustituyan el consumo de comida chatarra en  el recreo, por alternativas más nutritivas.

¿Crees que los cambios de hábitos alimenticios de la sociedad mexicana impulsen a este sector? Si quieres conocer más de inversiones y sectores, te recomendamos que compres la revista impresa de Alto Nivel o que te suscribas. 

 

Este mes en la revista:

México va por más ensamble en la industria automotriz

Industria aérea mexicana despega con fuerza

Relacionadas

Comentarios