HistoriasMicrositio

Líderes sin pantalones… ¿te suena familiar?

Cómo lidiar con el jefe que a todo dice que sí y que no es capaz de defender el trabajo del equipo. Conoce el perfil y cómo trabajar con este tipo de liderazgo.

15-10-2013, 12:52:15 PM
Líderes sin pantalones… ¿te suena familiar?
*Eduardo Lan, socio fundador de @MesaConsultores

Liderazgo es uno de esos términos elusivos que nadie puede definir con precisión. Algunos piensan que un gran líder es carismático y autoritario, características propias de alguien con una personalidad dominante.

Otros, en cambio, dicen que un verdadero líder es aquel que está más preocupado por su equipo que por sí mismo, lo cual denota humildad y entrega. Así, liderazgo, según las diversas definiciones, oscila entre una personalidad fuerte y una personalidad más sutil, lo cual no quiere decir débil.

La realidad es que existen todo tipo de líderes y ningún tipo de personalidad tiene la patente exclusiva sobre el liderazgo.

En la historia de la humanidad y empresarial existen desde líderes como Lósif Stalin y Augusto Pinochet, cuyo liderazgo era ejercido con una voluntad de hierro hasta líderes como Mahatma Gandhi y el Dalai Lama, cuyo liderazgo es de personalidad pacífica.

Estas diferencias tan pronunciadas existen también en el mundo empresarial, donde existen líderes como Steve Jobs, cuya volatilidad es bien conocida hasta el actual Bill Gates, de personalidad más pragmática y tranquila.

A pesar de estas diferencias, algo es cierto: Un líder necesita contar con fortaleza interna para poder sortear todos los obstáculos que se anteponen entre él y su visión, así como para poder persuadir a otros a seguirle y luchar por la realización de esa visión.

Así, un jefe que no posee esta fortaleza y que no respalda a su equipo de trabajo en las buenas y en las malas no puede ser considerado un líder.

Este tipo de persona es más bien un cobarde que asume el crédito cuando le conviene y asigna culpas cuando se ve amenazado.

Su manera de actuar es reactiva y responde a miedos propios en lugar de al compromiso con la visión y el equipo. En términos coloquiales es alguien sin pantalones.

A continuación te sugerimos 3 maneras de lidiar con este tipo de personajes:

1.- No te lo tomes personal

El error más grande que puedes cometer con este tipo de personas es permitir que sus actitudes, palabras y acciones te hieran emocionalmente.

Normalmente las personas no actúan de tal o cual manera con el interés de molestarte a ti en particular (¡ni tú ni yo somos tan importantes en el mundo del otro¡). No tomarte las cosas de manera personal es una poderosa herramienta para evitar ser denigrado e incluso tiene la posibilidad de desarmar al otro. 

2.- Se empático

Si tu jefe es un patán es muy probable que tenga o haya tenido situaciones de vida muy dolorosas, las cuales propician que él o ella actúe así.

Ponerte en sus zapatos e imaginar cómo debe ser su experiencia de vida, te da la posibilidad de entenderle mejor, ser menos afectado por su actitud, e incluso tiene la probabilidad de ganarte puntos con él o ella.

Sin embargo, ten cuidado: empatía no es lo mismo que lástima, la cual probablemente solo logre enfurecer a tu jefe.

3.- Enfréntalo con inteligencia emocional

Una de las mejores maneras de contrarrestar a una persona abusiva es enfrentarla con inteligencia emocional; es decir, sin alterarte. Al estar frente a alguien así, respóndele de manera tranquila y lógica. Incluso puedes utilizar el silencio, la mirada y el lenguaje corporal para comunicarle el error que está cometiendo. Adoptar una actitud de curiosidad ante alguien agresivo a menudo desequilibra y desarma a la persona.

Ahora, si nada de esto funciona, recuerda que estar trabajando ahí es elección tuya. Nadie te está apuntando una pistola a la cabeza para que permanezcas ahí. Si no estás contento en tu trabajo y ya no puedes soportar a tu jefe, busca otro trabajo.

*El autor es consultor, coach y conferencista con más de 15 años de
experiencia en temas de transformación organizacional, liderazgo,
comunicación efectiva, trabajo en equipo, clima laboral y renovación
cultural. Actualmente es socio fundador de Mesa Consultores. Síguelo en Twitter en la cuenta @MesaConsultores.

¿Has tenido o tienes un jefe así?

Para saber más:

6 prácticas que afianzarán tu liderazgo

Líder o manager, el perfil dos en uno que necesita tu empresa

3 pasos para ser un líder con palabra de honor

Relacionadas

Comentarios