HistoriasNegocios

S&P mantiene perspectiva positiva para México

Reformas fortalecerían flexibilidad fiscal y crecimiento del país, considera S&P que mantiene las perspectivas de crecimiento de mediano plazo.

10-10-2013, 1:53:23 PM
S&P mantiene perspectiva positiva para México
Notimex

Standard & Poor’s (S&P) confirmó hoy las calificaciones
soberanas
de México en moneda extranjera y moneda local, pues las
recientes propuestas de reformas fiscal y de energía del gobierno
federal, podrían fortalecer la flexibilidad fiscal del país y las
perspectivas de crecimiento de mediano plazo.

La evaluadora
internacional confirmó sus calificaciones soberanas de México en moneda
extranjera
de largo plazo de ‘BBB’ y de corto plazo de ‘A-2’, y en
moneda local de largo plazo de ‘A-‘ y de corto plazo de ‘A-2’. La
perspectiva de las calificaciones de largo plazo se mantiene positiva.

Expuso
que la perspectiva positiva -asignada en marzo de 2013- refleja una
posibilidad mayor a una en tres de que el gobierno pueda obtener la
aprobación de las medidas propuestas para mejorar de manera
significativa su margen de maniobra fiscal e inyectar más dinamismo en
la economía.

Refirió que las calificaciones de México
reflejan su historial de políticas fiscales y monetarias cautelosas que
han contribuido a que el país mantenga bajos niveles de déficits
gubernamentales e inflación, así como también han impulsado la
resistencia económica y han contenido los niveles de deuda fiscal y
externa.

Sin embargo, la limitada flexibilidad fiscal del
soberano
y su panorama de modesto crecimiento en el mediano plazo limita
las calificaciones, añadió en un comunicado la calificadora
internacional de riesgo crediticio.

Reforma fiscal y energética

Una tercera parte de
los ingresos presupuestales totales del país provienen del sector
petrolero, lo que hace al gobierno vulnerable ante la volatilidad de los
precios del petróleo y las caídas potenciales en la producción
petrolera en el mediano plazo, añade.

Además, la base
tributaria no petrolera es baja en 9-10 por ciento del Producto Interno
Bruto (PIB) y durante mucho tiempo ha sido políticamente desafiante
tratar de extenderla.

“Las propuestas de las reformas,
fiscal y de energía, presentadas por la administración del presidente
Enrique Peña Nieto, actualmente en discusión en el Congreso mexicano,
podrían mitigar estas limitaciones de las calificaciones soberanas”,
precisó.

Destacó que el acceso al vasto potencial petrolero del país energizaría la inversión y el crecimiento en toda la economía.

Refirió
que las reformas actualmente en discusión en el Congreso proponen la
eliminación de restricciones clave que evitan la inversión privada,
incluyendo la extranjera, mediante la enmienda de dos artículos clave de
la Constitución mexicana.

De ser aprobadas dichas
enmiendas, el éxito de la reforma energética para atraer más inversión
dependerá de los detalles de la legislación secundaria, acotó.

Por
su parte, la reforma fiscal presentada por el gobierno busca
incrementar los ingresos en 1.4 por ciento del PIB durante el próximo
año y en 2.9 por ciento hacia 2018, aunque en opinión de S&P, el
incremento real en los ingresos probablemente sea menor a la estimación
oficial.

La calificadora también espera que la propuesta se
modere durante las negociaciones legislativas, y lo que finalmente
apruebe el Congreso sentará las bases para realizar proyecciones más
realistas sobre los ingresos.

Mencionó que el gobierno
también planea fortalecer el marco fiscal mediante la modernización de
los fondos de estabilización petrolera y ahorrar más durante la parte
alta del ciclo económico para lo que establecería topes al gasto.

De
aprobarse e implementarse efectivamente, estas medidas podrían
constituir un paso importante para reducir la volatilidad de los
ingresos, resaltó la evaluadora internacional.

En su
opinión, será la combinación de la reforma fiscal y la de energía lo que
determinará el impulso a las cuentas económicas y fiscales, no alguna
de ellas de manera aislada.

Afirmó que la aprobación de
estas reformas podría mitigar algunas de las limitaciones clave sobre
las calificaciones soberanas de México: un débil crecimiento y un
limitado margen de maniobra fiscal.

Ambas reformas -fiscal y
de energía- han demostrado ser políticamente desafiantes y difíciles de
aprobar durante la última década, pero consideró que el gobierno tiene
actualmente una alta probabilidad de obtener la aprobación para estas
propuestas, debido en parte al capital político del presidente Peña
Nieto.

“Prevemos que los detalles de las reformas se
modifiquen durante las discusiones en el Congreso. Por consiguiente,
esperaremos al menos hasta tener la aprobación parcial de ambas para
evaluar sus implicaciones sobre las calificaciones soberanas”, aclaró.

Pronóstico de crecimiento en 1.5%

S&P
informó que actualmente espera un crecimiento real del PIB de México de
sólo 1.5 por ciento en 2013, sujeto a cierto riesgo negativo adicional
debido al impacto de las recientes tormentas y a las potenciales
ramificaciones del cierre parcial del gobierno estadounidense.

Explicó
que las diversas revisiones a la baja de su pronóstico sobre México
reflejan una demanda más débil proveniente de Estados Unidos, un menor
gasto gubernamental en la primera mitad del año y la debilidad del
sector de construcción.

Sin embargo, precisó, espera que el
crecimiento repunte a 3.2 por ciento en 2014 y 2015, junto con la
recuperación de la economía estadounidense y suponiendo que el avance de
las reformas del gobierno impulsa la inversión.

Aclaró que
desde la perspectiva de las calificaciones, lo que importa no es un
trimestre o un año de crecimiento, sino la trayectoria más amplia de
mediano plazo, pero un impulso robusto derivado de las reformas
implicaría un alza en el panorama de crecimiento a mediano plazo.

S&P
explicó que la perspectiva positiva refleja una mayor probabilidad, a
una en tres, de que el gobierno obtenga la aprobación de las políticas
presentadas que mejoren significativamente el margen de maniobra fiscal
de México e inyecten más dinamismo a la economía.

Condiciona la calificación de México

Anticipó
que podría subir las calificaciones soberanas de México con base en su
evaluación sobre el impacto de las reformas que buscan fortalecer la
base de ingresos no petroleros del gobierno general y alentar la
inversión.

Por ejemplo, abundó, podría subir las
calificaciones si las reformas reducen la vulnerabilidad de las finanzas
públicas ante los marcados descensos en los ingresos petroleros y
refuerzan las perspectivas de crecimiento de largo plazo del país.

Por
el contrario, podría revisar la perspectiva a estable si el gobierno no
logra obtener la aprobación de sus sustanciales reformas o si estas son
insuficientes, en su opinión, para fortalecer significativamente sus
finanzas públicas y contribuir a una mayor resistencia económica, acotó.

Para saber más:

Cambios en la Fed y sus repercusiones para México

Peso atento a negociaciones del Congreso de EU

Tensión en EU por deuda impacta a mercados: Videgaray

PRI propondrá ajustes a Reforma Hacendaria

Relacionadas

Comentarios