'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Industria aérea mexicana despega con fuerza

Tras tocar fondo en 2009 la industria aérea nacional se recuperó casi de manera inmediata. La meta es llegar a 85 millones de pasajeros en 2020.

09-10-2013, 9:53:23 AM
Industria aérea mexicana despega con fuerza
Nayeli González

Tras tocar fondo en 2009 por la crisis económica, la influenza y la salida de Mexicana de Aviación del mercado, la industria aérea nacional se recuperó casi de manera inmediata, alcanzando el año pasado la cifra histórica de 55.1 millones de viajeros. La meta es llegar a 85 millones de pasajeros en 2020.

Crisis económicas, alertas sanitarias, desaparición de aerolíneas y los altos costos de operación (arrendamiento operativo y financiamiento de aeronaves y motores, combustible y personal) son algunos de los retos que ha enfrentado el sector aéreo nacional en los últimos siete años, y que han puesto en riesgo su rentabilidad y supervivencia ante empresas extranjeras que tienen participación en el mercado mexicano y siguen consolidándose a través de fusiones, alianzas, compras y códigos compartidos.

El 2009 fue el año más difícil para las aerolíneas mexicanas, ya que además de la turbulencia financiera que se vivió a nivel mundial y que redujo los viajes de negocios, en México se generó un problema adicional con la epidemia de la influenza AH1N1, que también impactó negativamente al turismo, provocando caídas significativas en el número de pasajeros nacionales e internacionales.

Esto afectó la estabilidad económica de las compañías, principalmente de Mexicana de Aviación, la segunda aerolínea más grande del país, que salió en 2010 del mercado, sumándose al paro que desde junio de 2009 mantenía Aviacsa, luego que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le suspendiera sus 25 aeronaves por la ausencia de un plan integral de inspección.

Dos años antes, en marzo de 2007, la dependencia había cancelado definitivamente la licencia de vuelo a Líneas Aéreas Azteca, por no cumplir con los estándares de seguridad requeridos. Aerocalifornia, Avolar y NovaAir corrieron la misma suerte, mientras que las aerolíneas regionales Alma de México y Aladia quebraron.

Las empresas que lograron mantenerse en el aire: Aeroméxico, Interjet, Volaris, VivaAerobus, Aeromar y Magnicharters acapararon la demanda que quedó libre tras la salida de Mexicana de la industria, sobre todo las llamadas de bajo costo, cuya participación de mercado a nivel nacional experimentó un crecimiento importante.

Tal es el caso de Interjet, que hace tres años contaba apenas con una participación de mercado del 12.9% y actualmente tiene el 25.7%, mientras que Volaris pasó de 13.9% a 22%, VivaAerobus tenía  el 9% y ya alcanza 12.4%, y Magnicharters pasó de 1.4% a 3.1%. Aeroméxico, la aerolínea más grande del país, solo aumentó 2.8 puntos porcentuales su participación de mercado, alcanzando el 34.6%.

Las aerolíneas extranjeras también se beneficiaron con la salida de Mexicana, ya que su participación en el mercado mexicano pasó de 34% en 2008 a 40% en 2011, aunque en 2012 se redujó a 38%. Pero si el gobierno de Estados Unidos aprueba la fusión de American Airlines con US Airways, la compañía que resulte se convertirá en la mayor transportadora de pasajeros internacionales con operaciones en México, superando a Aeroméxico.

De acuerdo con la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), ambas empresas transportaron en México aproximadamente 4.6 millones de pasajeros en 2012, cifra por encima de cualquier aerolínea mexicana en servicio internacional.

“Las grandes aerolíneas de EU, Europa y Sudamérica ya vuelan a México, y son una competencia seria para las mexicanas con servicio internacional. Sin embargo, creo que están preparadas para hacer frente a esta competencia, su administración es  buena y tienen bien definido su modelo de negocio”, comenta Alejandro Bravo, socio líder de la Industria del Transporte y Logística de KPMG en México.

La aviación comercial hace historia

Hoy, a cuatro años de distancia, la industria de aviación comercial en México presenta algunas facetas atractivas dada la baja penetración del transporte aéreo. Factores como la actividad económica y un aumento en el ingreso disponible, la conversión de pasajeros de autobuses a pasajeros de aerolíneas, la geografía y la infraestructura, así como crecimiento de la población y urbanización, se espera impulsen el crecimiento en el largo plazo.

De hecho, la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) mantiene la perspectiva de que hacia 2020 se logre un movimiento de 85 millones de personas en México, entre nacionales y foráneas; es decir, 28.1 millones más de los que se esperan para este año (56.9 millones de pasajeros).

Ante tal expectativa, el sector tiene planeado invertir en los siguientes cinco años 20,000 millones de dólares (mdd) en la compra de 275 aviones, que permitirán cubrir la creciente demanda de transportación aérea nacional e internacional.

De acuerdo con datos de la DGAC, al cierre del primer semestre del año el tráfico aéreo en operación regular sumó 14.1 millones de personas, cifra que representa un incremento del 6.8%, en comparación con los 13.2 millones pasajeros transportados el año pasado por las principales aerolíneas nacionales y extranjeras que operan en el país.

Según la Canaero, la recuperación y ritmo de crecimiento de que goza el sector tienen que ver con la estabilidad económica, toda vez que se había logrado un fomento en la demanda de servicios a nivel nacional e internacional por la confianza que vienen mostrando los consumidores.

Sin embargo, Guillermo Heredia, presidente del organismo, señala que ante la reducción en la perspectiva de crecimiento de la economía por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), será necesario que las aerolíneas redoblen sus esfuerzos a fin de mantener el comportamiento que hasta ahora ha ido mostrando.
Aun cuando pudiera generarse una reducción en los ingresos económicos de la población, el directivo afirma que este año el sector crecerá al menos 9%.

Beneficios en puerta

“Las reformas energética y fiscal promovidas por el gobierno de Enrique Peña Nieto también traerán beneficios al sector, ya que mejorará la perspectiva de crecimiento del país, lo cual se verá reflejado en una intensificación del consumo y, por ende, de la demanda de servicios aéreos”, explica Heredia.

Javier García Bejos, director del Aeropuerto Internacional de Toluca, coincide en que de ser aprobadas las reformas, la industria aérea sería una de las más beneficiadas en el largo plazo:“Yo no tengo duda de que el gobierno federal está conduciendo una agresiva política de reformas que México necesita y estas traerán más crecimiento. Será sorprendente ver, al término de esta administración, el número de mexicanos que van a utilizar los aviones y los aeropuertos”, dice García.

A pesar de los pronósticos negativos presentados por la SHCP, el ejecutivo asegura que las decisiones que se estarán tomando para el país fomentarán las inversiones de las aerolíneas.

Para saber cuáles son las perspectivas del nuevo aeropuerto y de cómo va el proceso de renovación para no morir, te recomendamos leer el texto completo en la edición impresa de la revista Alto Nivel.

 

El texto de portada de la Revista:

México va por más ensamble en la industria automotriz

Relacionadas

Comentarios