HistoriasManagement

¿Qué piensan las mujeres directivas de México?

¿Cuál es el siguiente paso en la inclusión laboral? ¿Qué debemos hacer cómo empresa para tener igualdad entre colaboradores? Las mujeres directivas lo dicen.

02-10-2013, 7:29:43 AM
¿Qué piensan las mujeres directivas de México?
Tatiana Gutiérrez

Mucho se ha hablado de las mujeres en el mundo de los negocios. Temas como inclusión laboral, oportunidades y programas de desarrollo, así como la igualdad de género y una cultura de diversidad. Sin embargo, ¿qué es lo que sigue?

Más de cincuenta mujeres en puestos directivos se reunieron en la primera edición del “Women In”, organizado por Strategic Talent, para resolver cuáles son las perspectivas en el mercado nacional. 

Ángeles Madrigal, organizadora y Partner de Strategic Talent, asegura que el papel de la mujer y sus perspectivas han dejado de ser un tema de difusión, se ha convertido en un plan de acción.

“No se trata de tener una charla sobre inclusión laboral, se trata de ver cuáles son los retos de las organizaciones para que estos se ejecuten, se trata de analizar lo que cada mujer, directivo(a) o colaboradora hace para que esto sea real (…) La diversidad en las organizaciones no debería ser un tema de discusión, las empresas deben estar abiertas a la atracción y desarrollo de talento, cualquiera que sea su género, raza, credo o nacionalidad”, comentó la experta. 

De acuerdo con analistas y expertos, aún queda mucho por hacer en las organizaciones para que el tema de la inclusión deje de ser coyuntura y se convierta en parte de la cultura organizacional. En México, sólo el 1% de las empresas está dirigido por mujeres. ¿Qué nos hace falta entender?

Al respecto, María del Carmen Bernal González, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE, asegura que las empresas aún no están conscientes de los beneficios que puede generar impartir una cultura de igualdad. De acuerdo con la experta, los beneficios serían muchos: 


Mayores utilidades, conciencia de riesgo y habilidad para sobrevivir a las crisis financieras. 
Políticas que contribuyen a la salud individual y social de los colaboradores. Educación, familia y emprendedores. 
Una mayor integración entre el trabajo y la familia que contribuye en una mayor productividad de colaboradores y mejor calidad de vida. 
Generar mayor compromiso. 
Una gestión que refleja las competencias del S. XXI: trabajo en equipo y toma de decisión participativa.
Proyectar una imagen pública más positiva hacia los clientes a través de una conciencia social.
Disminuye costos de rotación. 
Menos rotación y mejora de resultados en la formación de colaboradores. 

¿Qué están haciendo las organizaciones al respecto?

De acuerdo con Grant Thornton el papel de la mujer en puestos de Alta Dirección en el mundo ha tenido un gran avance, países como China y Rusia cuentan con un gran porcentajes de mujeres en puestos directivos, 51 y 31% respectivamente. Mientras que América Latina, entre ellos México, reporta el 23%, por arriba de EU (21%), Australia (22%) e India (19%). 

De acuerdo con la experta del IPADE, las empresas mexicanas con mayor presencia de mujeres son las siguientes: 


De esta forma, los puestos gerenciales en la industria farmacéutica son de 16%, mientras que los puestos directivos lo ocupan 2% mujeres; en cuanto a la industria Financiera, su gerencia 16% lo ocupan mujeres y sus puestos directivos 12%; en el área de Consumo es un 3 y 23%, respectivamente; mientras que en la industria TIC la mujer ocupa 26 y 3%. 

Si bien es cierto que el crecimiento de ocupación ha crecido de manera lenta y paulatina, las organizaciones necesitan poner más atención en los siguientes puntos: 

Se necesita un cambio de enfoque por parte de las organizaciones para privilegiar el talento. 
Se necesita compromiso por parte de la Dirección General. 
Fortalecer una cultura de excelencia en las empresas, que sea de inclusión y complementariedad. 
Beneficios no sólo para la compañía, sino para la sociedad y la vida plena de mujeres y hombres. 
Innovación social. Modelos de trabajo que atiendan las necesidades de la familia del S.XXI y nuevas generaciones. 
Apostar por la mujer en la Alta Dirección es un tema de negocio, el talento es cuestión de aptitudes, habilidades y disposición, no de sexo o género. 

“El tema de hoy ya no es convencer porque es importante, si no el cómo hacerlo, debemos comenzar a implementar. Unilever atrajo talento femenino este último año, crecimos un 3% “, Raquel Suárez, directora de RRHH de Unilever.

Al evento asistieron directivas de empresas como Coca-Cola, Unisys, Microsoft, UNAM, Unilever, entre otras. 

Principios para el empoderamiento de las mujeres

1.- Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel.

2.- Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo -respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación.

3.- Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras.

4.- Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.

5.- Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing a favor del empoderamiento de las mujeres.

6.- Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y cabildeo.

7.- Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género.

Fuente: Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

¿Qué estás haciendo en tu empresa para mejorar la inclusión y la cultura de la diversidad? ¿Cuál es la tarea de las organizaciones?

Para saber más: 

¿Cuál es el secreto de las mujeres exitosas?

En los negocios: juega como hombre, gana como mujer

4 consejos para las mujeres dueñas de empresas

Relacionadas

Comentarios