HistoriasManagement

10 razones para rechazar una oferta de empleo

Para muchos, aceptar un empleo es una cuestión de necesidad, no de reflexión. Siempre vale la pena analizar si realmente esa oferta traerá beneficios a futuro.

30-09-2013, 11:55:38 AM
10 razones para rechazar una oferta de empleo
OCC Mundial

Lograr que nos hagan una oferta laboral es algo muy positivo a nivel profesional. Indica que fuimos elegidos entre decenas o quizá cientos de candidatos para ocupar una posición.

Obtener el empleo también es un alivio para muchos, sobre todo ante una economía difícil, en la que 6 de cada 10 mexicanos trabajan en la informalidad.

Con cuentas que pagar o una familia que sostener, para muchos candidatos aceptar un empleo es una cuestión de necesidad y en ocasiones no cabe la reflexión, sobre todo si la oferta asegura salario y prestaciones.

Sin embargo, en cualquier circunstancia vale la pena analizar si realmente un empleo nos reportará beneficios a futuro.

Identifica estas alertas antes de dar el sí:

1. La oferta de trabajo es poco clara

Es posible que la vacante publicada no contenga información detallada sobre el puesto, sin embargo, la entrevista tiene como propósito que el empleador te evalúe como candidato y que tú puedas evaluar a la empresa. Si el reclutador no se muestra abierto a responder cualquier pregunta sobre el puesto, los objetivos y las funciones a realizar desconfía de la oferta.

2. Quieren que empieces “de inmediato”

Si no estás trabajando actualmente sin duda también querrás empezar cuanto antes, pero si tienes un empleo y tu posible empleador ejerce presión para que renuncies lo antes posible… ¡Cuidado! Lo ideal al dejar un empleo es avisar con dos semanas de anticipación. Los puestos de nivel gerencial o directivo toman más tiempo. Tu nueva empresa debería valorar que te interese renunciar de la manera correcta.

3. Compromete tu calidad de vida

Al elegir un trabajo no solo es importante el salario y las prestaciones. También es importante evaluar las implicaciones que tendrá en nuestra vida personal. Antes de aceptar piensa si el empleo se ajusta a tu estilo de vida y tus necesidades.

4. No hay nuevos retos

Una buena elección laboral está asociada con la forma en que un empleo beneficiará tu carrera a largo plazo. Si la posición no ofrece experiencias o aprendizajes adicionales a los que ya posees, quizá convenga que busques otras opciones, de lo contrario podrías frenar tu crecimiento.

5. Lo único atractivo es el dinero

Todos buscamos mejorar nuestra calidad de vida, pero ésta no depende al 100% del dinero. Aunque es un factor de peso, piensa muy bien antes de tomar un empleo donde lo único atractivo es el salario, el precio a pagar puede ser muy alto: horarios laborales excesivos, estrés y poca vida personal, por ejemplo.

También toma en cuenta que un salario alto no siempre es sinónimo de desarrollo profesional.

6. Te piden que firmes un contrato de esclavitud

Para muchas personas además del salario, desarrollo profesional y prestaciones, también es importante que su trabajo les permita disfrutar de su vida personal y familiar. Si desde la entrevista el reclutador te advierte que es necesaria una disponibilidad de 24 horas los 365 días del año, que trabajarás los fines de semana y que “no hay hora de salida” valora si realmente ése es el ritmo de vida que deseas.

7. La posición lleva tiempo sin ser cubierta

Para quienes han dedicado varios meses a la búsqueda de empleo, resultará familiar encontrar vacantes recurrentes en su área. En ocasiones hay puestos que parece que están disponibles todo el año.

Si se trata del área de ventas o atención al cliente, este hecho no es extraordinario, pero si tu área no es de alta movilidad y durante meses has visto la misma vacante para la misma empresa, este detalle puede indicar que hay algo en el puesto que no convence a los candidatos.

8. Reclutador informal

El reclutador es el primer representante de la empresa. Su comportamiento dice mucho sobre la organización y estructura de la compañía, por lo tanto, si su comportamiento no es adecuado aquí hay una señal de alarma.

El reclutador debe estar dispuesto a brindar toda la información referente a la vacante y a las actividades a realizar, así como información sobre salario y beneficios adicionales. Si detectas que la persona que te está entrevistando no es profesional tómalo en cuenta antes de aceptar el empleo.

9. La empresa tiene mala reputación

Una búsqueda rápida en Google puede ser de utilidad para saber un poco más sobre una empresa. Habrá algunas cuya información sea más accesible que otras, pero vale la pena buscar.

Quizá encuentres información útil sobre tu posible empleador, como por ejemplo si es una empresa estable, si se ha visto envuelta en algún problema legal, si sus finanzas son saludables, si ha realizado recortes de personal, etc.

Cuando la visión, misión o actividad de la empresa no te convence o no es bien vista por otros sectores, es momento de reflexionar si es tu mejor opción.

10. Pasarás horas en el tráfico

Éste es un aspecto vital. Cuando llegar a nuestro empleo toma más de 45 minutos estamos expuestos a padecer altos niveles de estrés. De acuerdo con especialistas pasar largos periodos diarios en el tráfico generan problemas a nivel personal y profesional.

Analiza ventajas y desventajas antes de aceptar un empleo y toma la mejor decisión.

Para saber más:

Reclutamiento móvil, la apuesta de los profesionistas

Explota los atributos de LinkedIn para encontrar empleo

¿Duras poco en tus empleos? ¡Que no afecte tu carrera!

¿Buscas empleo? Que tus contactos te ayuden a hallarlo

10 pasos para llegar a la felicidad laboral

Relacionadas

Comentarios