'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Al alza la explotación laboral de niños en México

Según cifras del INEGI, cerca de 3.7 millones de infantes entre 5 y 12 años realizan alguna actividad laboral, y 47% no obtiene ninguna remuneración.

30-09-2013, 9:48:30 AM
Al alza la explotación laboral de niños en México
Altonivel

La cifra de niñas y niños explotados en México va al alza y las políticas públicas no están diseñadas para contrarrestar esta problemática, según cifras en la materia estimadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así, y a pesar de que el marco jurídico del país lo prohíbe, 3.7 millones de niños de entre 5 y 12 años realizan alguna actividad laboral, por lo que es urgente adoptar nuevas medidas para erradicar el trabajo infantil en México, indicó el titular de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva.

En un comunicado, el ombudsman nacional refirió que, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los infantes ocupados el 25% gana hasta un salario mínimo, y 24%, de 1 a 3; mientras que 2% percibe más de 3; y el 47% no obtiene ninguna remuneración.

Además, 4 de cada 10 de estos niños no asiste a la escuela.

¿Pero por qué trabajan? De acuerdo con el INEGI, los motivos son de distinta naturaleza, pero la situación económica de su hogar suele ser uno de los factores de mayor importancia, ya que 30% indica trabajar porque su hogar necesita de sus ingresos, mientras que 25% lo hace para hacerse cargo de sus estudios y 13% busca contribuir con la economía familiar.

Por su parte, expertos del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la UNAM, que presentaron su estudio en julio de 2012, informaron que en los últimos 12 años se registró un aumento de 12% en la población de niños que trabajan, y que tan solo en el primer trimestre del año pasado se reportaron tres millones 270,000 casos de niños de 5 a 12 años, de los cuales dos millones 125,500 eran del sexo masculino y un millón 144,500 del femenino.

Asimismo, el CAM destacó que no existen políticas públicas que contrarresten el fenómeno, por ello continúa el ingreso de los pequeños a las filas del trabajo en los cruceros de las ciudades o como jornaleros en las zonas rurales, por lo que no es de extrañar que de 2008 a 2012 más de 190,000 niños se incorporaron a la economía informal, según estimaciones del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Como tampoco el incremento de más de 500,000 casos entre el estudio de la UNAM en 2012 y el del INEGI presentado por la CNDH.

¿Qué hacen las autoridades?

Desde el momento de su llegada, el gobierno de Enrique Peña Nieto solo ha enviado al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma constitucional para elevar un año la edad mínima para trabajar de 14 a 15 años. La propuesta fue enviada el pasado 12 de junio, justo el día en el que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó en 2002 como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

En este sentido, la Ley Federal del Trabajo prohíbe el trabajo de los menores de 14 años, y para los adolescentes de 14 y 15 años se establece como condición una jornada máxima diaria de seis horas, sin embargo, no hay garantías para verificar que esta condición se cumple.

Asimismo, reflejado en el gran número de ratificaciones internacionales del Convenio número 182 –sobre las peores formas de trabajo infantil–, el número 138 –sobre la edad mínima de admisión al empleo–, y el 189 –sobre la regulación del trabajo doméstico–; sin embargo, los dos últimos acuerdos no han sido firmados ni ratificados por México.

Por otra parte, y dado que la trata de personas es una de las aristas más oscuras del trabajo infantil forzado, el año pasado la Cámara de Diputados y el Senado de la República aprobaron Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, que contempla sanciones de hasta 40 años de prisión para quien incurra en ese delito.

Cabe destacar que en el tercer informe global de la OIT, titulado Intensificar la lucha contra el trabajo infantil, en 2008 más de 115 millones de niñas y niños –de los 215 millones reportado en el mundo– se encontraban expuestos a las peores formas de trabajo infantil como el trabajo en ambientes peligrosos, la esclavitud y otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas como el tráfico de drogas y la prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados.

Fue hace apenas una semana que la Secretaría de Gobernación (Segob) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Reglamento de esta ley, y que un día después, martes 24, entró en vigor.

Mientras tanto, la CNDH destaca que desde su creación ha impulsado una serie de actividades para fortalecer el cumplimiento de políticas públicas en la protección y defensa de los derechos de los niños que laboran a temprana edad, como el Programa Sobre Asuntos de la Niñez y la Familia, que actualmente desarrolla una campaña nacional para desalentar el trabajo Infantil y la cual denomina “¡No se vale mano pequeña!“.

Así como otras actividades, tales como foros y conferencias, en las que se difunden los derechos que la Constitución otorga a los infantes, y brinda orientación para que se conozcan las instancias que tienen las facultades para protegerlos.

Sin embargo, estas medidas y las políticas públicas, apuntan los expertos, son insuficientes, por lo que no basta solo con tratar de sensibilizar y tomar conciencia para evitar la mano de obra infantil –y asegurar a los niños los derechos que les corresponden–, sino también generar las condiciones que les garanticen el acceso a la educación, la alimentación y los servicios médicos, entre otras acciones encaminadas a proteger su dignidad y su desarrollo físico y psicológico.

Para saber más:

Cómo proteger a los menores del bullying virtual

Niños, los dueños del gasto familiar

¡Cuidado! Accidentes de niños en vacaciones suben hasta 20%

Relacionadas

Comentarios