HistoriasTecnología

Minecraft: lo que hace adictivo a un videojuego

Hay juegos cuyos niveles de adicción son elevados, como Candy Crush o Plants vs Zombies, o el propio mundo de cubos, cuya fórmula de éxito no es tan sencilla como parece.

26-09-2013, 1:52:04 PM
Minecraft: lo que hace adictivo a un videojuego
Julio Vélez / Twitter: @JulioVelez

Cuando ponemos nuestras manos sobre juegos como Candy Crush Saga, Plants vs Zombies 2 o Babel Rising, generalmente es porque notamos que muchos amigos en Facebook o Twitter están hablando de éstos.

¡Ay de nosotros cuando caemos, pues lo que comienza como sesiones de 5 minutos de juego en un tiempo libre, se transforma en una esclavizante rutina, digna de acudir a un centro de ayuda contra las adicciones!

¿Pero qué hace que este tipo de juegos sea tan llamativo, fácilmente jugable y extremadamente adictivo? ¿Es posible repetir la fórmula, y aspirar a llenarnos los bolsillos al crear una app que nos dé varios millones de dólares sin esfuerzo aparente?

La verdad es que no es tan sencillo como parece.

La historia de Minecraft

Analicemos los orígenes del creador de uno de los juegos más exitosos creados a la fecha: Minecraft. Markus Persson -a quien le gusta que lo llamen Notch– es un talentoso programador sueco de 34 años de edad, quien comenzó a programar desde los 7 años de edad en una legendaria Commodore 128, aquellas computadoras eran una maravilla, aún más accesibles que la vieja Apple II o las primeras IBM en el aspecto de libertad creativa para los usuarios.

El niño prodigio creó su primer juego de aventuras con base de texto a los 8 años de edad. Eso no pasa todos los días, ¿verdad?

No obstante, Notch estaba muy lejos de ser un joven engreído y confiado en su futuro. Pasó décadas incrementando sus habilidades y desarrollando una gran cantidad de juegos, no necesariamente originales, pues muchas veces se basó en franquicias famosas como Mega Man y Left 4 Dead, aunque jamás llegó a lucrar con licencias ajenas.

También trabajó en varias compañías de desarrollo antes de “dar en el clavo” con un ingenioso juego donde la premisa es que el jugador cree su propio mundo con cubos que representan diversos elementos.

Una modalidad adicional estimula al jugador a sobrevivir ante adversarios y peligros en estos peculiares mundos cuadrados. ¿Resultados? Un millón de copias vendidas a solo 6 meses de su estreno y casi 12 millones de copias vendidas hasta la fecha, expandiéndose a plataformas desde PC hasta Android, iOS y Xbox 360.

¿Cuál es la fórmula?

Notch –así como desarrolladores de la talla de Hideo Kojima y Shigeru Miyamoto– se dieron cuenta de que no podían hacer todo solos. Una vez que creó un código estable y autosustentable para Minecraft, delegó responsabilidades a su recién formada empresa, Mojang AB (especialmente al también talentoso Jens Bergensten).

Mientras Minecraft sigue cosechando millones, Notch se ha dedicado a nuevos proyectos, entre ellos el prometedor 0x10c, una curiosa variación de Minecraft, pero ubicada en el espacio exterior.

Es cierto que las decisiones de Notch no han sido perfectas (se ha involucrado en demandas con Bethesda Softworks por Scrolls y de vez en cuando agrede a Electronic Arts por su supuesto “monopolio antijuegos independientes”).

Pero su constante inquietud por crear algo nuevo (y no necesariamente un Minecraft 2 para asegurar que las arcas sigan dando dinero) y el constante contacto con sus seguidores, le permite seguir en busca de premisas sencillas pero poderosamente llamativas para cualquiera que quiera jugar un rato con sus gadgets y computadoras…

¿Es fácil, entonces, crear una mina de oro como ésta? No lo es, pero la fórmula de éxito se repite y el mensaje es claro: un estímulo temprano en desarrollo y programación de juegos (no cuenta ser un “videojugador experto” que en realidad se la pasa horas muertas jugando sin beneficio alguno), perseverancia y el enfoque correcto hacia crear algo nuevo, y no solo copiar lo que hacen los demás, podrían detonar en algo grande… y la clave para lograrlo radica justo encima de tus hombros.

Para saber más:

La magia detrás de un gran videojuego… Puppeteer

6 preguntas de un entusiasta para Samsung

Adiós a la ciencia aburrida: 5 sitios de divulgación

Relacionadas

Comentarios