ActualidadHistorias

Policía de Kenia toma el control del Westgate

El ministro keniano del Interior, Ole Lenku, informó a través de su cuenta de Twitter que la policía keniana logró el control de todos los pisos de Westgate.

23-09-2013, 8:58:08 AM
Policía de Kenia toma el control del Westgate
Reuters

Esta mañana, el ministro keniano del Interior, Ole Lenku, informó a través de su cuenta de Twitter que la policía keniana mantienen el control de todos los pisos del centro comercial Westgate. Minutos antes, el ministro ofreció una conferencia de prensa en la que aseguró que la operación de rescate estaba “llegando a su fin” y que dos
terroristas
murieron en la mañana de hoy en enfrentamientos con las
fuerzas de seguridad kenianas.

Por la mañana, se registraron fuertes explosiones hicieron que una
espesa columna de humo emanara el lunes del centro comercial de Nairobi
donde militantes del grupo somalí al Shabaab, vinculado con al Qaeda,
amenazaron con matar a sus rehenes en el tercer día de un sitio donde
han muerto al menos 62 personas.

El ministro del Interior de Kenia, Joseph Ole Lenku, dijo que
los hombres armados en el interior del centro comercial habían provocado
la columna de humo negro al incendiar colchones en un supermercado como
un señuelo y dijeron que dos de los “terroristas” habían muerto el
lunes.

“No queremos darles una posición definitiva sobre cuándo
pensamos que culminará el proceso, pero estamos haciendo todo lo
razonablemente posible, aunque con cautela, para terminar con este
proceso”, dijo Lenku.

El estallido fue seguido de varias detonaciones menores y
disparos, pero no había indicios sobre el destino de las personas que
las autoridades sostienen que están siendo retenidas por un grupo de
entre 10 y 15 militantes islamistas armados que tomaron el complejo por
la fuerza el sábado.

El ministro también señaló que todos los militantes eran
hombres, aunque algunos se habían vestido como mujeres, lo que
explicaría los relatos de testigos que referían que algunos de los que
lanzaron el ataque el sábado eran mujeres.

Previamente, un funcionario de seguridad había dicho a Reuters
en el lugar: “Fuimos nosotros quienes causamos la explosión, estamos
tratando de ingresar por el techo”.

El portavoz militar coronel Cyrus Oguna se negó a efectuar
comentarios al ser consultado sobre si las fuerzas de seguridad habían
realizado las detonaciones o si los militantes habían sido los
responsables.

Una columna de espeso humo negro aún emanaba del lugar después
de media hora de que tuvieran lugar los estallidos y podía verse a las
tropas tomando nuevas posiciones.

Amenazan a militares

Un funcionario de alto rango dijo que la policía estaba
“cercando” a los militantes luego de rescatar a más rehenes durante la
noche. Pero varios funcionarios han estado sugiriendo desde el domingo
que el sitio estaría cerca de terminar, mientras que los guerrilleros
aparentemente continúan libres.

Lenku señaló que “pocas” personas aún estaban tomadas como
rehenes: “Nuestras fuerzas entrenadas (…) han sido extremadamente
cuidadosas para encontrar el equilibrio entre neutralizar a los
atacantes y mantener a salvo a la mayor cantidad de personas posible”.

“Fuerzas israelíes y kenianas trataron de entrar en (el centro
comercial) Westgate por la fuerza, pero no pudieron”, dijo un portavoz
de al Shabaab, el jeque Ali Mohamud Rage, en una declaración de audio
publicada en internet. “Los mujaidines matarán a los rehenes si los
enemigos usan la fuerza”, agregó.

Las fuerzas de seguridad aseguraron la mayor parte del complejo
el domingo, liberando a muchas personas que se habían escondido
aterrorizadas. No está claro cuántos rehenes permanecen aún en el lugar.

Las historias de los sobrevivientes del asalto al mediodía del
sábado por escuadrones de atacantes que lanzaron granadas y dispararon
armas automáticas ha dejado en evidencia que los secuestradores están
dispuestos a matar.

Incursiones similares en otras partes del mundo también sugieren que podrían estar dispuestos a morir con sus cautivos.

El presidente Uhuru Kenyatta se negó el domingo a retirar las
tropas kenianas de Somalia, donde han acorralado y llevado a una
posición defensiva a al Shabaab en los últimos dos años, como parte de
la misión de paz respaldada por la Unión Africana en toda la frontera
norte.

El presidente, que perdió a un sobrino en la matanza del
sábado, se comprometió a mantenerse firme en la “guerra contra el
terrorismo” en Somalia y dijo que las fuerzas kenianas podrían terminar
con la toma de rehenes.

Relacionadas

Comentarios