'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Los ‘pecados capitales’ del turista mexicano

Se sabe que el mexicano goza sus vacaciones sin importarles el gasto y se guía por recomendaciones de amigos, ¿pero qué tan cerca está de estos pecados?

18-09-2013, 2:10:12 PM
Los ‘pecados capitales’ del turista mexicano
Altonivel

Del turista mexicano se pueden decir muchas cosas: que suele gozar plenamente sus vacaciones sin importarle la repercusión en su bolsillo, que se guía por las modas y las recomendaciones de amigos, y que necesita ayuda para organizar su viaje.

También se sabe que gusta de estar conectado a Internet en todo momento, justamente la fuente en la que consulta y obtiene información sobre viajes y destinos turísticos –y también lo necesario para su planeación–; además, a pesar de que gran parte de sus destinos son nacionales, no desaprovecha la oportunidad de viajar al extranjero cuando la oportunidad lo permite.

¿Pero realmente sabemos qué tan cerca está el turista mexicano de los “pecados capitales”?

Para ello, Club Med México comparte cuáles son estos “deslices” del turista nacional, basados en diversos estudios de mercado elaborados esta cadena de resorts premium familiar.

Lujuria, ¿cuál luna de miel?

El 33% de las personas de 30 a 45 años de edad de las clases socioeconómicas A,B y C+ viajan con su pareja cuando visitan el interior del país y la cifra asciende a 44% cuando optan por un destino en el extranjero.

En ambos casos eligen el hotel en función del precio y ubicación, pero destaca que los lunamieleros, que en el 60% de los casos contraen nupcias durante las vacaciones de verano, cada vez se inclinan más a hospedarse en hoteles que ofrecen un amplio abanico de actividades recreativas y deportivas.

Además, los recién casados privilegian los resorts sobre hoteles por su conveniencia para compaginar una nueva etapa de vida con experiencias lúdicas y de entretenimiento. Alrededor del 11% de los huéspedes que viajan con su pareja lo hacen para festejar aniversarios y fechas especiales.

“Los turistas mexicanos son propensos a buscar placenteras experiencias de vida y avivar el romance. No están en el casillero de la lujuria”, subraya Saverio Friselli, director de Club Med México.

Gula, sí… pero saludable

El 87% de los turistas del país asegura que alimentos y bebidas son factores esenciales del disfrute vacacional, sea en México o el extranjero. El que sea ilimitado y variado es esencial, pero les encanta el sistema de bufete con platos de alta cocina y alimentos convencionales, que dicho sea de paso encantan a los niños.

No obstante, en los últimos 10 años se ha notado una tendencia a privilegiar alimentos sanos y por ello los huéspedes también piden una amplia variedad de frutas, verduras, carnes y granos regionales que aseguren la frescura de los alimentos, refiere Friselli.

Durante las vacaciones de verano el 33% de los turistas suele aumentar 1.6 kilogramos de peso y el directivo de Club Med lo explica de esta manera: “El mexicano tiene una de las mejores cocinas del mundo y suele exigir lo mejor en alimentos y bebidas. Es un turista conocedor y exigente”.

Avaricia, para nada

Aunque ya es más racional y consciente, y en sus vacaciones al extranjero el 35% las planifica con un mes de antelación, el turista mexicano  se acerca más al derroche que a la codicia.

A nivel internacional es el que más privilegia a cadenas reconocidas y aunque evalúa costo-beneficio, se trata de un viajero que gasta en servicio, gusta de instalaciones confortables y  valora el prestigio.

“Es un excelente cliente para las marcas Premium”, destaca Friselli.

En resumen, le gusta gastar para sentirse cómodo.

Pereza, no cabe en la maleta

El 40% de los turistas mexicanos en el extranjero toma de 11 a 15 días de vacaciones, y el 59% lo hace durante verano y aunque el 47% asegura que el descanso es el principal factor para planear el viaje, la realidad es que no es así.

En México, las llamadas vacaciones bobas, en las que no se hace nada, no resultan atractivas, y por ello que los turistas mexicanos privilegian actividades recreativas y deportivas.

“En sus viajes al extranjero no sólo buscan playas sino ciudades cosmopolitas y exóticas. Les gusta mezclar diversión con cultura, así que el descansar tiene una clara connotación de experimentar y conocer más, no de estar inactivo”, menciona el director de Club Med México.

Ira, inconvenientes superados

La situación es la siguiente: se tiene un determinado presupuesto para realizar el viaje de vacaciones, sin embargo, no todos los integrantes de la familia –con un amplio margen de edades– desean lo mismo, lo que puede derivar en “confrontaciones”…

Eso pasaba antes, “ahora, en México, ya se solucionaron ambos problemas: se opta por un resort familiar todo incluido, incluso programas para distintos rangos de edades y se eliminan los dos principales incordios en épocas vacacionales”, menciona Friselli.

Envidia, a la playa

Los factores que mayor envidia generan son belleza, espacio y disfrute. Al decidir el destino vacacional los turistas mexicanos seleccionan en el 70% de los casos destinos de playa porque reúne los tres elementos.

Extensas áreas verdes y de playa,  garantizan que los huéspedes no envidiarán las vacaciones de otros.

Soberbia… ninguna

“Las vacaciones las asociamos a la felicidad y en ella existen muchos factores como disfrutar de la familia y tener experiencias de vida. Es algo muy sencillo que identifica al  turista mexicano en el mundo”, finalizó el directivo de Club Med.

Para saber más:

Marketing digital para hoteles digitales

Ecoturismo, clave para México contra la pobreza

Meetings & Fashion, un negocio con concepto en León

Mujeres viajeras, el target del turismo de negocios

Mundo Imperial y el auge del turismo de reuniones en México

Sector empresarial invertirá 8,600 mdd en turismo


Del turista mexicano se pueden decir muchas cosas: que
suelen gozar plenamente sus vacaciones sin importarles la repercusión en su
bolsillo, que se guía por las modas y las recomendaciones de amigos, y que
necesita ayuda para organizar su viaje.

También se sabe que gusta de estar conectado a Internet en todo
momento, justamente la fuente en la que consulta y obtiene información sobre
viajes y destinos turísticos –y también lo necesario para su planeación–;
además, a pesar de que gran parte de sus destinos son nacionales, no
desaprovecha la oportunidad de viajar al extranjero cuando la oportunidad lo
permite.

¿Pero realmente sabemos que tan cerca está el turista
mexicano de los “pecados capitales”?

Para ello, Club Med México comparte cuáles son estos “deslices”
del turista nacional, basados en diversos estudios de mercado elaborados este resorts
premium familiar.

Lujuria, ¿cuál luna
de miel?

El 33% de las personas de 30 a 45 años de edad de las clases
socioeconómicas A,B y C+ viajan con su pareja cuando visitan el interior del
país y la cifra asciende a 44% cuando optan por un destino en el extranjero.

En ambos casos eligen el hotel en función del precio y
ubicación, pero destaca que los lunamieleros, que en el 60% de los casos
contraen nupcias durante las vacaciones de verano, cada vez se inclinan más a
hospedarse en hoteles que ofrecen un amplio abanico de actividades recreativas
y deportivas.

Además, los recién casados privilegian los resorts sobre
hoteles por su conveniencia para compaginar una nueva etapa de vida con
experiencias lúdicas y de entretenimiento. Alrededor del 11% de los huéspedes
que viajan con su pareja lo hacen para festejar aniversarios y fechas
especiales.

“Los turistas mexicanos son propensos a buscar placenteras
experiencias de vida y avivar el romance. No están en el casillero de la
lujuria”, subraya Saverio Friselli, director de Club Med México.

Gula, sí… pero saludable

El 87% de los turistas del país asegura que alimentos y
bebidas son factores esenciales del disfrute vacacional, sea en México o el
extranjero. El que sea ilimitado y variado es esencial, pero les encanta el
sistema de bufete con platos de alta cocina y alimentos convencionales, que dicho
sea de paso encantan a los niños.

No obstante, en los últimos 10 años se ha notado una tendencia
a privilegiar alimentos sanos y por ello los huéspedes también piden una amplia
variedad de frutas, verduras, carnes y granos regionales que aseguren la
frescura de los alimentos, refiere Friselli.

Durante las vacaciones de verano el 33% de los turistas suele
aumentar 1.6 kilogramos de peso y el directivo de Club Med lo explica de esta
manera: “El mexicano tiene una de las mejores cocinas del mundo y suele exigir
lo mejor en alimentos y bebidas. Es un turista conocedor y exigente”.

Avaricia, para nada

Aunque ya es más racional y consciente, y en sus vacaciones
al extranjero el 35% las planifica con un mes de antelación, el turista
mexicano  se acerca más al derroche que a
la codicia.

A nivel internacional es el que más privilegia a cadenas
reconocidas y aunque evalúa costo-beneficio, se trata de un viajero que gasta
en servicio, gusta de instalaciones confortables y  valora el prestigio.

“Es un excelente cliente para las marcas Premium”, destaca Friselli.

En resumen, le gusta gastar para sentirse cómodo.

Pereza, no cabe en la
maleta

El 40% de los turistas mexicanos en el extranjero toma de 11
a 15 días de vacaciones, y el 59% lo hace durante verano y aunque el 47%
asegura que el descanso es el principal factor para planear el viaje, la
realidad es que no es así.

En México, las llamadas vacaciones bobas, en las que no se
hace nada, no resultan atractivas, y por ello que los turistas mexicanos
privilegian actividades recreativas y deportivas.

“En sus viajes al extranjero no sólo buscan playas sino
ciudades cosmopolitas y exóticas. Les gusta mezclar diversión con cultura, así
que el descansar tiene una clara connotación de experimentar y conocer más, no
de estar inactivo”, menciona el director de Club Med México.

Ira, inconvenientes
superados

La situación es la siguiente: se tiene un determinado
presupuesto para realizar el viaje de vacaciones, sin embargo, no todos los
integrantes de la familia –con un amplio margen de edades– desean lo mismo, lo
que puede derivar en “confrontaciones”…

Eso pasaba antes, “ahora, en México, ya se solucionaron
ambos problemas: se opta por un resort familiar todo incluido, incluso
programas para distintos rangos de edades y se eliminan los dos principales
incordios en épocas vacacionales”, menciona Friselli.

Envidia, a la playa

Los factores que mayor envidia generan son belleza, espacio
y disfrute. Al decidir el destino vacacional los turistas mexicanos seleccionan
en el 70% de los casos destinos de playa porque reúne los tres elementos.

Extensas áreas verdes y de playa,  garantizan que los huéspedes no envidiarán
las vacaciones de otros.

Soberbia… ninguna

“Las vacaciones las asociamos a la felicidad y en ella
existen muchos factores como disfrutar de la familia y tener experiencias de
vida. Es algo muy sencillo que identifica al 
turista mexicano en el mundo”, finalizó el directivo de Club Med.

 

Relacionadas

Comentarios