HistoriasMicrositio

Deja de criticarlos, explota sus habilidades

¿No estás harto de llamar la atención sobre los errores? Acentuar las habilidades es como un músculo que debe fortalecerse, Eduardo Lan te dice cómo.

09-09-2013, 2:29:25 PM
Deja de criticarlos, explota sus habilidades
*Eduardo Lan, socio fundador de @MesaConsultores

A todos nos interesa sacar el máximo provecho de nosotros mismos y de otros con el fin de obtener el mayor desempeño y los mejores resultados posibles. La manera en la que normalmente intentamos hacer esto es identificando las debilidades, nuestras y de otros, y trabajando arduamente para mejorarlas.

Así nos damos a la tarea de encontrar todas aquellas áreas que requieren eliminación, modificación o mejoría, y las analizamos y criticamos. Pero analizar y criticar nuestras debilidades es el enfoque erróneo y de hecho, las aumenta. ¿Será posible que estemos equivocados respecto a lo que se requiere para mejorar nuestro desempeño?

Diversos estudios y disciplinas educativas, psicológicas y de desarrollo personal y organizacional han demostrado que centrarse en aquello que funciona produce mejores y más rápidos resultados que centrarse en aquello que no funciona.

Algunos ejemplos incluyen los campos de la indagación apreciativa y el enfoque en soluciones, así como el movimiento de las fortalezas. Todos ellos enfocados a explorar, descubrir y aumentar nuestras habilidades existentes. ¿Cuál es la lógica?

El pensamiento detrás de ello nos dice que todos los seres humanos estamos dotados de capacidades y habilidades y que, al descubrirlas y trabajar sobre ellas, somos capaces de tomar acciones efectivas y producir resultados deseables.

Si esto es cierto, entonces es necesario dejar de enfocarse tan extensamente en todo aquello que está mal, reducir drásticamente nuestras conversaciones negativas, quejas y críticas, y dedicarle mucho más tiempo a identificar, consolidar y multiplicar todas aquellas maneras de ser y acciones que sí están funcionando con el fin de sacar el máximo potencial personal y de nuestros colaboradores. A continuación te decimos cómo hacerlo:

Enfócate en lo que sí funciona

Estamos altamente entrenados en buscar e identificar todo lo malo. Si no me crees, simplemente prende las noticias, abre un periódico o escucha una conversación tuya o de alguien más: está repleta de todo lo que está mal y no funciona.

Encontrar lo que sí funciona es una habilidad que requiere práctica; dicho de otra manera, es un músculo que hay que desarrollar. Lo que sí es un hecho, es que existen acciones funcionales… todos los seres humanos hacemos varias cosas bien o muy bien.

Interésate en las personas y escúchalas atentamente

Si quieres que tu gente tenga un buen desempeño es esencial que te intereses en ellos y en aquello que les importa, y que los escuches atentamente. Las personas quieren hacer un buen trabajo para ti y si se los permites te dirán que significa eso para ellos.

Conoce a tu gente

Generar una relación auténtica con ellos te dará acceso a conocerlos como personas y trabajadores o profesionistas, lo cual te ayudará a entender qué es importante para ellos y de gran significado. Si logras entender esto y alinear su trabajo con ello, es un hecho que se hará un gran trabajo.

Identifica a detalle qué es lo que hace bien la persona y permítele hacerlo más

Una vez que encuentres todas las acciones funcionales, identifica detalladamente qué es lo que hace la persona. Estar consciente de exactamente aquello que está produciendo resultados y permitirlo en otras áreas iguales o similares, ayudará a aumentar y multiplicar dichos resultados.

Reconoce constantemente a las personas por las cosas que sí hacen bien

Reconocer a las personas consolida las buenas acciones, genera mayor responsabilidad y compromiso y te da espacio para hablar de aquello que podría mejorar aún más, conversación muy necesaria en ocasiones. Una recomendación importante es ser específico con tu reconocimiento. No digas: “buen trabajo”, di: “buen trabajo, el reporte que entregaste fue muy completo y detallado”.

A menudo escucho a empresarios y ejecutivos quejarse de la falta de compromiso de sus empleados. Yo no creo que exista gente sin compromiso; más bien existe gente con compromisos frustrados. Darte el tiempo de conocer a tu gente e identificar aquello que es importante para ellos y que ya hacen bien es una manera muy poderosa y efectiva de lograr transformar dicho compromiso en un alto desempeño.  

El autor es consultor, coach y conferencista con más de 15 años de
experiencia en temas de transformación organizacional, liderazgo,
comunicación efectiva, trabajo en equipo, clima laboral y renovación
cultural. Actualmente es socio fundador de Mesa Consultores. Síguelo en Twitter en la cuenta @MesaConsultores.

Para saber más:

Combate el estrés de tus empleados y recupera la productividad

Claves para lograr equipos efectivos con jefes ausentes

¿Cómo ser mujer, directora, exitosa y feliz?

Relacionadas

Comentarios