HistoriasNegocios

Reforma fiscal de México será poco ambiciosa: Barclays

El grupo bancario anticipó que no será una reforma fiscal ambiciosa porque pondría en riesgo la discusión política de otras reformas.

03-09-2013, 5:01:35 PM
Reforma fiscal de México será poco ambiciosa: Barclays
Notimex

Las condiciones en México no son las recomendables para una reforma
fiscal
tan agresiva que incremente en más de dos puntos porcentuales la
recaudación, pues ello influiría en la economía del país, expuso
Barclays
.

De acuerdo con el economista en Jefe para México
del banco de inversiones, Marco Oviedo, consideró que ante la actual
situación de la economía mexicana, una reforma profunda llegaría en mal
momento
para el gobierno.

No será inercial pero tampoco
será una reforma fiscal ambiciosa porque pondría en riesgo la discusión
política
de otras reformas y la actividad económica del país, sostuvo en
conferencia de prensa.

“Si se decide proponer algo mucho
más agresivo ?como un IVA en alimentos al 16 por ciento, elevar tasas de
ISR, eliminar los subsidios, algo que capte entre 2.5 y 3.0 por ciento
PIB- el riesgo de que la economía no se recupere, incluso, caiga en
recesión, es alto”, dijo el especialista.

No obstante,
opinó que la iniciativa, que será presentada el próximo 8 de septiembre,
puede contener cambios importantes, como es un régimen fiscal de Pemex,
mejoras sobre el Impuesto Sobre la Renta (ISR), eliminación de algunos
subsidios como el de la gasolina, una reorganización del gasto y mayor
gasto en infraestructura.

Afirmó que la primera percepción
de un aumento al Impuesto al Valor Agregado (IVA) es que pagan más
quienes menos tienen y que éstos tendrían una mayor carga más
importante, cuando en el mediano plazo es el gravamen más eficiente
porque no distorsiona las decisiones de inversión y ayuda al
crecimiento.

De ahí que, aseveró, este impuesto debe ser
incluido en una reforma hacendaria pero “desafortunadamente no es el
momento ahora, porque consideramos que el gobierno ve en la reforma
energética una mayor oportunidad de impulsar el crecimiento”.

En
opinión de Marco Oviedo, en tres años, con una economía con
crecimientos entre 4.0 y 4.5 por ciento y beneficios tangibles de las
reformas ya aprobadas, se podrían sentar las bases para retomar el tema
fiscal.

La clave será ver cómo se diseñan los mecanismos
de compensación a las personas de bajos ingresos que más sufrirían en
caso de tener un IVA en alimentos, pero por ahora “la condiciones
políticas no están listas para esa discusión y contaminaría la reforma
energética”, puntualizó.

Para saber más:

Números y cifras del primer Informe de Gobierno de EPN

No más impuestos a refrescos: industriales

Relacionadas

Comentarios