ActualidadHistorias

Real Madrid presenta a su nuevo jugador: Gareth Bale

El galés Gareth Bale, vendido por el Tottenham en 100 mde, fue recibido por miles de madridistas en el estadio Santiago Bernabéu para su presentación oficial.

02-09-2013, 12:53:08 PM
Real Madrid presenta a su nuevo jugador: Gareth Bale
Reuters

Miles de aficionados del Real Madrid acudieron el lunes por la mañana al estadio Santiago Bernabéu para dar la bienvenida a Gareth Bale después de que el club ganador de nueve Copas de Europa comprara al extremo galés del Tottenham Hotspur por lo que el club londinense dijo es un récord mundial.

La telenovela más larga del verano acabó finalmente el domingo, cuando los Spurs anunciaron la venta de Bale al Madrid por 100 millones de euros y el club de la Liga dijo que habían llegado a un acuerdo para seis temporadas.

El futbolista de 24 años, el último “galáctico” fichado por el club más rico del mundo en la presidencia de Florentino Pérez, pasó unas pruebas médicas en una clínica madrileña antes de ir al estadio para firmar el contrato y darse una vuelta al campo ante la presencia de miles de entusiastas aficionados.

Vestido con un ajustado traje negro, camisa blanca y corbata negra, Bale escuchó la traducción de las palabras de Florentino en la tribuna VIP, calificándolo de “jugador excepcional con grandísimas cualidades”.

El Madrid recuperó una foto del jugador vestido con una camiseta del club cuando era niño, y el presidente dijo que el galés, que iba a dar una rueda de prensa posteriormente, siempre soñó con jugar en la “casa blanca”.

“La convicción de Bale, que ha sido esencial para que su llegada sea una realidad”, dijo Florentino Pérez en un discurso interrumpido continuamente por los vítores de los presentes.

“Gareth, este momento con el que soñabas de pequeño es una realidad. Este es tu estadio, este es tu escudo y estos son tus aficionados. Esta es tu casa”, recalcó.

Bale, que estuvo acompañado de varios miembros de su familia, hizo una breve e inesperada intervención en castellano, en la que dijo que fichar por el club de la capital de España “es un sueño hecho realidad, espero poder ayudar al equipo a tener éxito y ganar la Décima” Copa de Europa.

Agradeció su presencia a los aficionados y concluyó lanzando el puño al aire y exclamando el tradicional “¡Hala Madrid!” que le valió otra inmensa aclamación desde la grada.

Rápidamente se vistió con el uniforme blanco del equipo, con el dorsal 11 en la camiseta, y saltó al césped antes de golpear el balón y tirar varios a la grada.

Razón de peso

En una rueda de prensa más tarde, Bale dio una imagen confiada respondiendo a preguntas de la prensa española y británica y dijo que era consciente de la importancia que tiene para el club ganar la Liga de Campeones.

“Quería jugar la Liga de Campeones, fue una razón de peso”, dijo, añadiendo que uno de sus primeros recuerdos de Real Madrid era la espectacular volea que Zinedine Zidane marcó en la final del 2002 contra el Bayer Leverkusen.

“Queremos ganar la décima Copa de Europa y espero poder ayudar a hacer realidad ese sueño para el club y los aficionados”.

Florentino, que está en su segundo periodo al frente del club, espera que la llegada del galés ayude al club a conseguir el máximo trofeo continental por clubes, que no conquista desde 2002.

El técnico Carlo Ancelotti podrá presumir ahora de un formidable trío en la delantera, completada con el portugués Cristiano Ronaldo y el francés Karim Benzema, en una temporada en la que también intentará arrebatar el título de Liga al Barcelona.

Preguntado sobre que la posición que podría ocupar sobre el campo, Bale dijo que estaba contento de jugar donde Ancelotti decida.

“Para ser honesto me gusta jugar en todas las posiciones, no sé si tengo alguna preferencia. Donde el entrenador vea que puedo jugar daré el 100 por 100 y haré lo que me diga”.

Dijo que estaba deseando jugar junto a Cristiano Ronaldo, hasta ahora el futbolista más caro del mundo cuando fichó por el club blanco procedente del Manchester United por cerca de 94 millones de euros en 2009.

“Él es el jefe aquí, creo”, bromeó Bale cuando le preguntaron sobre quién se encargaría de tirar las faltas.

“Es el actor principal, el mejor jugador del mundo y quiero aprender de él”,

“Todos los jugadores de aquí son de primera clase y sé que no puedo llegar directamente al once inicial y que tendré que trabajar duro”.

Bale, que dijo que había estado aprendiendo español, se unirá a la concentración de la selección de Gales más tarde el lunes y podría debutar con su nuevo equipo en la tercera jornada, tras el parón internacional, el 14 de septiembre en Villarreal.

El coste del fichaje ha sido criticado en España, en un momento de recesión económica y con el paro por encima del 25 por ciento. Los ciudadanos también se están viendo obligados a aguantar duros recortes en salarios y beneficios mientras el Gobierno trata de recortar el gasto público, afectando a servicios como sanidad y educación.

Gran carrera y grandes goles

El inicio de la transformación de Gareth Bale desde el desgarbado adolescente que no ganó en sus primeros 24 partidos de liga con el Tottenham Hotspur hasta ser el jugador más caro del mundo se puede ubicar en un momento y lugar exactos.

El 20 de octubre de 2010, su equipo perdía 4-0 en el descanso frente a los campeones europeos del Inter de Milán en un partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones en San Siro antes de que Bale volviera a equilibrar el encuentro con un memorable ‘hat-trick’ en el segundo tiempo.

Los dos primeros goles fueron casi idénticos, marcados con disparos cruzados con la pierna izquierda tras grandes carreras que dejaron a la defensa del Inter, y especialmente al brasileño Maicon, siguiendo su rastro.

El tercero fue un duro disparo raso desde una posición más centrada que sorprendió al portero Julio César. Aunque los Spurs perdieron el partido, la sorprendente actuación de Bale llamó la atención de todos los grandes clubes en Europa.

Después de más goles, más carreras y el pago de cien millones de euros, el más rico de los clubes, el Real Madrid, lo ha fichado.

Los Spurs se recuperaron de aquella derrota y lideraron su grupo para llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones en su primera incursión en la máxima competición europea de clubes, y el hecho de que su equipo, aunque por poco, se la perdiera los dos años siguientes es uno de los motivos por los que Bale se marchó.

Visto por muchos como el tercer mejor jugador del mundo tras el barcelonista Lionel Messi y su compañero en el Real Madrid Cristiano Ronaldo, Bale, votado jugador del año por sus compañeros y periodistas el año pasado, necesita jugar al máximo nivel.

Mostró mucho potencial cuando era más joven, debutando con el Southampton con 16 años en abril de 2006 y convirtiéndose en el jugador más joven que ha jugado con Gales un mes después.

Captó la atención del técnico del Arsenal, Arsene Wenger, y del Manchester United, Alex Ferguson, pero terminó fichando por los Spurs por 5 millones de libras en mayo de 2007.

Le llevó 24 partidos en los siguientes dos años para ganar un partido – la maldición acabó cuando el técnico Harry Redknapp lo sacó en los últimos cinco minutos de un partido contra el Burnley en septiembre de 2009 cuando el Spurs ya ganaba 5-0.

El Tottenham terminó cuarto esa temporada y se clasificó para la Liga de Campeones, que el año pasado se perdieron por un solo punto.

Bale, que fue padre el año pasado, siempre dio la impresión de estar feliz en los Spurs y de liderar el próximo asalto hacia la Liga de Campeones la próxima temporada.

Pero claramente, la cantidad ofrecida por el Real Madrid y el desafío del galés por llevar su juego a cotas más altas en España han sido irresistibles.

Goles espectaculares

El Madrid ha visto en él a un jugador con energía ilimitada, una tremenda velocidad, control del balón y la capacidad de encontrar la red desde lejos con goles espectaculares.

Si lo necesitan para unirse al exjugador del Tottenham Luka Modric, con cuyos servicios se hizo el Madrid el año pasado, es otro tema.

El técnico Carlo Ancelotti ya tiene a Ronaldo, Mesut Ozil, Karim Benzema y Andel di Maria en el ataque, además de Isco, que llegó al Madrid este verano procedente del Málaga.

Ancelotti podría experimentar con Ronaldo como delantero centro, dejando a Bale en cualquiera de los puestos atacantes.

Fue también en el Totteham donde tuvo lugar la transformación de defensa izquierdo, pasando por centrocampista a delantero.

Bale siempre pareció peligroso por la izquierda, pero se adelantó cuando comenzó a jugar habitualmente en un puesto más central la temporada pasada, cuando anoto algunos de sus goles más sobresalientes.

Relacionadas

Comentarios