ActualidadHistorias

ONU confirma uso de agentes químicos en Siria

La ONU se encuentra frente a la solicitud de Gran Bretaña de una intervención militar en Siria y la negativa de Rusia de un ataque.

28-08-2013, 9:37:51 AM
ONU confirma uso de agentes químicos en Siria
Reuters con información de EFE

Existe evidencia que indica que alguna clase de “sustancia” química se
utilizó en un ataque en el que murieron cientos de personas en Siria,
dijo el miércoles el enviado especial de la ONU Lajdar Brahimi, pero
agregó que cualquier ofensiva militar en el país árabe debe tener el
aval del Consejo de Seguridad.

Brahimi habló con reporteros en
Ginebra mientras un equipo de inspectores de la ONU investiga el
presunto ataque con gas venenoso

Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones
Unidas
verá el miércoles un probable enfrentamiento entre las grandes
potencias por Siria, después de que Gran Bretaña dijera que va a pedir
su autorización para una intervención militar occidental que Rusia
calificó de prematura.

Los expertos en armas químicas de la ONU que investigan un
aparente ataque con gas que mató a cientos de civiles en suburbios de
Damasco tomados por los rebeldes realizaron el miércoles su segunda
visita a la zona para tomar muestras.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo el miércoles
que los inspectores necesitan cuatro días para concluir su
investigación y tiempo para analizar sus descubrimientos.

“Están trabajando muy duro, bajo circunstancias muy, muy peligrosas”, dijo Ban en una rueda de prensa en La Haya.

“Déjenlos concluir su trabajo durante cuatro días y luego
tendremos que analizarlo científicamente con expertos y pienso que
después tendremos que reportarlo al Consejo de Seguridad para cualquier
acción”, agregó.

Pero Estados Unidos y sus aliados europeos y de Oriente Medio
ya han responsabilizado a las fuerzas del presidente sirio, Bashar
al-Assad, y aunque no tuvieran la autorización total de la ONU parece
prácticamente seguro que habrá ataques aéreos o con misiles liderados
por Estados Unidos sobre Siria, aunque no está claro cuándo podrían
tener lugar.

Eso parece encaminarlos hacia un enfrentamiento con Moscú, el
principal proveedor de armas de Assad, así como con China, que también
tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad y desaprueba lo que
califica de maniobra por conseguir un “cambio de régimen” al estilo
iraquí, a pesar de las negativas estadounidenses de que el presidente
Barack Obama pretenda derrocar a Assad.

La incertidumbre sobre si la escalada del conflicto en el
corazón de Oriente Medio, una región exportadora de petróleo,
perjudicará al comercio y a la economía mundial ha provocado una subida
del petróleo y del oro a sus niveles más altos en seis meses, así como
una bajada de las bolsas.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo que su país
propondrá el miércoles una resolución ante el Consejo de Seguridad en
Nueva York con la que intentará conseguir autorización para adoptar las
“medidas necesarias” para proteger a los civiles sirios.

Seguro de un veto, parece sólo parte de la estrategia
diplomática para aislar a Moscú y convocar a una amplia coalición detrás
de la postura de Washington.

“Siempre hemos dicho que queremos que el Consejo de Seguridad
de la ONU esté a la altura de sus responsabilidades en Siria. Hoy
tenemos una oportunidad de hacerlo”, dijo Cameron en su comunicado.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo
el miércoles que cualquier ataque sería insensato. Uno de sus
viceministros respondió a Cameron diciendo que el Consejo debería
esperar el reporte de los inspectores de la ONU.

“Sería prematuro, por lo menos, discutir cualquier reacción del
Consejo de Seguridad hasta que los inspectores de la ONU que trabajan
en Siria presenten su reporte”, dijo Vladimir Titov.

Ban pidió unidad en el Consejo de Seguridad después de más de
dos años de parálisis durante los cuales la guerra civil en Siria ha
dividido a Oriente Medio en líneas sectarias y alimentó a los bandos
rivales en el organismo mundial en divisiones que recuerdan la Guerra
Fría.

“Siria es el mayor reto a la guerra y la paz en el mundo hoy”,
dijo en La Haya. “El Consejo debe encontrar finalmente la unidad para
actuar. Debe usar su autoridad para la paz”, agregó.

El enviado especial de Ban a Siria, el diplomático argelino
Lakhdar Brahimi, dijo que “el derecho internacional es claro” en
requerir autorización del Consejo para cualquier acción militar.

Pero los líderes occidentales dejaron claro que están listos
para seguir adelante sin esa aprobación, citando precedentes de
intervenciones extranjeras para proteger a los civiles.

Investigación de la ONU

Combatientes rebeldes y activistas de la oposición dijeron que
mostraron a los inspectores de la ONU varias viviendas en el barrio de
Zamalka, un suburbio al este de Damasco, que fue alcanzado por el ataque
con gas de la semana pasada. También tenían previsto hacer pruebas y
entrevistas a sobrevivientes, como hicieron en su primera visita a la
zona el lunes.

Un video aficionado mostró el convoy de vehículos blancos de la ONU en una carretera acompañados por los rebeldes.

Mientras la misión esté en Siria es poco probable que se
produzca un ataque occidental, posiblemente con misiles disparados desde
buques estadounidenses en el Mediterráneo, lo que hace de la presencia
del equipo dirigido por el científico sueco Ake Selltrom un barómetro
esencial en lo que muchos esperan sea una ofensiva breve de un día o
dos.

Tampoco se espera que se produzca antes de que Obama reciba un
informe sobre el ataque con gas letal del 21 de agosto de sus servicios
de información cuyas conclusiones están bastante claras.

El Gobierno sirio, apoyado por Irán, niega haber atacado con
gas a su propio pueblo y ha prometido defenderse. Rusia ha sugerido que
los rebeldes podrían haber usado el gas venenoso.

La agencia estatal de noticias china recordó cómo información errónea fue utilizada para justificar la invasión de Irak en 2003.

La guerra en Siria dejó más de 100.000 muertos y llevó a
millones a dejar sus hogares, muchos dirigiéndose a Turquía, Líbano,
Jordania e Irak.

También ha incrementado las tensiones entre Irán e Israel, que
bombardeó Siria este año, y alimentó el baño de sangre sectario en
Líbano e Irak, donde una serie de ataques con bombas dejaron más de 70
muertos el miércoles.

El líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, dijo el
miércoles que una acción estadounidense sería “un desastre para la
región”.

Para saber más:

Armas químicas en Siria… la guerra que viene

Siria veta a 17 diplomáticos occidentales

Relacionadas

Comentarios