HistoriasMicrositio

El Mexican Moment fue… breve

En el escenario internacional inevitable, hay cosas que el gobierno pudo haber hecho bien. La economía mexicana no lo hará mejor que los BRICS, fin del encanto.

21-08-2013, 9:48:42 AM
El Mexican Moment fue… breve
*Jorge A. Monjarás, editor de Valor Corporativo

La revisión a la baja del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) a 1.8% desde 3.1% por parte de la Secretaría de Hacienda es la aceptación final de que a México se lo lleva la corriente internacional, como a todos.

No hace mucho había quien aseguraba que el tiempo de los BRICS había pasado y que, dada su desaceleración, éste era el Mexican Moment. Incluso en este sitio se escribieron algunos artículos al respecto. Ahora resulta que el 2% de pronóstico que se mantiene para el PIB brasileño, el 5% al que “apenas” llega India y el 7% de China están muy por arriba de lo estimado para este ilustre país.

Para crecer a 1.8% en 2013, anotan expertos, México tendría que crecer 2.8% en el segundo semestre, lo cual no se antoja tan probable.

¿Qué falló? Según los datos de INEGI específicamente la baja en la actividad extractiva y la construcción son los que más golpearon el indicador general, aunque también es cierto que la actividad en todo lo demás no muestra ningún dinamismo, que digamos.

Pero centrarnos en lo que más ha bajado, específicamente la minería y la edificación, nos da dos buenos ejemplos de lo que pudo haberse evitado para aminorar el impacto… y lo que no tiene remedio por el momento.

La minería (industria extractiva en general) cayó 2.1% anualizado en el segundo trimestre, pero viene de otra caída de 1.4% en el primero. De sus componentes todo cayó, incluyendo la producción petrolera y de gas, por cierto. Pero la minería tradicional es la que más ha caído, casi 4% por trimestre. Esto es resultado en gran parte de la desaceleración mundial, que ha bajado la demanda, una situación que, por cierto, es responsable de los problemas en Brasil y otros países latinoamericanos.

El otro indicador, la construcción, lleva dos caídas fuertes en 2013: 3.1% y 4 por ciento. Pero si las obras de ingeniería civil parecen aminorar su caída, la edificación está acelerando su baja: 5.1%. Esto es producto del cambio súbito de políticas de edificación de vivienda que mandó casi a la quiebra a las más grandes empresas del ramo, pero también paralizó al resto de la industria.

Es un error de esta administración: por no hacerlo poco a poco, por no negociarlo con los grandes jugadores, por dar un plumazo lleno de soberbia o quizá, por andar de mal pensado, para enlodar uno de los principales logros de las administraciones panistas.

Hayan o no tenido razón estos cambios, los responsables no lo hicieron bien. Ahí hay una buena cantidad de décimas de punto del PIB que prácticamente dejaremos de percibir este año, porque siguen sin existir buenas señales. Es necesario tomar en cuenta que la construcción de vivienda no se cae sola: arrastra con ella una infinidad de actividades económicas. Ahí nomás, está el cemento que lleva dos trimestres a la baja, pero son muchos renglones más en la cuenta del INEGI.

El Mexican Moment fue un momentito. Hay análisis como el de Monex que pronostican un avance de 0.5% en el PIB para 2013 (incluso le llaman escenario recesivo), lo cual se antoja exagerado, pero muy sus números.

Para llegar al 1.8% de crecimiento, el gobierno deberá ejercer para ya los muchos proyectos de infraestructura que planteó en su programa, plantear una solución para la vivienda y… dejar trabajar.

Esto lo decimos a cuenta de la Procuraduría Federal del Consumidor, que lleva más de 50 millones de pesos y decenas de lugares cerrados en “defensa del consumidor”, sin denuncia previa y por detalles que se lograrían solventar con un apercibimiento. En un momento en que la economía cae y no hay medidas monetarias que puedan llevarse a cabo (las tasas están hasta el suelo), bien le valdría al gobierno federal regular sin clausuras y multas millonarias, que quizá operadores como Alsea y McDonald’s aguanten, pero otros muchos restauranteros de mucho menor tamaño, no.

¿O se están desquitando por el Máximo Bistro?

*Si tienes algo qué comentarme puedes seguirme en Twitter @JAMonjarasM o nos vemos en Editores de Negocios, los jueves a las 19:00 por radiotv.mx

Para saber más:

Pacto por México, una burbuja a punto de reventar

¿Qué hacemos con Pemex?

Insuficiente, la reforma del PRD

Halliburton, Weatherford: La historia de los pozos zombies

Pozos zombie, ¿tan solo un salto al shale gas?

¿Deben las Afore invertir en Pemex?

Relacionadas

Comentarios